viernes, 20 de diciembre de 2013

CONCLUYE FESTEJO DE RADIO CIUDADANA POR SU 10 ANIVERSARIO

Por Daniel Corona
México (Aunam). Radio Ciudadana celebró la última Mesa por su 10 Aniversario. En la ponencia, en las instalaciones del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), se dieron ejemplos de proyectos que organizaciones civiles han echado andar y progresan en el cumplimiento de sus objetivos.

Las ponencias estuvieron moderadas por el director general de IMER, Carlos Lara Sumano y estuvieron a cargo de la licenciada en Ciencias de la Comunicación, Laura Breña Huerta, fundadora de lniciativa Ciudadana y Desarrollo Social (INCIDE Social, A.C.), el psicólogo Luis Enrique Hernández Aguilar, presidente de El Caracol, A.C., el sociólogo Gabriel Isaac Rojas Arenaza y María Eugenia Romero Contreras, directora de la organización Equidad de Género: Ciudadanía, Trabajo y Familia.

En primer lugar, Laura Breña dijo que la radiodifusora ha brindado espacio para 222 programas y 16 más entrarán al aire el próximo año, todo esto gracias al esfuerzo y apoyo de organizaciones de la sociedad civil que querían ser escuchadas.

Radio Ciudadana ha reconocido los derechos humanos y le da voz a los grupos vulnerables, como a las mujeres y a la sociedad lésbico-gay.

Desde la alternancia del 2000, la sociedad civil exigió a la Secretaría de Gobernación el empoderamiento de medios de comunicación y uno de los frutos de dicho reclamo fue la promulgación de la Ley Federal de Transparencia de Acceso a la Información Pública Gubernamental en 2002.

Las características dignas de replicar en las demás radiodifusoras, especificó Breña, son la conformación de un Consejo de Programación, la capacitación técnica a los ciudadanos que quieren hacer programas de radio, la defensa de la libertad de expresión, la correcta configuración del mensaje y la ética de una radio pública, no comercial.

Los retos a los que se enfrenta son la difusión de Radio Ciudadana en redes sociales, el uso de organizaciones civiles para hacerla visible y la estimulación a los ciudadanos para hacerlos partícipes de los acontecimientos sociales.

La comunicóloga no podía dejar pasar el momento para hablar de la reforma a la Ley de Telecomunicaciones de 2006, la conocida como Ley Televisa, donde el IMER se pronunció en contra de las leyes emitidas de dicha reforma y protestó dejando de transmitir su programación cotidiana.

Si queremos combatir la corrupción y buscamos la democratización de los medios para aplicar el derecho humano a la información; Radio Ciudadana coadyuva para que la sociedad no sea indiferente con lo que pasa afuera, dijo Breña.

En su turno, el psicólogo Hernández Aguilar señaló que el esfuerzo de la ciudadanía para lograr esos espacios es loable. Su organización fue ejemplo de ello.

Lo realizado por diversas organizaciones es una “batalla social contra la discriminación y la violación de Derechos Humanos”. En Radio Ciudadana encontraron un espacio para difundir su misión. Sin embargo, tener un programa en la misma enseñó mucho a la organización, por lo que también la considera una gran escuela.

Al programa empezaron invitar a chavos que padecían en carne propia vivir en la calle. Este ejercicio fue muy revelador para la organización. Así, el proyecto evolucionó de llamarse Señales para el cambio a Nos llaman calle, transmitido en línea en Código DF. Esta gente ya colabora en el programa como corresponsales o especialistas en diversos temas.

Otra cosa que les enseñó Radio Ciudadana es perderle el miedo a hablar por una posible censura. Por ejemplo, sobre la limpieza de las zonas viales. Pudieron hablar de cargos, decir nombres y no hubo mordaza; eso es digno de reconocer.

La organización Caracol entendió que deben tener un medio de comunicación permanentemente, ejerciendo el derecho a la información, por lo que ya tienen emisión de radio por internet (Espiral Radio). Escucha las otras voces de la ciudad es el slogan que ocupa la organización para posicionar la opinión de la gente que vive en la calle.

También se logró aglutinar a 25 titulares de entes de Gobierno para que discutieran con la organización, resultado del activismo de la organización.

El sociólogo Gabriel Isaac Rojas Arenaza es director general de la institución Édnica IAC que se dedica a defender y promover los derechos de niñas, niños y adolescentes que trabajan en espacios públicos.

Informó que el programa está cerca de finalizar su ciclo y todo este mes han tratado de recuperar temas importantes para Mi voz sí vale. Hablemos de nuestros derechos, el cual ha sido producido por sólo dos organizaciones y crecido gracias al apoyo ciudadano.

A muchos grupos se les ha invitado para colaborar, independientemente si pertenecen a la sociedad civil, religiosa o política, como la entrevista a la diputada de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Dinorah Pizano, transmitida el próximo 19 de diciembre.

Esta característica, apuntó Rojas Aranza, hace a Radio Ciudadana una emisora libre; nunca recibieron algún tipo de censura o regaño por algo que se transmitió. Espera que vengan muchos años más para este espacio merecido por la ciudadanía.

María Eugenia Romero Contreras es directora de Equidad de Género: Ciudadanía, Familia y Trabajo A.C., organización feminista que se dedica al empoderamiento de las mujeres en diversas áreas de la vida pública para lograr la equidad entre hombres y mujeres. Ella fue la cuarta integrante de la mesa que habló sobre Radio Ciudadana.

Mencionó que la existencia del IMER es fundamental por darle un espacio radiofónico a las organizaciones civiles que informan sobre los temas que el Gobierno no puede o no quiere tratar. De esta manera rompe un paradigma obsoleto e implementa uno nuevo: darle cabida a las minorías.

Un ejemplo de los temas poco tratados en los grandes medios de comunicación es la campaña “Mejor condones que biberones” y otras contra el femenicidio, donde fueron pilares el IMER, la UNAM y Equidad de Género.

Finalizó al decir que Radio Ciudadana debe servir como ejemplo para el resto de las emisoras, empezando con las del ente descentralizado del IMER, para programar contenido de los ciudadanos para los ciudadanos.

Tras dudas de los asistentes, Carlos Lara aclaró que las emisoras se adaptan tecnológicamente para el microcast (clip de audio de poco peso) y por eso algunas están suspendidas, pero es sólo temporal.

También afirmó, en respuesta a una intervención de Aunam, que el Instituto está preocupado por la difusión de la música rock en español y para ello está implementada la emisora Interferencia en el 710 de AM

A un comentario del auditorio, Hernández Aguilar replicó que ordenar la agenda de un programa de radio es complejo, ya que se necesita considerar a todas las organizaciones que están inmiscuidas.

La licenciada Breña, respondiendo a otro comentario, dijo que ya se tienen 10 años de experiencia en el entretejido que se forma entre personas con el mismo interés. Es difícil, pero no imposible.

El sociólogo Rojas Arenaza aconsejó formar redes en la sociedad con individuos afines a las inquietudes o a las preferencias de la organización en la que se desenvuelven y es muy probable que puedan conocer a más gente así.

Al respecto, Romero Contreras dijo que es imprescindible trabajar en redes, buscando las coincidencias entre personas independientemente de las creencias religiosas o políticas.

Así se desarrolló la última de cuatro mesas que se realizaron con motivo del décimo aniversario de Radio Ciudadana, del IMER.






Bookmark and Share

Leer más...