viernes, 17 de enero de 2020

UNA FACETA INEXPLORADA EN LA VIDA DE UNA ESCRITORA

Por Diana Alejandra Lugo Merino
Ciudad de México. (Aunam). “Me gusta que los estudiantes luego de revisar un texto lleguen emocionados a clase”, ya sea porque entendieron o porque no entendieron algún tema, a Irma Pineda le entusiasma que en sus clases, sus alumnos cambien su manera de pensar o generen nuevas ideas acerca de temas que parecían estar resueltos como son la cultura o la identidad.


¿Cómo inició?

En una fonda ubicada frente a la Cámara de Diputados, mientras espera a que sirvan el desayuno y escuchando de fondo “te quiero” de Hombres G en la radio, Irma Pineda, quien viste una blusa de colores vivos y lleva el cabello suelto que casi llega a los hombros, cuenta cómo fue que a su vida llegó la docencia:

En la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabajando con un profesor que impartía clases, llevó a cabo labores de adjuntía siendo ese su primer acercamiento a la docencia para luego participar en un programa llamado “México, nación multicultural”, mismo que hace unos años cambió de nombre a Programa Universitario de Estudios de Interculturalidad y Culturalidad de la UNAM, ahí fue donde impartió sus primeras clases. Posteriormente fue a vivir a Juchitán para continuar dando cátedra en la Normal Superior y después en la Universidad Vasconcelos en Oaxaca.

“Me gustaba más dar clases en Nutrición o Enfermería, incluso en Derecho eran más participativos”.

A pesar de haber impartido clases en distintas Escuelas y Universidades, muchas veces no siempre sucede lo que se espera, pues se ha llevado sorpresas al ver que alumnos del área de la Salud son más participativos y asisten con más entusiasmo que los de Ciencias Sociales, de quienes se esperaría mayor injerencia en temas relacionados con educación, género y pueblos indígenas, su especialidad.

“Recuerdo una vez que di una clase sobre educación y yo les pregunté acerca de lo más contemporáneo respecto a movilización indígena y nadie respondía, yo les insistía diciéndoles: Oigan jóvenes son de Ciencia Política y seguían sin contestar, eso me hacía pensar que eran una generación súper desinformada”.

Acerca de sus clases

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y Maestra en Educación y Diversidad Cultural por la UPN, cubre en la Unidad 203 de la misma, asignaturas que están relacionadas con cultura, interculturalidad, educación y comunicación, otras con Historia y e identidad, así como unas más con género.

“Yo en mis clases trato de que sí revisemos primero un poco de teoría, se llevan los materiales, leen, en clase los discutimos y así es prácticamente un mes y ya después los mando a trabajar algún proyecto y ya con eso van vinculando las lecturas”.

Es aquí donde se encuentra su parte favorita de enseñar; disfruta mucho observar cómo mediante su trabajo puede hacer que sus alumnos cambien su perspectiva o su manera de pensar respecto a ciertos temas a partir de las lecturas y el análisis de las teorías.

Le gusta vincular a sus alumnos con la comunidad a la que pertenecen mediante los proyectos que realizan; ellos y ellas para desarrollar sus proyectos han trabajado con diferentes sectores como son mujeres, niños, y personas con capacidades diferentes, este último realizado por una chica que llegaba a sus clases en silla de ruedas, aunque no han sido los únicos.

“También cuando di una clase de género un chico que es deportista que entrena a equipos de voleibol empezó a trabajar con las mamás y papás y los jóvenes deportistas talleres sobre género y eso estuvo interesante porque en el deporte se da mucho el tema de exclusión por género”.

Le gusta observar el proceso que supone la transformación en el pensar de sus alumnos y más que eso, ver de qué manera aterrizan tal o cual teoría en un proyecto que va a mover algo en la comunidad.

La poesía tiene lugar en sus clases

“A veces si tú quieres entender una cultura específica, revisar su literatura te permite entender cosmovisión, sistemas de relaciones sociales, sistemas de organización y por eso también se presta para análisis”.

De esta manera, integra sus poemas a sus clases, pues muchas veces son éstos mismos los que funcionan cuando se ve cierto tema o cierta teoría, además de que con estos textos busca dar a sus alumnos un “escape” de tantas teorías pesadas, que lean otros materiales relacionados con cultura.

Otra manera en la que se integra la poesía zapoteca en las clases impartidas por Irma Pineda es mediante los mismos alumnos:

“Yo no les digo nada y a veces llegan a la clase con algún poema y me dicen ¿qué significa esto? O ¿por qué escribió esto? No entendí este poema. Y cuando ellos tienen actividades también me invitan, como varios ya son maestros me invitan a leerles poesía a sus alumnos o como jurado si organizan concursos de poesía”.

También, a pesar de dar cátedra a alumnos universitarios, ha interactuado con niños debido a que su último libro publicado titulado “Chupa ladxidua” o “Dos es mi corazón” va dirigido a ellos.

“Es más complicado para mí tratar con niños. Es que depende de tu carácter, hay gente que le gusta y tiene la habilidad de tratar más con los niños, pero yo siento que no tengo tanta paciencia, a los grandes los puedo regañar al menos”, sonríe.

Sin embargo, y a pesar de eso, también le gusta, pues es a ellos a quienes ha dado clases totalmente en zapoteco, como parte de un proyecto en primarias indígenas en las que impartió cursos sobre literatura zapoteca.

¿Alguna dificultad?

“Generalmente no, a veces, como pasa en todos lados, en las escuelas se establecen cotos de poder y entonces hay grupos enfrentados y si tú estás en el grupo que no tiene el poder pues no te apoyan mucho para hacer cosas”.

Esta representa la única dificultad que ha tenido Irma Pineda a lo largo de su carrera como docente, pues además agrega: “Yo trato de hacer bien mi trabajo y además de llevar otras cosas a los estudiantes como cineclubes, talleres, charlas, conferencias, en este aspecto no he tenido ningún problema”.

Conocer este perfil permite saber un poco más acerca del trabajo que realiza Irma Pineda fuera de la poesía, muestra su versatilidad y capacidad para desempeñar diferentes tareas y brinda una visión más completa de su persona. Irma como representante de los pueblos indígenas de América Latina y El Caribe ante la ONU comienza sus funciones en el 2020, sin embargo esto no significa que deje de ser profesora o escritora, pues siempre encuentra tiempo para hacer lo que le apasiona.

“Yo espero publicar algo, la verdad es que casi todo el tiempo estoy escribiendo, tengo otros 4 libros que no he podido publicar, pero yo de crear, de escribir siempre lo estoy haciendo, me gusta mucho”.






Bookmark and Share

Leer más...

jueves, 16 de enero de 2020

CANAL ONCE: PARA NIÑAS Y PARA NIÑOS

  • La televisora del Politécnico integra la leyenda “niñas” en la transformación de su logotipo
Por Andrea Albarrán
Ciudad de México (Aunam). Canal Once presentó la decisión de transformar el logotipo de señal infantil, más acorde con los colores institucionales y para visibilizar a la mitad de sus televidentes.


En el evento conducido por los personajes protagonistas de la señal, Alan y Lucy, también acudieron Claudia Walls Walls directora del espacio y Nadine Gasman Zylbermann, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres.

Zylberman celebró el cambio al considerarlo una revolución porque “es reconocer a las niñas y niños por igual. Lo que no se nombra no existe o no se ve. Es en la diversidad donde está nuestra riqueza”.

Expuso que las niñas desde cinco y siete años ya suponen que no son igualmente buenas que los niños y “tenemos que decirles desde el principio que pueden, que pueden todo”.

Walls celebró la transformación que se adhiere al contenido dirigido de programas que alientan a las niñas a enfocar sus habilidades y buscan alentarlas en áreas como la ciencia y las matemáticas como ‘Milly preguntas’, ‘Tan diferentes’, ‘Mofy’ y ‘Sofía Luna: Agente especial’.


Comentó que “no es porque el Canal no haya considerado antes a las niñas en la programación de sus contenidos, siempre han estado presentes, sólo que ahora es hacerlo tangible, presente y real”.

Respecto de si se cuestionó a la audiencia infantil sobre la necesidad de este cambio, respondió con una anécdota: “una niña de 6 años me decía que no veía el canal, que no lo podía ver porque era de niños. Que las series le gustaban pero que no podían verlo las niñas. Yo le contesté que claro que es para niñas, sí lo pueden ver y ahora con mayor razón”.

Refirió que espera una buena recepción de su público donde se sientan reconocidos e incluidos y darán seguimiento gracias a las llamadas e interacciones que reciben diariamente. “Tenemos contacto directo con ellos. Los niños vienen al canal, nosotros salimos mucho, hacemos eventos y constantemente estamos consultando su opinión y hacemos caso de lo que nos dicen”.

Once Niñas y Niños está disponible en la señal 11.2 y en la barra infantil de la programación del 11.1.


Bookmark and Share

Leer más...

miércoles, 15 de enero de 2020

“NO CREO QUE DIBUJAR SEA UNA CAPACIDAD INNATA”: NAHUI AMOUR

  • Un joven ilustrador habla de la magia que para él encierra llevar una idea del plano de las palabras al dibujo
Texto y fotografía: José Luis Ruperto
Ciudad de México (Aunam). ¿Qué hay detrás de hacer un buen dibujo?, ¿qué proceso conlleva convertir una idea en una bella ilustración?, Emilio Medina, un estudiante de diseño gráfico de 21 años, habla de estas cuestiones y como ha convertido a la ilustración en su forma de expresar su identidad, idiosincrasia y apoyo a la diversidad sexual.

Emilio Medina, “Nahui Amour”.

El mejor conocido por su nombre artístico de “Nahui Amour” luce relajado, con la mirada firme y una leve sonrisa. Comienza por explicar el significado de su seudónimo: “Nahui” en náhuatl significa el cuarto amor, mientras que “amour” surgió de una historia romántica que él vivió. “En el momento en el que lo elegí simbolizaba para mí los cuatro pilares de mi vida (trabajo, diseño, ilustración y su familia)”, comenta.

Decidió estudiar la carrera de diseño gráfico en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, porque era la única entidad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en donde se impartía esa licenciatura. A un semestre de concluir y con 22 años de edad, los lápices, colores y hojas se han vuelto los medios con los que vierte en forma gráfica lo que para él simboliza un texto.

El encuentro con su pasión

El interés de Nahui por dedicarse a la ilustración es relativamente reciente, aunque señala que siempre ha dibujado, cuando realmente se interesó por entrar al mundo de la ilustración fue entre los 18 y los 19 años. “De repente me dí cuenta que de los libros me gustaba como estaban ilustradas las portadas y las pequeñas cenefas que existen”, relata. Tras ese hecho él supo que se quería dedicar a la ilustración.

El capitalino recuerda que cuando era niño le costaba trabajo hacer dibujos, incluso trazar una persona representaba complicaciones para él: “El cuerpo era un cuadrado, la cabeza un círculo y las manos como de estambre”, recuerda. No obstante, con el paso del tiempo la práctica le hizo mejorar. “No creo que dibujar sea una capacidad innata con la que naces. Yo creo que todos vamos practicando aquello que nos apasiona realmente”, afirma Nahui.

El proceso creativo

Ilustración hecha en acrílico y lápices de color por Nahui.

Nahui se inspira con las expresiones, la mirada humana y el rostro; de hecho, dibujar rostros es una de sus aficiones. Además, Nahui dibuja máscaras porque él considera que en cierta forma ocultan algo pero al mismo tiempo expresan alguna sensación. “Cuando pongo máscaras, flores o alguna figura en concreto trato de evocar algo que yo siento través de ello”, explica.

Ya que él tiene una idea agarra una hoja de papel y literalmente dibuja a rayones lo que tiene en mente. Cuando sabe de manera concreta lo que quiere conseguir lo plasma a lápiz y a partir de esa idea piensa en los colores que le pueden quedar. “Yo con plumones o con colores veo cuales van quedando entre sí y qué gama puedo usar, luego pasó a los soportes”, detalla. Cabe agregar que al hablar de cómo hace sus dibujos, Nahui contagia un notable entusiasmo.

Cuando él traza un dibujo lo borra un poco para que no se noten tanto las líneas pues tiende a tener una línea muy fuerte que luego difumina un poco. Si lo hace de forma manual aplica la primera base de color, empezando por las tonalidades tenues para las luces y encima hace las sombras.

Nahui cuenta que hay ocasiones en las que el proceso toma cuatro horas, dependiendo de lo complicado de la ilustración que haga.”Hay ilustraciones muy sencillas, por los soportes. Por ejemplo, si hago algo en blanco y negro me puedo llevar a lo mucho una hora pero mientras más colores o detalles tenga me voy tardando más”, dice. Hasta el momento Nahui no ha exhibido su ilustración más elaborada, pero se trata del retrato de una mujer, realizado en acrílico.

El ilustrador emergente tiene la visión de que también es necesario hacer las cosas nuestras y esa manera de pensar lo llevó a trasladar su habilidad ilustrativa a una chamarra que él no sentía suya. Al tratarse de su primera intervención de una prenda, Nahui consideró que debía ser algo especial y por ello eligió hacer el rostro de una mujer con cabello chino y un corazón, con un fondo dorado. Su intención es que al caminar por la calle las personas observen su trabajo; al mismo tiempo quiere sentirse él mismo y expresarlo con lo que lleva puesto.

Dibujar para embellecer

Esta fue una versión que Nahui hizo de una ilustración de @sketch.me.emily, en ella empleó una cromática que no había usado antes.

Una característica del trabajo de Nahui es que todo lo estiliza, porque siente que la gente tiene una visión del mundo muy catastrófica y él considera que también hay que difundir el mensaje de que hay cosas buenas. También siente que hay personas que poseen una belleza que no pueden transmitir a simple vista, por lo que al hacer un retrato busca embellecerlo.

Sin embargo, hay cosas que no le agrada dibujar: “Ilustración política no me gusta hacer porque a veces resulta muy controversial lo que hago. Mucha gente me ha dicho que embellezco mucho las situaciones”, comenta.

Hasta el momento Emilio no vende sus ilustraciones, solo muestra su trabajo a través del perfil de Instagram nahui_amour y en Twitter. También hay ocasiones en las que hace colaboraciones; de hecho fue gracias a Twitter que Disidente (una asociación civil dedicada a la defensa de los derechos humanos, género y diversidad sexual) lo contactó y lo invitó a formar parte de una publicación dirigida a juventudes LGBT+.

Futuro

En un futuro, le gustaría hacer ilustraciones pero enfocadas en temas de inclusión y mostrar la diversidad de las personas con las que ha convivido desde pequeño: “Crecí rodeado de gente de color, de gente con discapacidades motoras o intelectuales (...) no podía verlas como diferentes”, recuerda.

Él quiere llegar a ilustrar algún libro de un escritor, porque considera que hay muchos textos que se prestan para ser ilustrados como poemas, críticas, artículos, entre otros. Otro ámbito que quiere explorar es del cartel porque lo ve como una forma de expresión muy contundente.

Nahui quiere inspirar a otras personas a través de su trabajo: “Creo que nosotros como jóvenes tenemos una responsabilidad social muy grande, porque por ejemplo yo como diseñador que se dedica a la ilustración, tengo la responsabilidad de mostrar a la gente que no es mostrada”, con esto él también se refiere a la comunidad LGBT+.

El estudiante de diseño gráfico luce satisfecho de haber compartido lo que hace y lo que significa para él su labor. Este ilustrador tiene el futuro por delante, así que él buscará destacarse por el detalle de sus ilustraciones pero también por su sentido social avivado por cada trazo.




Bookmark and Share

Leer más...

lunes, 13 de enero de 2020

CONSOLIDA UNAM EL PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO LINGÜÍSTICO EN CANADÁ

Por Kenia Cortes González (@keniagaliz)
Gatineau, Canadá (Aunam). La primera generación del programa “Consolidación de Inglés Para Fines Académicos” de la UNAM-Canadá, terminó con éxito el curso de 11 semanas intensivas de perfeccionamiento del idioma Inglés.


Con motivo de la ceremonia de clausura, realizada el 29 de noviembre del 2019 en la ciudad de Gatineau, los 27 estudiantes, pertenecientes a diferentes dependencias de la UNAM, crearon un emotivo video de agradecimiento para la sede canadiense de la Máxima Casa de Estudios.

Esperan que más estudiantes puedan conocer UNAM-Canadá y a las bellas personas que trabajan ahí. Sin duda “¡es una experiencia increíble!”.


Aunque hasta el momento se desconoce cuándo saldrá la siguiente convocatoria del programa de fortalecimiento lingüístico, cabe mencionar que la UNAM cuenta con 14 sedes en 9 países alrededor del mundo, las cuales ofrecen programas de movilidad con el objetivo de fomentar la multiculturalidad a través de la enseñanza de lenguas (Inglés, Español, Francés, entre otros) para que el alumno pueda consolidar sus habilidades lingüísticas en un periodo de estancia de tres semanas como mínimo.

En dichas estancias, los alumnos pueden conversar con nativos hablantes de cada país para practicar determinado idioma, así mismo se les brindan visitas guiadas a recintos emblemáticos de cada ciudad como parte de las actividades culturales y recreativas, además de experimentar el estilo de vida de otra cultura.

Dichos programas se encuentran abiertos al público en general, no es requisito pertenecer a la comunidad universitaria para participar sin embargo, los estudiantes de la UNAM pueden ser acreedores a descuentos especiales.

Para más información visite el siguiente enlace: https://www.unaminternacional.unam.mx/es/organizacion/sedes


Foto: UNAM Global
Video: Cortesía



Bookmark and Share

Leer más...