viernes, 13 de noviembre de 2009

CONCLUYE PARTICIPACIÓN DE PÚGILES UNIVERSITARIAS


Por Luis Rodrigo Gallardo
México (Aunam).El boxeo femenil de la UNAM quedó fuera de los cuartos de final del Campeonato Nacional de Primera Fuerza, realizado en el Centro Nacional de Alto Rendimiento, y se extinguió la oportunidad de obtener medallas en dicho certamen, con las eliminaciones de Aracely Nava (51 kg) y Elisa Rojas(60kg), quienes cumplieron con una decorosa participación.

Aracely Nava, estudiante de la Facultad de Contaduría, se ha preparado durante dos años y en especial desde febrero para este evento. Participó en este año en torneos en los estados de Michoacán y Chihuahua, en los que obtuvo victorias. En lo que concierne al Campeonato Nacional de Primera Fuerza, durante la primera jornada, eliminó fácilmente a su contrincante Carmen Rodríguez, del estado de Hidalgo, al decretar el réferi, RSC (Réferi suspende combate), en el primer round en la categoría de peso mosca (51 kg).

Pero para la segunda jornada la púgil azul y oro enfrentó a Zuleim Urbina del estado de Sonora, con la que sostuvo cuatro parejos rounds en los que finalmente sucumbió 5 puntos a 3, quedando de esta manera eliminada de la competencia.

Voy a seguir entrenando todos los días, me encanta el box. Uno viene aquí pensando en ganar, aunque a veces las cosas no se dan. Me gustó la pelea que hice, desde ayer vi a mi contrincante, y sabía que tenía mucha experiencia y me sirvió mucho. Siento que no fue una pelea donde me hayan ganado de forma abrumadora, entonces seguiré trabajando mucho y compitiendo porque me gusta”, comentó Aracely Nava.

La otra representante Puma, Elisa Rojas, de buena estatura y brazos largos, corrió con suerte en la primera fase al avanzar por sorteo a la siguiente ronda, en la categoría de ligeros (60 kg). Ya instalada en cuartos de final, enfrentó a una dura y más experimentada Josefina García del Distrito Federal, quien a pesar de ser más baja de estatura y tener menor alcance, la eliminó por una diferencia abultada de puntos.

“Yo fui con todo, pero ella tenía gran resistencia; porque yo para el segundo round yo ya estaba muy cansada, y dejé el alma hasta donde pude, voy a tener que prepararme más para dar una mejor pelea. Este torneo me ha dejado mucho que aprender y no me queda más que tomar lo bueno de esta experiencia“.


Las peleadoras universitarias confían en mejorar en sus próximas actuaciones entrenando más fuerte, pero también, esperan recibir más apoyo para su preparación por parte de las autoridades del deporte de la UNAM, ya que éste, afirmó el entrenador Alexis Uzeta, no ha sido el óptimo para su adecuado desarrollo.





Bookmark and Share

Leer más...

INICIA EL ENCUENTRO LATINOAMERICANO DE DANZA CONTEMPORÁNEA

  • Habrá espectáculos coreográficos, talleres, conferencias, videodanza y presentación de solos, afirma la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM
Redacción Aunam
México (Aunam). El Encuentro Latinoamericano de Danza Contemporánea estará disponible hasta el 29 de noviembre y es organizado por la Dirección de Danza de la Coordinación de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con la colaboración del Festival Internacional de Danza y Medios Electrónicos (FEDAME). Las localidades en donde se llevarán principalmente estos eventos son: el Foro Sor Juana Inés de la Cruz, Sala Miguel Covarrubias y el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC).

Entre las compañías participantes están: Compañía Nacional de Danza, dirigida por Mimí González (Costa Rica) y Compañía Diana Restrepo (Panamá). De Argentina actuarán: Árnica danza-teatro, de Mabel Dai y Diana Theocharidis, así como Danza Teatro Guatemala, de Kazia Orantes (Guatemala). De México participan: Tatiana Zugazagoitia, Antonio Salinas y Clementina Calvo.

“Este año cuenta con la participación de Argentina, Guatemala, Costa Rica, Colombia, Perú y Panamá; representando a México están presentes las compañías del Distrito Federal y las ciudades de Tijuana, Hermosillo y Mérida,” informó un boletín de prensa de la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM.

“La UNAM es una institución siempre interesada en la investigación, en el trabajo escénico, la pluralidad y el intercambio de conocimiento,” comentó el tabasqueño Cuauhtémoc Nájera, titular de Dirección de Danza y quien en 2002 recibió en nombre de la Compañía Nacional de Danza el premio de la Unión de Cronistas de Música y Teatro de México, según informa la página de Internet la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM.

Los talleres de Danza y clases magistrales serán impartidos por coreógrafos y bailarines invitados al festival, quienes compartirán su experiencia con la comunidad universitaria; tales como: Adriana Castaños y Aladino R. Blanca, de México; Mabel Dai, de Argentina y Fernando Hurtado, de Panamá.

El coloquio titulado La Danza Vale tratará sobre los diferentes valores de la danza en la vida y se llevará a cabo en el MUAC, del miércoles 11 al viernes 13, a partir de las 10:00 horas. En estas conferencias, foros de debate y mesas redondas, participarán: Octavio Ardelaiz, de Colombia, así como: Lucina Jiménez, Saúl Quintanilla, Jorge Domínguez, Isabel Beteta y Margarita Tortajada, de México.

A lo largo de dos horas, el público asistente también podrá apreciar un maratón de solos que iniciará a las 14:00 horas del viernes 27. La cita es en el salón de ensayos de la Dirección de Danza donde bailarán: Sheila Rojas, Stephanie García y María Sandoval, entre otros ejecutantes, asegura en un boletín de prensa.

El festival dancístico se llevará a cabo del 14 al 28 de noviembre e iniciará con la participación de la compañía colombiana: Tercero excluido que, bajo la dirección de Natalia Orozco, actuará los días 14 y 15 a las 19:00 horas. Los días martes 17 y miércoles 18 se presentarán las compañías: Íntegro, de Óscar Naters (Perú), que ofrecerá el espectáculo Jardín de oro; Inside the Body, bajo la dirección de Aladino R. Blanca (México) con el espectáculo Happy times en momentos K-brones y Lux Boreal, que bajo la dirección de Ángel Aránbula (México) ofrecerá la coreografía Scrabble.

El costo anunciado es 80 pesos para entrada general y 40 pesos para estudiantes, académicos y trabajadores de la UNAM presentando credencial que lo acredite como tal. Las demás de las actividades, incluidas las funciones en el Salón de Danza, contarán con entrada libre. Para información adicional, se puede consultar la cartelera en la página de Internet www.danza.unam.mx.




Bookmark and Share

Leer más...

lunes, 9 de noviembre de 2009

ALLAN POE CONVIVE CON LOS MUERTOS MEXICANOS

Por Elizabeth García Montiel
México (Aunam). Las flores de cempasúchil, aserrín de colores, papel de china y veladoras eran parte del festejo mortuorio, todo ello acompañado de comida típica mexicana, agua, licores y cigarros, una mezcla mítica para celebrar a los habitantes del más allá.

A lo lejos del pasto que adorna “las islas” de Ciudad Universitaria, se escucha el sonido desgarrador que evoca a la muerte y al éxtasis, los sonidos de dos guitarras, un bajo, la batería y una voz casi idéntica a la de James Hetfield, vocalista de la banda Metallica, entonan un himno del metal Master of Puppets.

Al acercarse al escenario llamado Xibalbá, para verificar la calidad de la banda de covers, cuyo nombre nunca dijeron, se podía observar que los jóvenes no contaban con un vocalista, así que utilizaban una pista para tocar, estaban haciendo playback, ¡oh decepción!.

De esta manera empezaba el recorrido por la tradicional Mega Ofrenda del Festival Universitario de Día de Muertos, la cual se coloca cada año en CU. En esta ocasión participaron cerca de 62 altares, éstos rindieron homenaje a uno de los autores más sobresalientes de la novela gótica, Edgar Allan Poe. Poe, quien fue narrador y poeta estadounidense del siglo XIX, y este 2009 cumplió 200 años de su nacimiento, era un destacado literato de la novela corta, el cuento detectivesco y los relatos de terror y suspenso, por los cuales es más conocido.

Las ofrendas mostraban pedazos de algunos textos de Poe, los cuales iban adornados por estatuas o pequeñas figuras de cartón del autor, algunos gatos, calaveras y esqueletos ensalzaban los pequeños altares. El origen del Día de Muertos se remonta antes de la Conquista, en el llamado Festival de Muertos, celebrado entre los aztecas durante los meses de julio y agosto, como una fiesta para celebrar el final de la cosecha de maíz, frijol y calabaza, que formaban parte de la ofrenda a la diosa Mictecacihuatl, la dama de la muerte.

La ofrenda del Día de Muertos es una de las tradiciones más arraigadas en México. Se trata de un altar donde las familias mexicanas ofrecen un banquete a los espíritus de familiares difuntos que, según la creencia, llegan durante las noches del uno y dos de noviembre a visitar su hogar desde el más allá.

Actualmente, el pueblo mexicano recuerda a sus muertos colocando una ofrenda, en la que se utilizan veladoras, papel picado, calaveritas de azúcar, flores de cempasúchil, fruta de la temporada, copal e incienso, cigarros, pan de muerto, alcohol, fotografías de los difuntos y su comida favorita que va desde el mole hasta tamales.

En algunos lugares del país estas fechas se recuerdan con fiestas o con rituales celebrados en los panteones. En Mixquic, Distrito Federal, y en Pátzcuaro, Michoacán, la gente acude a los cementerios con comida, velas y flores, rezan en coro y no paran desde el primero de noviembre hasta la noche del día dos.

En “las islas, la colocación de las ofrendas comenzó desde el martes 27, pero el verdadero paseo por la ciudad de los muertos empezó el miércoles 29 en la noche y duró hasta el día dos de noviembre. En este año, a diferencia de los demás, las ofrendas fueron pequeñas y mostraron una falta de recursos a la hora de elaborarlos.

El altar del CELE (Centro de Lenguas Extranjeras) era uno de los más elaborados, pues mostraba una figura de Poe, la cual movía la cabeza y tenía un pergamino con una cita del autor traducida en varios idiomas, como rumano, italiano, japonés, alemán y portugués. La ofrenda de la Facultad de Medicina utilizó uno de los cuentos de Allan Poe para elaborar toda una temática relacionada con su profesión, el relato se titula El sistema del doctor Tarr y el profesor Fethe, la cual tenía un pedazo del cuento en audio.

Otros altares sobresalientes fueron el del Colegio de Ciencias y Humanidades, y el de la Escuela Nacional Preparatoria, en los cuales se notaba la elaboración y la dedicación de los alumnos en sus homenajes de Día de Muertos. Uno de los puntos más interesantes se encontraba en un cartel realizado por la Facultad de Ciencias, el cual consignaba que ellos no habían puesto su ofrenda porque en años anteriores las habían saqueado.

El Sindicato de Trabajadores de la UNAM (STUNAM) también participó en el festejo, colocando una ofrenda que tocaba el tema de la liquidación del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), en el cual se apoyaba a esta unión de trabajadores y se leían consignas dirigidas al gobierno mexicano.

Los dos escenarios montados en la periferia de la Mega Ofrenda, ofrecían espectáculos de danza y música, en uno de ellos, Xibalbá, había música contemporánea y popular, como el rock; y en el Mictlán se podían escuchar notas de música azteca, combinada con bailes. Al final, se encontraban puestos de comida “tradicional”, como tamales oaxaqueños y café de olla, amaranto, algunas calaveritas de azúcar y panes de muerto, los cuales se vendían a precios accesibles.

El festejo de Día de Muertos en Ciudad Universitaria se vistió con los mismos colores que todos los años, con un huésped muy querido por los universitarios asiduos a la lectura.



Bookmark and Share

Leer más...

EL RECUERDO DE EDGAR ALLAN POE EN LA UNAM

Por José Andrés Díaz López
México (Aunam). Parece domingo pero es lunes. Las calles de la capital mexicana hoy no sucumben ante el tráfico, el estrés, la caótica vida de este nuestro Distrito Federal, como lo hace cada inicio de semana. Ciudad Universitaria luce serena, tranquila, callada, sin el alma de miles de estudiantes que a diario la transforman en un ente de vida.

Y es que es un lunes distinto. Es dos de noviembre, Día de Muertos, el día en que los mexicanos recordamos, añoramos y visitamos a los que ya se nos adelantaron en el camino. La Universidad Nacional Autónoma de México también lo hace y este año la mega ofrenda de la institución de educación superior rindió tributo a uno de los más grandes escritores de suspenso de la historia: Edgar Allan Poe.

Ofrendas de casi todas las escuelas y facultades que componen a nuestra casa de estudios, conformaron la mega ofrenda ubicada en la zona denominada como “las islas”, el espacio de áreas verdes entre las Facultades de Derecho, Economía, Filosofía, Arquitectura, Rectoría y la Biblioteca Central.

El aire frío que ya comienza a anunciar la llegada del invierno, se paseaba entre los cientos de personas que se dieron cita para admirar la variedad de ofrendas montadas. El sol asomaba tímido en el cielo, su presencia no cobraba el sudor de los visitantes aunque tampoco se quiso perder las representaciones artísticas que recuerdan a la muerte.

Gente de todas las edades, aquí el Halloween no tiene lugar. No hay niños vestidos de vampiros, ni del muñeco diabólico Chucky, ni de Freddy Krueger, mucho menos diablitas ya no tan niñas con minifaldas seductoras y escotes apretados. Aquí los infantes disfrutan de la variedad de ofrendas, del olor a las flores de cempasúchil. Los jóvenes recorren el lugar junto con sus amigos, algunos disfrutando de un elote con chile piquín, otros degustando un chicharrón con pata de res y salsa, incluso hay algunos que con un picnic disfrutan de la tarde.

Los adultos y los abuelos visitan a su alma mater, recuerdan sus años de estudiantes y observan con nostalgia la ofrenda de sus facultades. Ni siquiera el terreno complica a personas con discapacidad y en silla de ruedas para observar las calacas, los muñecos, las calaveras, la comida ofrecida a los que ya han pasado por la puerta del Mictlán. A esa misma que todos habremos de tocar algún día.

Edgar Allan Poe: El maestro de la literatura de muerte

Este año las ofrendas giraron en torno a la vida y obra del maestro de la literatura de suspenso; el norteamericano Edgar Allan Poe. Facultades como la de Medicina tomaron como punto central de su ofrenda, una de las tantas obras del escritor como la historia de la Mansión Santé: Una obra que cuenta las peripecias que significan el vivir en un manicomio de París, mientras que Química representó al escritor con una animación de su rostro a computadora, al estilo de Tim Burton y su Cadáver de la Novia de más de medio metro de altura.

El Gato Negro, Berenice, El retrato Oval, Enterrado Vivo y otras obras del escritor, también fueron recordadas por las Facultades de Ingeniería y Psicología, la Escuela Nacional de Enfermería, entre otras. La cantera del equipo de fútbol de los Pumas también representó a su ofrenda a través de las obras de Poe.

Por su parte, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales colocó su ofrenda al pie de la escalera que lleva a la Biblioteca Central caminando desd “las islas”. Un tapete construido a partir de flores y semillas de distintos colores conformando la imagen de calacas y calaveras y la imagen de los estudiantes finados en Ecuador por los conflictos entre la guerrilla colombiana y el gobierno de ese país sudamericano, fueron los elementos que representaron a nuestra facultad en la mega ofrenda.

No todo son flores ni muertitos

Además de las ofrendas y las historias de Poe, el evento fue amenizado por estudiantinas, rondallas, danza árabe y bandas de rock alternativo y música electrónica. Todas convergieron en un mismo espacio. Así, con el recuerdo de aquellos quienes ya se nos fueron, las obras de Poe, la Universidad Nacional Autónoma de México celebra a la muerte, pero sobre todo nos recuerda que ésta es parte de la vida, misma que debemos disfrutar cada día, cada instante.







Bookmark and Share

Leer más...

PERO TIENE UN HIJO... QUE SE VISTE DE AMARILLO

  • Los del Pedregal se llevaron el triplete pues en el juego de la sub-17 y sub-10 también consiguieron el triunfo
Por Isaid Mera
México (Aunam). Los Pumas mostraron su paternidad sobre el América con un emocionante tres por dos con dos goles de Darío Verón y uno de Martín Bravo por los Universitarios y Salvador Cabañas por parte del cuadro de Coapa. El gol definitivo convertido por “La Rata”, de penal, fue de los que duelen, en el último minuto dejando tendidos en el terreno de juego a los amarillos.

El estadio Olímpico Universitario se vistió de gala para recibir “su clásico”, una gran entrada en el recinto de Ciudad Universitaria en el que el duelo de porras fue un ingrediente más para el, de por sí, buen agarrón en la cancha.

La cancha de C.U. se convirtió en un bunker gracias al operativo de más de 3 mil 500 policías supervisados por el Delegado en Coyoacán, Raúl Flores; los uniformados estuvieron instalados en los alrededores, accesos y dentro del estadio.

A pesar de ello, hubo algunos conatos de bronca en las tribunas y uno que pintaba para ser de mayores proporciones previo al inicio del encuentro que se suscitó en el túnel que lleva del Olímpico a la Rectoría; afortunadamente todo quedó en saldo blanco y lo más importante fue el resultado del juego.

Los Pumas saltaron al terreno de juego con el uniforme retro que se había anunciado, un bonito diseño que hizo recordar a las grandes glorias que portaron el uniforme con el puma enorme en el pecho. América, como lo ha venido haciendo en el torneo, también lució su uniforme que hace una remembranza del que portaba el último gran equipo de Coapa, el de los ochentas.

El partido empezó muy cerrado y se disputaba, en su mayoría, en la media cancha; tuvo que ser una pelota parada la que abrió el marcador. Tiro de esquina cobrado por Jehu Chiapas, la pelota llega a la cabeza de Verón, que con un soberbio cabezazo inauguró el tanteador. El estadio explotó y los cánticos de los seguidores auriazules se entonaban con mayor fuerza. Pumas ya ganaba.

La noche se pintaba azul y oro, pues los Universitarios controlaban el partido y mostraban cierto peligro en la cabaña de Guillermo Ochoa; tiros de Palencia y de Pablo Barrera que hacían trabajar al arquero americanista. Hasta que llegó el minuto 44 y cuando todo parecía que el parido se iba uno a cero al descanso, vino una calca del primer gol.



Nuevo centro desde la esquina de Chiapas a primer palo, Darío Verón busca la pelota y la alcanza a conectar con la cabeza, la pelota botó una vez y a regañadientes se coló al arco del América, pegadita al palo la bola movía las redes y hacía que el estadio explotara en júbilo.

Se terminaba el primer tiempo, pero no las esperanzas de América, pues en la tribuna los aficionados a los azulcremas vaticinaban una remontada, y así, ganar el encuentro. Los seguidores de Pumas no cabían de optimismo y alegría y apostaban a un cuatro a cero contundente.

Para el inicio de la segunda mitad, de nuevo Pumas controlaba las acciones, de hecho, al minuto 49, Francisco Palencia, el siempre verdugo de los de Coapa en todos los equipos que ha estado, realizó una gran jugada afuera del área quitándose a dos rivales y disparando con mucho veneno a la portería de Ochoa, el portero americanista tuvo que mostrar sus reflejos para mandar a saque de esquina pues la pelota buscaba el ángulo superior derecho.

América no veía por dónde hacer daño, hasta que en el minuto 53, el salvador del equipo, Cabañas, cobró una falta a las fueras del área, el disparo no llevaba mucho, pero entre tantos jugadores auriazules y americanistas, la visibilidad de Sergio Bernal fue nula y no pudo detener el disparo del guaraní, gol de las Águilas que daba esperanza y que hacía revivir a su fanaticada que, como siempre, fue severamente opacada por las porras auriazules.

A raíz del gol, los nervios hicieron mella de los Universitarios, pues ya les costaba mucho trabajo hilvanar series de pases, a pesar de ello, el juego continuaba empatado. Pumas buscaba terminar todo en un contragolpe y América una genialidad de Cabañas, pues, dicho sea de paso, los demás ofensivos americanistas brillaron por su ausencia en C.U., Esqueda, Montenegro, Beausejour y Rosineí fueron unos simples polluelos para Verón, Juárez y compañía.

En el minuto 76, ambas aficiones se quedaron sin aliento ya que Pablo Barrera tomó el balón en tres cuartos de cancha y lo llevó hasta el área americanista hasta ponerse de frente a Guillermo Ochoa, cuando los Universitarios contuvieron la respiración para gritar el tercero de la noche y los de Coapa se pusieron blancos del susto de verse derrotados, Pablito mandó su disparo al poste por lo que todo volvió a la normalidad en el Olímpico. Una pena, pues Barrera se merecía un gol por el gran partido que dio.

Todo era una fiesta en C.U. hasta que… de nuevo Cabañas, sí, el gran “Salvatore” de la patria azulcrema volvió a tomar el balón en un tiro libre directo, esta vez la pelota estaba colocada más lejos de la portería, pero también, esta vez cobró de manera magistral la falta clavándola en el ángulo superior derecho del arco Universitario. Golazo de Chava que puso al estadio en un silencio total de un lado y con algarabía en el otro, donde se encontraban las porras americanistas.

Pero segundos después de encajar el gol del empate, la Rebel entonó un cántico que se convirtió en la descripción de la noche: “Pumas no tiene mujer, Pumas no tiene marido, pero tiene un hijo puto que se viste de amarillo”. Al principio no se entendía muy bien el por qué cantarlo pues los de Coapa le estaban sacando el triunfo de la bolsa a su equipo. Minutos después se supo la razón.

Ricardo Ferreti, siempre atinado con sus cambios, mandó al terreno de juego a Martín Bravo por un Francisco Palencia que dejó todo lo que tenía en el terreno de juego. El destino tenía tocado a Martín para ser el héroe de la noche.

Al minuto 90 cuando la prensa baja a la cancha, cuando los vendedores del estadio hacen sus últimas cuentas, cuando algunos empiezan a buscar las salidas, cuando el árbitro dice cuánto se agregar… cuando América pensaba que salía vivo, ocurrió la jugada que definió el encuentro.

Centro al área americanista y Juan Carlos Valenzuela torpemente interrumpe el camino de la pelota con la mano; Eduardo Gasso, árbitro central, no duda en señalar la pena máxima. Las caras de los amarillos se desencajaron y los rostros de los Universitarios mostraban una sonrisa burlona, pícara, ante el señalamiento del penalti.

Martín Bravo tomó el balón, lo acomodó en el manchón, dio 10 pasos para atrás; en la banca, Tuca Ferreti observó su reloj, ya era hora de ganarle al América. Bravo continuó con el ritual previo al cobro, suspiró cuatro veces y puso la mirada en donde también pondría la pelota, en el ángulo, se enfiló a la portería y disparó al arco, el Olímpico, a una voz, entonó la palabra más bonita en el futbol, ¡Gol!. Gol de Pumas y a otra cosa. El clásico se lo llevaban los felinos.

Y sí, Pumas tiene un hijo… que se viste de amarillo. Tres a dos al América, el primer mandamiento para los Universitarios se cumplió, cuando tengas una playera amarilla enfrente se le debe de ganar, y se le ganó




Bookmark and Share

Leer más...