viernes, 3 de mayo de 2013

¿QUIÉN ES EN REALIDAD UN FOTÓGRAFO?

Por Alan Osornio
México (Aunam). La fotografía no es simplemente apretar un botón; tampoco es cuestión de magia. “El fotógrafo tiene algo más, algo que lo hace superior y de criterio por encima del promedio. El problema es encontrar qué es ese ‘algo’”, expuso Aldo Iram, presidente del Club Fotográfico de México

Durante la conferencia “Tú no eres un fotógrafo”, llevada a cabo en la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP), habló la diferencia entre ser aficionado de fotografía y ser un verdadero fotógrafo.

“Si tú como ‘fotógrafo’ no sabes manipular diafragmas, no sabes manipular ISO, no sabes qué es ISO, entonces no eres fotógrafo, porque tú no entiendes todos estos conceptos y por lo tanto no estás consciente de cómo funciona el medio”.

Para Aldo Iram, los “valores” fotográficos que debe tener cualquier fotógrafo y que le sirven como “escudo” son: el dominio técnico, la comercialización del medio, creatividad, estilo propio y, sobre todo, actitud y pasión.

“Los verdaderos autores de fotografía, los verdaderos creadores, son los que generan una visión o que generan una visión más sincera, tal vez, una visión más completa”.

Y es que, a partir del surgimiento de redes sociales como Instagram, (2010) donde cualquiera puede tomar una foto y aplicarle un filtro que la haga estéticamente atractiva, se ha dado un ‘boom’ de “fotógrafos”.

Aldo Iram cerró destacando el problema básico que delata y estanca el crecimiento de los aficionados al octavo arte: “Irónicamente, hay muchas más personas que invierten su tiempo en decirle a la gente ‘soy fotógrafo’ que en realmente hacer fotografía”.











Bookmark and Share

1 comentarios:

Aldo Iram Juárez dijo...

Lamento decir que la charla a la que fui invitado a participar en la ENAP se encuentra MUY tergiversada en esta nota. La frase que dió inicio a la charla (“El fotógrafo tiene algo más, algo que lo hace superior y de criterio por encima del promedio...") es un comentario que cité para hacer referencia a la subjetividad y estereotipos que abundan en el medio. No me motiva perpetuarlos, sino evidenciarlos como una circunstancia baladí, que complica la comprensión sobre los fundamentos del medio fotográfico. Supongo que debe ser mi culpa, debido a mi falta de experiencia como ponente, que hayan entendido algo completamente diferente, así que espero tener oportunidad de ser más claro en una ocasión próxima. Saludos.