lunes, 29 de abril de 2013

INCENDIOS: ECO DE UNA REALIDAD DURA Y TRISTE

Por Brigitte Martínez
México (Aunam). Las luces se apagan y por un instante lo único que permanece son los sonidos de la respiración de todos aquellos que no pudieron contener las lágrimas. Poco a poco se reincorporan en el aquí y el ahora como parte del público de un escenario. Las lucen encienden y los actores se colocan juntos al frente para recibir la ovación de su anonadado público.

La puesta en escena dura dos horas con veinte minutos, tiempo suficiente para conmover hasta el corazón más duro con la historia de Nawal (Karina Godi), su amor perdido, el seguimiento de su hijo arrebatado de sus brazos, su participación en la guerra, y su vida como prisionera en donde encuentra tortura y dolor.

Simón (Jorge León) y Julia (Rebeca Trejo) no comprender porque un día hace cinco años su madre Nawal enmudeció. Ni una palabra de aliento, ni un reproche, la vida iba lentamente y en silencio. No fue sino hasta después de la muerte de su madre que la intriga sobre su historia y su silencio los llevó a una investigación para encontrar lo que se escondía detrás de esa misteriosa mujer.

“Aprende a leer, aprende a escribir, aprende a pensar”, le dijo su abuela antes de morir a Nawal. Y ella obedeció, regreso después de un tiempo para escribir en la piedra de la tumba de su abuela su nombre. Cumplió su promesa y podía entonces alejarse del pueblo que tanto daño le había hecho en busca de su hijo arrancado, por su madre, de los brazos.

El camino resulta tormentoso. La guerra ha invadido cada rincón y cada espacio, se pueden ver a niños y madres llorando, gente inocente muerta al paso, e injusticia por doquier. Toma una decisión difícil que la conduce a la prisión en donde ella como decenas de mujeres son torturadas y violadas. La voz de la mujer que canta resuena en los oídos de sus captores, de sus compañeros de celda, y de sí misma. Suave y dulce se convierte en el eco de una realidad dura y triste.

La historia gira violentamente, sube y baja; tiene sorpresas y hallazgos, que duelen. Si una obra debe transmitir emociones Incendios transmite el dolor de una mujer, de una ciudad y de un conjunto de historias que se quedaron marcadas en el tiempo, en las personas que tienen la oportunidad de ver la obra.

Del 3 de mayo al 7 de julio la obra será presentada en el Foro Shakespeare, ubicado en Zamora número 7 en la colonia Condesa, con horario de viernes 8:30 de la noche, sábados 7 de la noche, y domingo 6 de la noche.









Bookmark and Share

0 comentarios: