miércoles, 13 de junio de 2012

EMIGRACIÓN A EU: CALVARIO QUE DEJA HUELLAS


Por Ana María Medina Estrada
México (Aunam) El migrante tonatiquense es tradicionalista, amante de su tierra y su familia, se sacrifica y deja a los suyos para buscar mejores oportunidades de vida; llega a Estados Unidos y se junta con sus paisanos, son tantos que en el estado de Illinois ya existe “el nuevo Tonatico”.

Tres mil quinientos habitantes conglomerados al sur de ese estado americano y todos comparten un mismo sueño: mejorar la calidad de vida de su familia y apoyar a su querido pueblito, que paciente espera su regreso, al sur del Estado de México.

Armando Ferrer Ayala tiene 34 años y cuenta su historia sobre el calvario vivido durante su travesía, cuando debido a una economía imposible de sostener, se vio forzado a abandonar a su esposa y su pequeña hija. Reconoce que a pesar de una existencia llena de limitaciones materiales y emocionales, encontró motivos para mejorar su situación.

Tras una juventud que hoy describe como difícil y triste, se armó de valor para cruzar “al otro lado” de la frontera, animado por sus primos y hermanos quienes ya habían vivido esa experiencia.

Regresa para cumplir un sueño largamente acariciado

Armando regresó a Tonatico, después de una larga ausencia, para cumplir un sueño largamente acariciado por él, su esposa Elizabeth Ayala Estrada y su hija Andrea Ferrer Ayala: estar de nuevo juntos en casa.

Armando vivió en Estados Unidos de Norteamérica por 5 años, durante ese periodo, se construyó la casa de su familia en Tonatico y abrieron un pequeño negocio de vinos y licores.

La situación no es sencilla, después de una larga ausencia, muchas cosas cambiaron, la pequeña Andrea creció lejos de su padre. Algunos de sus compañeros de clases viven una situación similar, incluso muchos nacieron y crecieron hasta la pubertad sin idea alguna de la identidad de su progenitor, hay quienes se resignaron a no verlo, y otros dejaron de esperar el dinero prometido que jamás llegó.

Andrea habla poco. Su papá trata de conversar con ella; sin embargo, se mantiene callada, atenta a la pantalla de su teléfono celular. Apenas levanta la mirada para observar a Elizabeth. No participa en la conversación y cuando Armando le dirige la mirada, “Andy”, como él la llama, se mantiene atenta al teléfono.


Tonatico

Tonatico se encuentra en el sur del Estado de México, de acuerdo con el último censo de población, tiene 25 mil habitantes. En este municipio, entre el año 2000 y 2005 la población se redujo de 11 mil 500 personas a 10 mil 900. De acuerdo con Eduardo Sandoval Forero y Ernesto Guerra García, se estima que al menos cinco mil tonatiquenses radican en la Unión Americana, asentados, principalmente, en los estados de Illinois, Chicago y California.

Según tales cifras, la población de Tonatico decreció en 600 personas, cifra que resulta inédita dentro de los 125 municipios del Estado de México, para el fenómeno de la emigración.

Los habitantes que se quedan en el municipio, viven en gran medida de las remesas de dólares que reciben, también construyen sus propiedades e inyectan capital a una de las actividades principales del municipio: el cultivo de cebolla.

Existen pocas alternativas para los emigrantes y el gobierno parece indiferente. El presupuesto anual del ayuntamiento en el municipio de Tonatico es de 25 millones de pesos, misma cantidad que recibe el lugar como producto de las remesas enviadas por quienes dejaron su país en busca de oportunidades.

El alcalde de Tonatico, José Luis Pedroza Beltrán, explicó: “son migrantes que no se olvidan de su gente y no están molestos por salir de su país; eso lo explican con su apoyo constante. Las remesas que envían equiparan al presupuesto anual del municipio”.

“Independientemente de los recursos que envían a sus familias, también mandan dinero para las fiestas patronales, colaboraciones para los servicios médicos y los programas comunitarios”, señaló David Colín Guadarrama, secretario municipal de Tonatico.

Los gobiernos estatal y municipal planean crear un programa de apoyos para incentivar a los migrantes que desean regresar a su sitio de origen, así, se pretende que los migrantes sean pequeños empresarios en el lugar donde nacieron.

El proyecto final se presentará en dos meses; el cual consiste en dar apoyo a los migrantes y así puedan regresar a Tonatico, donde se desarrollarán como pequeños empresarios, mediante una franquicia impulsada por el gobierno municipal y el gobierno del estado de México, señaló el tesorero municipal Humberto Cruz García.

El primer paso es otorgar apoyos a los emigrantes, para que adquieran una oportunidad de negocio a desarrollar en su municipio, luego se les dará capacitación para formar pequeños empresarios y generen fuentes de empleo regionales.

La segunda parte del proyecto consiste en invitar a quienes residen en Estados Unidos a financiar a sus paisanos en la instalación de negocios en la localidad; el el gobierno municipal fungiría como intermediario para la administración de recursos y la capacitación de los emprendedores.

“Estamos trabajando en la posibilidad de que los migrantes que tienen capital para invertir, participen desde Estados Unidos con remesas para impulsar este proyecto”, señaló el presidente municipal.

De acuerdo con estudios realizados por Juan Gabino González Becerril en su artículo “Migración y remesas en el sur del estado de México”, existen dos tipos de remesas que los emigrantes envían al municipio de Tonatico. La primera es una remesa individual, enviada en forma monetaria o en especie, del migrante a sus familiares; la segunda se refiere a envíos colectivos y empresariales, es decir, recursos cuyo origen no es salarial, éstos están dirigidos a inversiones sociales o formación de empresas binacionales o transnacionales.

Las remesas enviadas por los migrantes constituyen una importante fuente de ingresos para el municipio que no puede ser ignorada por su ayuntamiento, ni por el gobierno estatal que, desde mitad de la década de los 60, estudia el flujo de dinero por concepto de remesas en el municipio, según precisa González Becerril .


Fotos: Wikimedia Commons
1. U.S. National Archives and Records Administration
2. Tomas Castelazo


Bookmark and Share

Leer más...

PUMITAS, CREANDO UNA FAMILIA


Por Carlos Andrés Flores Zulbarán
México (Aunam) Fomentar valores, apoyo de forma constante, enseñar que a veces se gana, pero también se pierde y eso no es algo malo, sino que de ello se aprende, es el fundamento principal de Pumitas.

Una institución deportiva que tiene como objetivo educar a los niños, busca crear un lugar donde los pequeños estén seguros, se diviertan y sean mejores seres humanos en un futuro no muy lejano. Así la describe Oscar Javier García Martínez, alumno de sexto semestre de la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Ante la escasez de parques acondicionados, el problema de vivir en departamentos pequeños y el riesgo que significa salir a jugar a la calle, Pumitas ofrece un espacio recreativo para acercar a los niños al deporte y enseñarles el valor de una familia. “Mi responsabilidad es formarlos tanto deportivamente como para la vida diaria”, comentó Oscar García.

Pumitas ha sido semillero de grandes jugadores quienes, luego de estar en las filas de esta institución, tienen la oportunidad de pisar el césped del estadio de Ciudad Universitaria, jugando para el equipo Pumas de la UNAM dentro de la liga profesional de futbol de nuestro país; como ejemplo están: Joaquín Beltrán, Sergio Bernal y Jaime Lozano.

Oscar lleva dentro del plantel 18 años y su etapa como jugador le permitió relacionarse con otros niños, crear amigos, que ahora también son entrenadores, y, lo más importante, formar una familia que durará para toda la vida.

Un monitor de Pumitas tiene grandes responsabilidades, le corresponde guiar a los niños, enseñarles el significado de la unión, orientarlos e inculcarles que un equipo es de once niños y todos son iguales.

Existen varias categorías. El niño puede empezar a los tres años y seguir hasta los catorce, el límite de edad para ser jugador. En los niveles superiores se realizan torneos y se buscan talentos.

En las categorías inferiores, el trabajo consiste en conseguir, al finalizar el ciclo, un nivel de juego similar en los niños de todos los equipos.

En Pumitas existe un contraste: por un lado, hay niños que llevan mucho tiempo jugando en la institución y tienen mayor estrategia en futbol; pero también asisten chicos con dificultades para pegarle a la pelota, en ocasiones eso se explica porque sus papás los obligan a jugar. Así que, un monitor tiene de tarea hacer que un jugador complemente al otro y se ayuden entre sí.

El entrenador debe aplaudir el logro de aquel que por primera vez le ha pegado dos veces consecutivas a la pelota; mientras que, a quien está acostumbrado a meter veinte goles por partido, se le dice en secreto que es el mejor jugador de la plantilla, pero hay que darle oportunidad a los demás, “eso me ha funcionado”, explicó García Martínez.

Los conflictos que surjan se deben resolver en equipo, es el principal fundamento infundido en los niños. Si alguien se equivoca o se pelea, afecta a todo el equipo y si no se ofrece una disculpa al compañero agredido, no se puede avanzar. “Es grato y sabes que haces bien tu trabajo cuando escuchas decir a los niños: ‘Anda, ¡ya!, pídele disculpas’, ‘Perdónalo’, ‘Vamos a jugar, somos amigos’. La integración del grupo es lo más importante”, concluyó.






Bookmark and Share

Leer más...

martes, 12 de junio de 2012

NECESIDAD URGENTE, CONOCER A FONDO A HOMBRES Y MUJERES DEL PODER

Por Adriana Ibáñez Morales
México (Aunam) Calderón de cuerpo entero, escrito por Julio Scherer García, uno de los periodistas fundadores de la revista Proceso, presenta una investigación periodística basada en documentos que recibió de forma anónima; asimismo, aborda el producto de una reunión entre él y Manuel Espino, ex presidente del PAN (Partido Acción Nacional), quien a causa de diferencias con el presidente Felipe Calderón fue expulsado del grupo político al que pertenecía.

Partiendo de estas premisas, el libro se vuelve atractivo porque permite conocer a la persona sentada en la silla presidencial, teniendo como consideración que rumores y secretos a voces han perseguido al mandatario mexicano durante todo su sexenio.

A través de diferentes historias contadas por Manuel Espino, quien presentó documentos probatorios, y con información recopilada por la revista Proceso, se dan a conocer las diferentes acciones y decisiones que Calderón utilizó para llegar al puesto que hoy ocupa: la presidencia.

El autor habla de temas como el alcoholismo, la “Ley Televisa”, la cuestionada elección del 2006, la corrupción en el PAN por parte de amigos y familiares cercanos, como César Nava y su paso por la dirección jurídica de Pemex, así como los contratos otorgados por medio del tráfico de influencias a la familia de Juan Camilo Mouriño para la misma empresa de petróleos. También, menciona la estrecha relación entre el presidente y Elba Esther Gordillo líder del SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación), entre otros actores políticos quienes han jugado un papel importante.

La decadencia que el PAN ha venido sufriendo durante los últimos años, es otro punto clave de la obra de Scherer García, una situación que no se quedó dentro del partido, si no que sobresalió y afectó de forma directa a México.

“Un ser inescrupuloso y perverso, mezquino, desleal, a principios y personas”, refiere el libro, es la imagen que tiene ahora nuestro presidente.







Bookmark and Share

Leer más...

lunes, 11 de junio de 2012

ENTRE ROJA Y AMARILLA, UNA VIDA DE PAPEL

Por Juan Tototzintle Nava
México (Aunam). Son las nueve y media de la mañana de un día domingo, ¿de cuál?, no importa, pues en todos los días la rutina se repite: la gente va y viene por el centro de Huixquilucan, Estado de México. Ahí, a unos pasos de la plaza principal un hombre tiene mucha actividad, se trata de uno de los más solicitados aquel día a esa hora: el vendedor de periódico.

Responde al nombre de Ramiro Peña; según indica ya ha perdido la cuenta, pero lleva entre 18 y 20 años de dedicarse a esa actividad, 10 de los cuales los ha hecho en su local actual, en el centro de Huixquilucan, que como dato adicional es el único que existe en el lugar.

El puesto es de su propiedad, lo adquirió “por contactos, pues a esto nos dedicamos varios de la familia”. Señala que tienen puestos en el municipio de Naucalpan, en un lugar conocido como Río Hondo, y en la colonia Argentina.

Su jornada de trabajo es de siete de la mañana a cinco de la tarde, para lo cual se levanta a las 4 y media y se va a conseguir los periódicos “en un expendio en el centro; ahí llegan todos, ahí centralizan todos los periódicos”.

En su puesto tiene una gran cantidad de periódicos y revistas aunque reconoce “obviamente lo fuerte es el periódico”. El que se vende más es El Gráfico “por lo económico, tres pesos”. Los que menos se venden son El Día, Rumbo de México y La Crónica de Hoy. Durante el tiempo que se realizó la entrevista así se pudo comprobar, pues El Gráfico era el más demandado, seguido muy de cerca por La Prensa, en una proporción casi de uno a uno.

Las revistas más vendidas son Muy Interesante y Tv Notas. Al preguntarle cuál es la que menos se vende, su respuesta es “¡Uy!, no acabaríamos, son varias. Alguna que no se venda, pues que te puedo decir, elige al tanteo la que gustes”. Luego de pensar un poco más responde “las de manualidades”.

Indica que lo que no se vende es regresado al proveedor en la mayoría de los casos, y este a su vez lo regresa a la editorial; y en algunos casos más se los queda Ramiro, aunque en este último, es mínima la pérdida económica, pues “llevas un control, sabes más o menos lo que se vende y lo que no se vende y no te embarcas así con la cuenta, compras 2, 3; sabes más o menos tus clientes que es lo que piden”.

Y tanto es que sabe lo que piden que desde que ve venir a sus compradores frecuentes ya les tiene preparado su diario; La Prensa para un señor, El Gráfico para otro y el Esto para otro más. Incluso bromea con un cliente al darle El Gráfico en vez de La Prensa; el bromeado se da cuenta pronto, “ahora lo sentí más flaco” le dice al vendedor y de inmediato es cambiado ante una sonrisa mutua.

En cuestión de ganancias, es difícil obtener alguna información: “Varía, nadie te va a decir lo que vende”, aunque después de insistir, dice un porcentaje: “20 por ciento, quince por ciento, veintitantos por ciento” de cada publicación. Señala que también recibe comisión por venta de tarjetas telefónicas y que algunos de los vendedores también comercian con cigarros y dulces. En su caso esto no ocurre.

“Lo que más se vende es el amarillismo y los deportes” comenta, al tiempo que señala un ejemplar de La Prensa y otro de Récord. Él también lee algunas publicaciones de las que vende, como el mismo Récord, además de México desconocido y Relatos e historias, las cuales considera “lecturas muy, muy buenas”.

La entrevista transcurre de una manera fluida y cada vez con más soltura por parte de un entrevistado que primero se mostraba algo tímido. Sin embargo al salir el nombre de la Unión de Expendedores y Voceadores, a la cual pertenece, su comportamiento cambia: “hay cosas que no te puedo decir”. Señala que es por un reglamento interno que existe.

Comenta que él sí vende Proceso, aunque ha recibido instrucciones que no se venda, pero prefiere no tratar el tema, sólo remata “son cosas de allá arriba”. Él la ha leído y considera que ahí se hace un “verdadero periodismo de investigación”. Indica que a veces le han llegado a pedir todas y las tiene que regresar y en otras ocasiones llega alguien y le compra la totalidad de las que tiene, argumentando “es que las necesito para un trabajo”.

Aquel hombre de playera roja y una gorra del mismo color, alusiva al equipo de futbol Monarcas, reconoce que pese a ser un trabajo demandante, a él le gusta, “si no, no estaríamos aquí”, señala. Lo más difícil son las desmañanadas. Cuando quiere salir deja “a alguien de confianza”, aunque difícilmente se despega de su puesto.




Bookmark and Share

Leer más...