lunes, 24 de agosto de 2015

VINOS MEXICANOS ESTÁN DE FIESTA...

Por Valeria Pioquinto Morales
Querétaro (Aunam). Año con año, diversos productores de vino de todo el país realizan las Fiestas de la Vendimia, celebraciones en las cuales se inicia el proceso de recolección y cosecha de uvas para la producción de vino del año siguiente. Durante estos festivales, los asistentes tienen la oportunidad de observar el proceso de elaboración de los vinos, además de degustar algunos de ellos y disfrutar de la “pisa de uvas”. Los expertos de las casas vinícolas explican el proceso de elaboración del vino y se realizan visitas a la planta de producción del viñedo.



La "pisa de uvas" es una de las actividades principales del evento, en el que todos los asistentes pueden participar. Se colocan grandes cantidades de uva y se "pisan" simbolizando el antiguo proceso de producción del vino, que actualmente ya no es utilizado por las vinícolas.

Las Fiestas de la Vendimia de la casa productora La Redonda, ubicada en Querétaro, son unas de las más importantes, pues además de ofrecer sus productos también incluyen actividades como visitas a los viñedos, catas de vino y degustaciones gastronómicas, además de conciertos y vuelos en helicóptero. Durante el Festival también se puede disfrutar de actividades culturales,degustación de alimentos, catas de vino y música en vivo.

Las casas vinícolas mexicanas incluyen entre sus productos vinos como el Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot. Chardonnay, Sauvignon Blanc y Chennin Blanc. Durante las fiestas de la Vendimia, los asistentes pueden recorrer los plantíos de uvas y observar las diferencias entre ellas.





Bookmark and Share

Leer más...

lunes, 17 de agosto de 2015

EDUARDO HERRERA: "PACHUCA ES UN BUEN RIVAL"


Por Itzel Esmeralda Ramírez Martínez
México (AUNAM).- El conjunto de los Tuzos ha jugado bien, pero Pumas viene de una derrota ante Puebla y es importante que el equipo empiece a sumar puntos como visitante. El equipo de Pachuca es un buen rival, pero los felinos han estado pisando con muchas jugadas al frente.

En el partido contra Atlas, en el que vencieron a los visitantes 5-0 pesar de que en los primeros minutos el equipo estuvo jugando bien.

En cuanto a la afición, Herrera dijo que siempre se agradece que "la gente de Pumas te hace sentir como en casa cuando juegas como visitante e invitamos a los seguidores a que nos apoyen".

En el tema del porcentaje del descenso es algo en lo que por el momento no quieren pensar, estar en esa posición es resultado de los torneos en los que no se han conseguido los puntos necesarios y de los jugadores actuales y los que han pasado por el equipo.

Finalmente, se acerca el partido de la Selección Mexicana y como miembro de ella Lalo Herrera habla acerca del posible director técnico, tiene que ser un buen sistema el de la escuadra, mientras tenga capacidad, deseo y sea un buen entrenador todo saldrá bien y la Federación Mexicana pronto encontrará al indicado.

Pumas triunfa como visitante


Después de dos partidos como visitante, este sábado ante Pachuca, Pumas consigue el triunfo 2-1, su fiel afición los acompañó al estadio Hidalgo y con tan sólo dos bombos y las eufóricas voces se dieron la tarea de alentar a los universitarios con el alma.

Los visitantes abrieron el marcador con el gol de Eduardo Herrera al minuto 20 y así quedó el partido durante la primer parte del encuentro.

Para el segundo tiempo, los locales saldrían al terreno de juego a buscar el empate, Hirving Lozano anotó en el primer minuto de la parte complementaria el gol del empate.

Pumas seguía buscando el gol del triunfo y al minuto 72 Javier Cortés anotó un gran disparo en las redes del "Conejo" Pérez por un tiro libre directo.

La tribuna auriazul desató la alegría y comenzaron a moverse de un lado a otro festejando el gol del triunfo. Llegó el final del partido y se agregaron 90 minutos. Los de Pumas invitaban a los jugadores a cantar el Goya, corearon el nombre de Cortés y de Verón.

Palacios se acercó a la afición aplaudió y se quitó sus guantes lanzándolos a la tribuna, así Pumas sube al lugar número tres con nueve puntos, el martes 18 de agosto recibirán en el Estadio Olímpico Universitario a los Cafetaleros de Tapachula en la Copa MX y el domingo 23 a Dorados de Sinaloa.




Bookmark and Share

Leer más...

viernes, 14 de agosto de 2015

“ALGO SUCEDE”: DESDE LA DULZURA DE UN PIANO


Por Claudia Islas
México (Aunam). Con ésta, su más reciente entrega, la intérprete mexicana Julieta Venegas, brinda un álbum compuesto por una gama de matices y texturas, cuyas liricas no tienen límites; “el disco no es conceptual, empiezo a escribir sobre lo que se me ocurra, no me pongo ningún término, y poco a poco le voy dando forma. Lo que trato de hacer, es reflejar todos rubros de la vida, alegrías, tristezas y colores”.

En conferencia de prensa ofrecida en el Teatro de la Ciudad, Esperanza Iris, Venegas puntualizó sobre la producción de este nuevo material discográfico, que se llevó a cabo en Buenos Aires, a cargo de los productores Cachorro López y Yamil Rezc.“Me gustó esa combinación de personalidades, grabé las voces y los instrumentos. Fue una clara combinación de fuerzas”, declaró.

Para esta nueva rodada, Julieta ofrece una serie de piezas que van desde el rock pop, incluyendo un proceso de arreglo que conllevan guitarras acústicas, pero también eléctricas, situación que no había visto desde su segundo disco, preponderando también los ritmos latinos (Venezuela), y acordeones muy al estilo norteño.

Títulos como “Ese camino", "Algo sucede", "Una respuesta" y "Explosión", centradas en su notable interpretación en el piano, instrumento siempre ha sido su punto de partida a la hora de componer; “siempre escribo en el piano, mi punto de partida siempre ha sido éste, es mi proceso natural intuitivo, que me gusta hacer, busco primero todas las posibilidades con él antes de comenzar la grabación, o los demos. Después ya hago los arreglos y los sonidos”, puntualizó la cantautora.

Ejecuciones profundas, pero sencillas. La propuesta de Julieta va encaminada a encontrar la nostalgia con el pasado, ya que presenta “Ese camino”, que hace alusión a la infancia. Dicha sonoridad celebra un poco del niño (a) que alguna vez fuimos. Otra como “Esperaba” hace referencia a la frustración durante la adolescencia, y al el escape que puede otorgar la música para encontrar otros mundos.

Sin embargo; la instrumentista aclara que no suele ser muy nostálgica, celebra el hecho de haber sido niña, pero difiere vivir la infancia desde la maternidad, que la propia. Cabe señalar, que durante su proceso creativo, ser madre la hizo ver al mundo de otra manera y la música cambio de prioridad.

En cuanto a la realidad que vive México, la también productora hace constar su interés por estar inmersa en los problemas sociales que aquejan a nuestro país; “no me puedo desentender, los últimos años nos ha tocado vivir otro tipo de tristeza, sé que siempre hemos tenido problemas y conflictos, pero últimamente me duele más, hay dos canciones que hacen referencia a México; ‘Explosión’, una de las canciones más explicitas que he escrito, fue difícil de componer e inclusive de terminar, pero me parecía importante intentarlo, siempre interpreto desde las emociones. Siento una tristeza que no sabía que iba sentir”.








Bookmark and Share

Leer más...

MÉXICO, EL REINO DE LA INFORMALIDAD


Por Alexis Ortiz Balderas
México (Aunam). De forma autónoma o asalariada; como patrón o empleado, e incluso laborando en una institución registrada: el trabajo informal en México ha cobrado muchas formas. El país se ha convertido en un paraíso para laborar sin registro desde hace décadas, fenómeno que ha marcado el rumbo económico y social de esta nación.

Recientemente el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha dado a conocer los resultados de un estudio que permite conocer los perfiles de empleo y desempleo en el país. Los datos que se publicaron son producto del análisis del primer trimestre de este año, enero – marzo de 2015.

El resultado es claro: el empleo en México tiene sus bases en la informalidad, pues el 57.5 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) se emplea de esta manera. El estudio, generado con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), toma en cuenta a las personas mayores de 14 años consideradas económicamente productivas a partir de las actividades que realizan.

Ningún rincón de la República está absuelto de ser informal. Todos los estados, unos en mayor medida que otros, albergan a miles de trabajadores que salen a las calles para buscar una manera de ingresar dinero a sus bolsillos. Hasta fines del 2014 Guerrero y Oaxaca encabezaban la lista de entidades con la mayor tasa de informalidad.

Sin embargo, cada zona geográfica de México tiene sus propios puntos en los que la labor informal se concentra. Los famosos tianguis son un ejemplo; nacidos desde la época colonial, estos puntos de venta ya son parte de la cultura mexicana, y hoy es común encontrar decenas de puestos montados sobre tubos y lonas que ofrecen diversidad de productos. En la Ciudad de México un ejemplo emblemático es Tepito.

Célula de la informalidad

Aún es la salida del Metro cuando el olor a marihuana ya invade la atmósfera del lugar. Las entradas del transporte público son el inicio del tianguis popular del barrio; sus más de once mil puestos no conocen límites, se mueven entre callejuelas ofreciendo todos los productos imaginables.

Sobre el Eje 1 norte se levanta la figura de un guante de box, la misma que se utilizó en los Juegos Olímpicos de México 68 para representar esta disciplina; a su lado, el nombre de Tepito da la bienvenida a uno de los barrios más conocidos del Distrito Federal. A lo largo de esta misma avenida se extiende la superficie de lo que, a medida que te vas adentrando en él, se va convirtiendo en un supermercado callejero.

Tepito es sólo una pequeña célula del trabajo informal. Pero es una de las más importantes en la Ciudad de México, pues ahí se labora diariamente y es visitado por miles de personas cada día. No es un tianguis común: su gente, especialmente, es un distintivo; los protagonistas de este supermercado barrial son tan diversos como su mercancía.

Hombres que intercalan un grito, ofreciendo sus productos, con un jalón a su cigarro de tabaco o marihuana; adolescentes con pantalones ajustados a media nalga, sudaderas de las marcas Nike o Adidas combinadas con unos tenis de bota que complementan su atuendo, y vistosas perforaciones en cualquier parte del rostro; mujeres que no temen gritar una grosería cuando apenas se sienten ofendidas; conflictos que no se resuelven en pláticas, sino que se arreglan a golpes incluso entre los pasillos del tianguis.

En este supermercado barrial se encuentra de todo: desde electrodomésticos hasta productos de la canasta básica, pasando por la venta de zapatos, mochilas, ropa y juguetes para niños. El flujo de productos piratas se ha convertido en uno de los principales referentes de la economía tepiteña sustentada en la venta de discos clonados de música y video.

El colorido del tianguis y la pluralidad de ambientes no son menos impre sionantes. Las lonas que protegen a los negocios de los rayos del sol forman un mosaico de colores variados. Centenares de visitantes se desplazan como pueden entre los angostos pasillos que han nacido de las mismas calles de la colonia.

Los “diableros” transitan a pesar de la contingencia humana que hay en su ruta. Los compradores son los que tienen que esquivar los golpes. También salen motos de las vecindades y aceleran a fondo con la seguridad de que la gente esquivará el choque.

Un mestizaje de música es el fondo de un recorrido que necesita horas para ser concluido en su totalidad, pero destaca “Don de dios” del Cártel de Santa; Mc babo canta: “Mis ojos nunca lo han visto pero se corre el rumor de un lugar dentro de la capital, en México Distrito Federal, donde la impunidad si no se compra se arrebata (…) Allí los empresarios no traen saco ni corbata, los discos pirata se venden por millones y mil malandros andan en oscuros callejones (…) como ven en exclusiva para el barrio de Tepito”.

Por más que se avanza en este tianguis del barrio parece no acabar, pero todo tiene fin. Los débiles rayos del sol comienzan a reflejarse en el suelo mientras el número de lonas va disminuyendo poco a poco. El número de negocios y compradores se va agotando; cada vez hay más distancia entre un puesto y otro, hasta que aparece un callejón sin vida, una de las entradas al laberinto de la informalidad.

Siempre habrá un lugar disponible para quien quiera laborar en este supermercado barrial que se ha convertido en una fortaleza del trabajo informal en la Ciudad de México. Tepito ha brindado a sus vendedores los beneficios económicos que el país, mediante la baja producción de empleos y la escasa calidad de éstos, no le ha dado. Sólo así se entiende el crecimiento constante de este tianguis.

Mejor ser informal

Una encuesta realizada a 50 vendedores de Tepito a principios de abril de este mismo año arrojó los siguientes datos: 16 personas laboran de manera informal debido a “la falta de empleos en la Ciudad de México”, además de que 11 lo hacen porque “las ventas y las ganancias son buenas”, admitiendo que su ingreso semanal supera al que el salario mínimo ofrece en el sector formal.

Modificado a inicios de este mismo año, el salario mínimo alcanzó la cifra de 70 pesos por ocho horas laborables. La opinión respecto a la cantidad de dinero que la formalidad ofrece es generalizada: “Es pésimo, ¿para qué te alcanza? Luego los impuestos son muy altos, todo está caro y con 70 pesos no puedes comprar nada. Aquí, en las calles, se gana más dinero”, comenta Jorge Solís Martínez, vendedor ambulante de playeras de futbol en Tepito desde hace siete años.

En general, de las 50 personas encuestadas, 35 consideraron que el salario mínimo en México es “muy malo”, a la vez que 12 trabajadores lo calificaron simplemente como “malo”. La vendimia ambulante, dicen los trabajadores, permite un ingreso mayor que los 450 pesos semanales del salario mínimo.

Las ganancias de Jorge, comenta él, son regulares: “En mi caso las ventas suben cuando hay un evento importante de fut, ahorita está la Champions (League) y la gente se está llevando las playeras del Barca y la Juventus”. Ambos uniformes tapizan la entrada del negocio de Jorge. El mítico color azulgrana del Barcelona español, y las históricas franjas negras y blancas de la Juventus de Turín dan la bienvenida a su puesto.

Joven, aparentemente de unos 23 años, luce un pequeño arete que rebota los inconstantes rayos del sol que en ratos se oculta y en otros resplandece. Jorge trabaja en el tianguis tepiteño por herencia de su familia, con él se cumple la tercera generación que labora ahí.

Reconoce que sí trabaja ahí por tradición, sin embargo tiene claro que encontrar un buen empleo hoy es complicado: “La producción de empleos es regular, pero creo que si dejo ahorita esta chamba no encuentro otra. Ser formal me gustaría por eso del seguro médico, siempre hace falta. Si el gobierno le bajara a los impuestos chance y sí quisiera ser formal”, asegura.

Cada palabra emitida por Jorge culmina con un acento de barrio, no vive en Tepito, se traslada desde el Eje Central que abarca parte de la Ciudad de México y el Estado de México. Sonríe cada vez que responde a una pregunta a la vez que se frota el codo derecho, como dudando lo que dirá, dejando ver así la figura azteca que lleva tatuada en ese mismo brazo.

Jorge está contento con su trabajo: “Me gusta esto, trabajar al aire libre y que haya muchas personas”, acepta, declarando también que el famoso ambiente hostil de Tepito no lo ha incomodado porque su puesto se ubica sobre el Eje 1 norte, una zona muy transitada. Sin embargo, sí reconoce que él como todos los vendedores tienen un problema: “Este tianguis ha crecido demasiado”.

Tepito es México

La informalidad en México es un fenómeno que ha florecido con el paso de los años y ningún gobierno ha podido frenar su crecimiento. Los mandatos priistas del siglo XX consolidaron las bases para que el empleo informal se desarrollara; las constantes crisis económicas en las que cayó el país y la débil reacción de los presidentes del Partido Revolucionario Institucional obligaron a que la gente pensara en emplearse por propia cuenta.

La llamada “alternancia” no respondió de mejor manera, datos del INEGI demuestran que a partir del 2000 el trabajo informal se disparó hasta superar el 50 por ciento total del PEA. Con esto queda claro que los gobiernos del Partido Acción Nacional, que puso en la silla presidencial a Vicente Fox Quesada (2000 – 2006) y a Felipe Calderón Hinojosa (2006 – 2012), no fueron eficaces a la hora de erradicar la informalidad en el país, sino que, contrariamente, la fortalecieron.

El estado informal de México se consolidó en los 70’, mismo momento en que Tepito comenzó a crecer y se erigió como uno de los principales centros del trabajo informal; esto fue en el mismo contexto en que la economía mexicana entró a una crisis después del vencimiento del llamado Desarrollo Estabilizador, un programa económico que permitió a México, desde 1954, repuntar los números de su economía interna y que fue el causante del denominado “Milagro mexicano”.

Con la economía a la baja se hizo evidente la escasa producción de plazas laborables. Si en el México de los 70’ la tasa de empleo era de 7.0, en 1983 cayó a 1.83 y hasta el 2009 sólo aumentó al 2.5, según un estudio llamado “Evolución reciente del empleo y el desempleo en México” realizado por Pablo Ruiz Nápoles y Juan Ordaz Díaz, ambos pertenecientes a la Facultad de Economía de la UNAM.

Así, las personas se quedaban sin trabajo y sin un ingreso que les permitiera mantenerse a sí mismos y a sus familias. La solución era clara: habría que salir a las calles para emplearse por cuenta propia.

Natalina Aguilera Téllez tiene 49 años, es habitante de Tepito y desde hace dos décadas trabaja en el tianguis de la zona. Al igual que Jorge Solís labora ahí por herencia familiar y ha visto los marcados cambios que ha sufrido este supermercado urbano.

“Desde chiquita mis papás me traían acá, tenían su puesto de ropa y yo veía cómo trabajaban, luego ya les ayudé. En ese tiempo había bien poquitos puestos, ahora ya se establecieron muchos vendedores y eso nos afecta a todos en nuestras ganancias”, sostiene Natalia, quien no pierde tiempo para abalanzarse sobre los compradores y ofrecer sus productos: cosméticos y bolsas de mano.

“Yo antes era la única que vendía esto y ahora ya hay como cinco puestos aquí cerquita de mí que ofrecen lo mismo. Entonces ya todos vendemos lo mismo y la competencia es muy fuerte”, dice la mujer que trabaja para mantener a sus dos hijas, quienes a pesar de laborar ocasionalmente en el tianguis han optado por buscar un trabajo, según su percepción, de “mayor calidad”.

Los ojos verde oliva de Natalina se pierden en el cielo mientras busca una respuesta a la siguiente pregunta, quiere saber por qué el tianguis tepiteño ha crecido tanto: “Pues he sabido que en el centro, por ejemplo, han corrido a muchos vendedores ambulantes o cerrado mercados, además de que es difícil encontrar trabajo, entonces la gente busca dónde acomodarse, donde trabajar”, por fin dice, recordando si olvidó algún detalle.

Natalina no esconde su carisma, por los años que ha vivido en Tepito ya es muy conocida y no ha tenido ningún conflicto. Asegura que no sólo ha cambiado la cantidad de puestos, sino también las personas: “Hoy hay más envidia, si a uno le va bien el otro ya está hablando que por qué él no vende o cualquier cosa así. Yo no hago caso, me gusta hablar con todos, platicar y trabajar”, declara.

Su jornada laboral empieza desde las 10 am y acaba a las 7 pm, cuando el sol comienza a ocultarse y los peligros de la colonia se acentúan. Camino a casa observa la movilización de la cocaína y la marihuana que estará a la venta el día siguiente con la impunidad garantizada por las autoridades. “Aquí la policía no se mete, no puede, todo está controlado por los narcos. A mí ya no me da miedo, soy de aquí, me conocen” expone Natalina, quien culmina diciendo, entre carcajadas, “a partir de las 7 de la noche Tepito sólo es para los que vivimos aquí”.


¿Informalidad, problema o remedio?

Juan Pedro Chávez, economista y sociólogo, en entrevista para este reportaje, consideró que la informalidad es un tema que puede explicarse desde dos puntos: el económico y el sociológico; primero, refleja un proyecto de economía que no está funcionando bien, y, por otra parte, es el producto de la necesidad que tiene la gente de trabajar e ingresar dinero.

El especialista en la Teoría económica afirmó que el actual modelo de economía mexicana no es eficaz para la generación de empleos, cuestión que provoca la informalidad: “Hoy la carencia de producción de plazas formales alcanza a jóvenes y adultos; el horizonte laboral para quienes egresan de una Universidad está despedazado, y lo mismo sucede con la PEA, que está contabilizada pero no tiene trabajo y tiene pocas posibilidades de tenerlo de una manera que no sea la informal. En todo caso, yo digo que la informalidad es el disfraz del desempleo”, sentenció.

Desde una perspectiva más científico social, el catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México, en la carrera de Ciencias de la Comunicación, aludió a que la necesidad de ganar dinero provoca la informalidad: “La gente que no tiene un contrato formal busca una forma de subsistir y si las condiciones laborales no son las óptimas, busca empleo en cualquier rama de la informalidad, aseguró.

Ante el actual panorama económico, el licenciado Chávez señaló que urge hacer una revisión al modelo económico actual, al que calificó como neoliberal y con reformas que han pulverizado cualquier posibilidad de generar empleos. Comentó que “el gobierno prometió más empleos, cuando lleguen las empresas extranjeras por la Reforma Energética a invertir en el país, éstas traerán a sus empleados. ¿Cuál es, entonces, la generación de empleos?”.

Al ser cuestionado por el efecto positivo o negativo de la informalidad, el catedrático afirmó que hay dos corrientes: por una parte, es beneficiosa a nivel microeconómico, pero hay quienes dicen que afecta a la recaudación de impuestos. En su caso, aseguró que la informalidad “resuelve problemas”, y “sería injusto pensar que la no donación de impuestos de estas personas es un problema mayor para la economía, cuando el gobierno no le cobra a quienes debería: a estos pequeños grupos que contienen la riqueza del país”.

Falta de producción de empleos, dañina para México

El trabajo informal no sólo tiene su importancia en que influye en el desarrollo de la economía mexicana, sino que se ha erigido como una solución al desempleo en el país.

En los últimos meses la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), comandada por el secretario Luis Videgaray Caso, ha insistido en que el ataque a la informalidad ha sido positivo; después de esto el INEGI la desmiente: en los datos recientes que expone el instituto se deja claro que si bien la tasa de desempleo ha decrecido a 4.2 por ciento, respecto al 4.8 porcentual que se presentó en 2014 en el mismo lapso de tiempo, enero – marzo, la informalidad sumó 0.8 con relación a las cifras presentadas hace exactamente un año.

La fuerza trabajadora de México se está resguardando en los beneficios económicos de la informalidad con más frecuencia y el avance en la formalidad, dicen especialistas, no se basa en la mayor generación de empleos por parte del gobierno, sino en el registro de las mismas personas informales en Hacienda con el fin de obtener beneficios médicos o prestamos para casas vía instituciones gubernamentales.

Ricardo Uvalle Berrones, especialista en políticas públicas y catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México, aseguró, en entrevista para este reportaje, que la falta de producción de empleos formales afecta a la economía del país.

El doctor en Administración Pública por la UNAM enfatizó en los factores que afectan a la economía tras la baja producción de empleos: “La baja creación de empleos afecta porque, primero, hay un mayor crecimiento demográfico que solicita empleo; segundo, aumenta el desempleo y significa para el gobierno no captación de masa fiscal; y tercero, aumento del desempleo es igual a baja en la masa de consumidores que pueden adquirir mercancías y bienes”, sentenció.

Uvalle Berrones aclaró que no sólo deben generarse empleos formales, sino que estos deben incluir la calidad necesaria para que las personas informales se sientan atraídas por la formalidad. Las plazas creadas, destacó, deben ser económicamente satisfactorias para que el dinero ingresado por las horas de trabajo sea suficiente para cubrir las necesidades del ciudadano y alcanzar el cumplimiento del pago de impuestos.

El también coordinador de la carrera de Administración Pública en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM mencionó que el sector servicios puede ser el llamado a producir más empleos ante la falta de apoyo a la actividad agrícola y de producción, una vez que aseguró que las Reformas, especialmente la Energética, aún están en proceso y sus resultados en cuanto a la producción de empleos se vislumbrarán en un par de años.

¿México formal?

A su entrada a Los Pinos, el actual gobierno priista prometió la generación de empleos formales para sus ciudadanos, sin embargo el pobre crecimiento de estas plazas deja en duda este compromiso. Mientras, la informalidad reina en el país: según la Organización Internacional del Trabajo, hasta finales de 2014, México es el único país de América Latina y el Caribe en el que el trabajo informal supera al formal, además de que es uno con más baja tasa de productividad de empleos.

De la Reforma Energética se presume que generará aproximadamente 500 mil empleos, lo que sería incluso una pobre solución a la informalidad representada por millones de ciudadanos. A esto se agrega que la problemática mundial de los costos y distribución del petróleo ha mermado el funcionamiento de la Reforma, y pareciera que el gobierno no pensó en un “plan b” para hacer frente a contratiempos.

Así, mientras funcionarios y políticos continúan su labor de rescate de la economía mexicana, y con ésta la producción de empleos, en Tepito y el resto de puntos de trabajo informal en el país no se piensa en el preciado “oro negro”, sino sólo en trabajar para mantener el hogar, a la familia y satisfacer necesidades básicas más algunos lujos de cualquier manera.




Bookmark and Share

Leer más...

jueves, 13 de agosto de 2015

PUMAS GOLEA 5-0 AL ATLAS


Por Itzel Esmeralda Ramírez Martínez
México (Aunam). En el partido de la jornada 4 los Pumas recibieron al conjunto de Atlas en el Estadio Olímpico Universitario. Para ser un partido disputado entre semana y por la noche el estadio se veía casi lleno como si fuera un partido en domingo, había una asistencia de 19 245 espectadores.

El marcador de los universitarios se abrió con la anotación del jugador número 20, Matías Britos. Aún no concluía el primer minuto del partido cuando el esférico ya estaba en la portería de la escuadra de Gustavo Matosas.

El partido transcurría y ambos equipos tenían llegadas, al minuto 24 volvió a aparecer la gran actuación de Britos, cuando Ismael Sosa disparó un centro que Matías aprovechó y remató el balón al travesaño de Miguel Pinto.

Estaba por terminar la primer parte del juego y Darío Verón marco e 3-0 con un disparo de cabeza, el triunfo se veía muy claro para Pumas.

Llegó el momento de la parte complementaria y se hicieron un par de cambios en la cancha, entre estos el debut de Alan Acosta por parte del equipo de Memo Vázquez.

Al minuto 72 una jugada iniciada por Fidel Martínez, la concretó con un disparo de cabeza Ismael Sosa y en la tribuna azuriazul se escuchaba con mayor intensidad: "Pumas, Pumas de mi vida, eres la alegría de mi corazón, sabes, todo lo que siento, lo llevo aquí adentro de mi corazón".

Atlas trataba de salir al frente, pero una gran atajada de Alejandro Palacios les impedía hacer una anotación.

Minuto 81 y los Pumas se daban el lujo de hacer una quinta anotación, Fidel Martínez recibió de Alan Acosta un pase y marcó el último tanto de la noche.

Dos cambios más por parte de Pumas, salió con el número 7 Javier Cortés y entró con el 8 David Cabrera, y salió con el 18 Ismael Sosa y entró con el 9 Dante López, las ovaciones para el argentino Sosa se hicieron presentes al momento de su salida.

El partido llegó a su fin, "¡Cómo no te voy a querer?!, ¡¿Cómo no te voy a querer?!, si mi corazón azul es y mi piel dorada, siempre te querré". Al centro del campo los jugadores se despedía e intercambiaban playeras, los jugadores del Pedregal se colocaron al frente de su fiel afición y juntos entonaron el Goya y despidieron a Darío Verón: "Ole, ole, ole, ole, Verón, Verón".

Al término del partido el director técnico de Pumas se mostraba satisfecho con el resultado de la noche, encontró el cuadro perfecto para mandar al terreno y que se logrará el objetivo del triunfo, los Pumas suben al lugar seis de la Tabla General con seis puntos y el sábado visitaran a los Tuzos en el Estadio Hidalgo.





Bookmark and Share

Leer más...

martes, 11 de agosto de 2015

PUMAS PIERDE ANTE PUEBLA


Por Itzel Esmeralda Ramírez Martínez
México (Aunam).- Este domingo alrededor de 29 camiones salieron del Distrito Federal para el encuentro Pumas contra Puebla, las calles cercanas al Estadio Universitario BUAP se pintaban de azul y oro y la violencia también se hizo presente.

Un par de enfrentamientos entre las barras de ambos equipos se dieron momentos antes del encuentro, se veía una gran rivalidad y tuvieron que intervenir de manera inmediata las autoridades.

En la zona designada para la afición felina se dio un sobrecupo, por lo que se tuvo que mandar al resto de los seguidores a otra sección y la situación se salió un poco de control, era mucha la gente que quería ingresar al estadio y el personal era poco.

El marcador se abrió para los auriazules con el gol de Fidel Martínez al minuto 35, el jugador con el número 11 colocó con un remate de cabeza el balón en las redes de los poblanos, sin embargo antes de que concluyera el primer tiempo, los poblanos estarían en busca del empate.

Flavio Santos se encargó de irse al descanso con el empate, pero en cuanto arrancara la parte complementaria, Pumas se daría a la tarea de buscar el triunfo. Así fue, en los primeros minutos del siguiente tiempo, Matías Britos ponía el 2-1, pero el gusto no le duro mucho a los del Pedregal.


Al minuto 61 Luis Gabriel Rey tenía el empate para la escuadra local. Dante López y David Cabrera ingresaron al terreno de juego y cada vez hay más presión por parte de los dos conjuntos en encontrar la victoria.

Minuto 82, gol de Puebla por Bermúdez y la afición que apoya a los universitarios no deja de apoyar a pesar de que el marcador da la vuelta y el calor insoportable comienza a desaparecer.

El partido llega a su fin y se agregan 3 minutos, pero los tres puntos se los lleva Puebla. Esta es la segunda derrota de los Pumas y el día miércoles 12 de agosto estarán recibiendo en Ciudad Universitaria al conjunto de Atlas. Hasta el momento Pumas está en el lugar número once de la tabla general con tres unidades.

Y no se deja de lado el gran apoyo de la barra de Pumas que con la derrota no dejaban de cantar: "Y ya los ves, y ya lo ves, fuimos locales otra vez".





Bookmark and Share

Leer más...

lunes, 3 de agosto de 2015

ERA LA CIUDAD DE LA ESPERANZA...

Por Yoalli Hdez
Fotografías: Rubén Espinosa
México (Aunam). Ciudadanos, periodistas y fotógrafos se reunieron este domingo en el Ángel de la Independencia, marcharon hasta la represtación del gobierno de Veracruz, esto con motivo del asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa, el cual fue encontrado muerto junto con 4 mujeres en una inmueble de la colonia Narvarte, en el Distrito Federal, este es el primer asesinato contra un periodista en la ciudad, el refugio se rompió.




A principio de junio el fotógrafo trato de refugiarse en la Ciudad de México luego de diversas amenazas recibidas en el Veracruz, estado donde laboraba, 13 periodistas han sido ejecutados durante el gobierno de Javier Duarte.

"La muerte escogió a Veracruz como su casa y decidió vivir ahí" Rubén Espinosa
#‎JusticiaParaRubén‬




Bookmark and Share

Leer más...

miércoles, 29 de julio de 2015

MAFIA NUEVA, UNA REALIDAD EN TLÁHUAC


Por Camila de Buen*
México (Aunam). La realidad actual de las personas de la Delegación Tláhuac se ha tornado violenta, amenazada, intimidada e incluso rechazada por una parte considerable de la población. Esta realidad incluye alborotos en las calles los fines de semana; incremento en los robos en parques y mercados, los jóvenes prefieren no acudir a las clases. Dentro de la población de esta Delegación, es posible encontrar personas, especialmente entre los jóvenes de edades que oscilan entre los quince y los dieciocho años, a quienes dichos cambios sociales les son atractivos, convirtiéndose en fanáticos de los usos y costumbres que estos traen consigo.

Algunos cambios sociales, han sido introducidos gracias a la adopción que la sociedad ha hecho de la cultura del narco. Por ejemplo, en una secundaria ubicada en la Colonia Miguel Hidalgo, en Tláhuac, la narcocultura ha atrapado a muchos de los alumnos, quienes a su vez logran transformaciones conductuales acordes a las usanzas que esta cultura manifiesta.

Con apenas 14 años de edad y un año reprobado en la escuela, Tomás N. es ejemplo de los cambios que se mencionan. Tomás es miembro de una banda criminal conocida como “Los ratones”, la cantidad de personas que conforman dicha banda es indefinida, sin embargo, en esta escuela secundaria es común encontrar a jóvenes que se dicen miembros.

“Entrar a la banda no es fácil y por eso muchos nomás dicen que son un ratón para impresionar”, afirma el joven.

Nacido el 4 de febrero de 2001 en el Distrito Federal, Tomás ya no quiere estudiar más, su kínder y primaria eran particulares y las amistades muy distintas a las de ahora.

Antes jugaba video juegos mientras sus padres trabajaban y él era cuidado por su abuela. Justo en las vacaciones en que terminó la primaria y debía pasar a primer año de secundaria, su papá fue despedido por un recorte de personal de la empresa para la que trabajaba; fue ese el motivo por el que sus padres decidieron cambiarlo a una escuela pública. Su abuela sigue cuidándolo a pesar de que él le dice que ya es mayor y no la necesita.

Su llegada a la secundaria pública fue un cambio difícil, según cuenta Tomás N., no por la carga de tareas pues dice que le dejaban mucha más en las otras escuelas, se debe más bien a que el tipo de personas es diferente. Al ingresar a la secundaria, el adolescente no se sentía en total confianza, sin embargo, cuando conoció a Ángel comenzó a ser más abierto y a hablar con sus compañeros de clase, así formó sus primeras amistades, chicos divertidos con quienes pasaba todo el día en la escuela.

Las tareas y trabajos pasaron a segundo término para Tomás quien en poco tiempo se convirtió en miembro de “Los ratones”. Cierto día, él y Ángel estaban platicando afuera de la escuela, esperando a que tocaran la campana y entonces entrar, “Ángel me convenció de irnos de pinta”, dice, “así es como me hice amigo de Moisés R. quien me metió a “Los ratones”, continúa.

Actualmente Tomás cursa el segundo año en la secundaria y acaba de presentar 4 exámenes de recuperación para no reprobar un bimestre, sin embargo, considera inútil haber presentado las pruebas ya que está convencido de dejar la escuela porque no es algo que le guste. “Me voy de pinta una vez a la semana”, dice orgulloso al terminar su Coca-Cola, lo hace con la intención de que las autoridades lo den de baja en las listas y entonces sus papás ya no lo obliguen a ir.

Tomás raya las bancas de su escuela, falta a clases, bebe alcohol y fuma cigarrillos de manera ocasional, pero aspira a ser como Moisés R., quien es todo un narcomenudista encargado de reclutar más adolescentes para la banda de “Los ratones”.

Moisés, un chico de apenas 15 años, dedica su tiempo libre a trabajar. ¿Su trabajo?, repartir droga, cocaína específicamente, en la colonia donde ha crecido y donde seguramente vivirá el resto de su vida. “No sé de dónde, ni cuándo salió este rollo, ni conozco al líder pero es bien chido estar dentro de algo donde te quieren y respaldan”, dice el entrevistado al cuestionársele sobre el origen de la organización para la que trabaja.

De acuerdo con un artículo del diario El Universal publicado el 4 de agosto de 2014, Tláhuac es una de las cinco delegaciones más peligrosas del Distrito Federal; en ella se realizan bailes en donde la música de la cultura del narco es presentada y en dichos bailes la presencia de jóvenes es cada vez más alta, de hecho, muchas veces las autoridades deben cancelar los eventos para evitar la presencia de menores de edad y de ese modo no se vean influenciados por la delincuencia que se hace presente en ellos.

En México “el narcotráfico dejó de ser una actividad delictiva encapsulada para convertirse en un fenómeno expansivo que permea los tejidos económico, social y cultural, cuyos efectos impactan desde las ventas de autos hasta los valores y aspiraciones de los jóvenes; pasando por algunas expresiones con tintes populares como la música, o la construcción de cierta imagen estética mediante los atuendos extravagantes”, afirma la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) en una investigación titulada “Jóvenes y Narcocultura” publicada en mayo de 2010.

El narcotráfico no sólo genera violencia, sino que ha dado pie a otro fenómeno que ha tenido un impacto enorme en la sociedad mexicana: la narcocultura. “Es más que una tendencia artística, es una forma de vida que responde a una estructura de valores, la expresión de intereses, una forma de vestir, un grupo de personas de una cierta nacionalidad que conservan muchas características de la sociedad en general, pero adoptan, por propia cuenta, elección y convicción, ciertas actitudes propias sólo de un grupo en específico”, explica Susana Rodríguez, reportera del periódico La Jornada Aguascalientes, en una nota titulada “La Narcocultura más como una forma de vida que como arte”.

La narcocultura es un fenómeno que abarca religión, música, ostentación de poder y de dinero; con ella se ha construido una identidad que muchos desean compartir. En México, este fenómeno se ha hecho presente en varios estados y se ha adoptado como una forma de vida que es muy notable en la comunidad juvenil.

De acuerdo con el estudio “Jóvenes y Narcocultura”, realizado por la Secretaría de Gobernación (Segob), la narcocultura, entendida como un marco de códigos, prácticas, lenguaje, etc., empieza a gestarse a partir del contrabando de drogas.

Jorge Sánchez Godoy, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), en su artículo “Procesos de institucionalización de la narcocultura en Sinaloa”, publicado en 2009, afirma que el fenómeno surgió en el municipio de Badiraguato, en la sierra de Sinaloa, es en ese lugar donde ha tenido su mayor expresión como una identidad particular.

El origen de este fenómeno se remonta a la década de los años cuarenta, cuando se inicia la siembra de amapola en esa región, pero es hasta los años setenta cuando se puede identificar como una manifestación aceptada y adoptada por la población del lugar, afirma Godoy.

De acuerdo con una investigación del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), titulada “Narcocorridos, ciudad y vida cotidiana: espacios de expresión de la narcocultura en Culiacán, Sinaloa”, en México la narcocultura es un fenómeno que no pierde su esencia, es decir, a pesar de que se ha expandido a lo largo y ancho de todo el país no deja atrás sus raíces, esto quiere decir que el narcotráfico es ya una forma de vida en México, es incluso algo que caracteriza al país y por desgracia siempre va de la mano con la violencia. La expansión del narcotráfico llegó a cada rincón del país y es por eso que Tláhuac es una zona donde evidentemente, se ha hecho presente.

En la secundaria mencionada, otro grupo de delincuentes que se encuentra se conoce como “Los Ubas”; cada uno de los integrantes de este grupo tiene algo en común y es el comportamiento y la forma de pensar: por ejemplo, tienen una idea sobre el honor que construyeron a partir de un sistema de valores que se creó dentro del grupo y que corresponde a muchas de las canciones que son identificadas como las más escuchadas en la rama de narcocorridos y movimiento alterado, música perteneciente a la narcocultura.

El origen de “Los Ubas” no se conoce con exactitud, sin embargo, hay quienes como miembros de la organización afirman que ésta nació en un Colegio de Bachilleres, "Manuel Chavarría Chavarría", ubicado en Tláhuac. Como banda, comenzaron cuando eran apenas cinco miembros pero con el paso de los años y las nuevas generaciones en la escuela, el número creció y ahora es imposible saber cuántos son miembros de esta comunidad y en cuántas escuelas se ubican.

Escuela, corridos y mariguana


Es viernes, y la salida de la Escuela Secundaria será temprano porque los profesores tienen junta de consejo. Normalmente salen de clases a las 8:45 pm, pero hoy los dejarán marcharse a las 6:00 pm. En la salida hay muchos padres de familia que esperan a sus hijos para llevarlos a casa, sin embargo, hay estudiantes que decidieron no avisar que salían temprano y deciden irse al parque que está junto a la escuela, el mismo en que Moisés R. asalta a las personas.

Rogelio C. y sus amigos decidieron no avisar del horario de salida. Todos, desde que iban en quinto año de primaria, son miembros de “Los Ubas”. Una vez instalados en el parque, emprenden la aventura de una reunión más entre amigos; algunos sacan sus celulares para buscar una canción y ambientar el sitio. Así comienza a sonar “Soy de Racho” corrido interpretado por el Komander, uno de los exponentes más exitosos de la cultura del narco, es una canción que habla de cómo una persona humilde de Culiacán se siente orgullosa de lo que es y lo que ha logrado, y a pesar de eso, con el esfuerzo ha conseguido dinero suficiente para darse lujos y comprar ropa y accesorios caros.

Mientras esa canción está de fondo, los jóvenes comienzan a hablar sobre la última pelea que ocurrió en la escuela, algunos imitan los golpes y otros ríen con dicha imitación. Las miradas se vuelven hacia la parte trasera del parque y los chicos bromean porque se están acercando un par de jovencitas que al parecer les atraen, al pasar frente a ellos los ignoran y aceleran el paso.

Rogelio dice que eso pasa siempre porque nadie confía en ellos, creen que todos son delincuentes y que los van a asaltar o algo parecido. La canción cambia y ahora suena “Un fin en Culiacán”, todos excepto Rogelio cantan esa melodía y se escuchan comentarios como “algún día voy a vivir así”, “quiero ser como ‘El Ojo’ para tener varo”; Rogelio explica que “El Ojo”, es el encargado de distribuir la droga por toda la Delegación Tláhuac, es un delincuente que se caracteriza por no buscar pleito y ayudar a los que puede.

Por otro lado, hay una semejanza con la idea de la fugacidad de la vida, pues en el pensamiento de los involucrados con el narco y en el de los jóvenes integrantes de las grupos mencionados, se debe vivir rápido y al momento porque en cualquier instante la muerte se hace presente y es mejor valorar la vida; esta idea puede verse reflejada en la canción “Archivos de mi vida”, interpretada por Gerardo Ortiz, uno de los mayores exponentes de la narcocultura musical en México. La canción dice lo siguiente:

“…los archivos de mi vida al comienzo acumulé, repasándolos me acuerdo cuando apenas comencé, el sueño que yo tenía al fin se me realizó, con apoyo de mi gente y con la ayuda de Dios. Nunca te has puesto a pensar en cómo será la vida si mañana tú no estás, vive, aprende a apreciar porque vida sólo hay una, hay que saberla disfrutar…”.

En cuanto a la imagen o apariencia, también se ve un cambio, los involucrados en el narcotráfico o bien, los jóvenes que se ven influenciados por la narcocultura se caracterizan por usar una vestimenta que consiste en portar cinturón piteado con grabados, hebillas de oro con incrustaciones de piedras preciosas.

En este punto, es necesario destacar que los jóvenes en Tláhuac (debido a su posición socio económica) no pueden pagar cosas originales y sustituyen lo original con imitación o simplemente con cosas que se parecen a lo original; figuras de animales de granja y hojas de marihuana, botas vaqueras de pieles exóticas, joyería en oro, camisas crema de seda con estampados de la Virgen de Guadalupe, el santo Malverde, etcétera. Además de un especial gusto por la ropa del diseñador Versace.

Otro aspecto muy importante que se ve en los patrones de consumo de los jóvenes es ingerir drogas. En las canciones que tratan el tema se habla del uso de cocaína, sin embargo, en el caso de los adolescentes en Tláhuac no es común que compren esta droga debido a la falta de dinero y para poder cubrir ese requisito comprar sustancias sintéticas o baratas.

Moisés R. afirma que él no puede comprar cocaína, a pesar de que la distribuye; eso se debe a que no tiene dinero suficiente, pero para no sentirse mal consume drogas como la marihuana y siempre tiene con él una “mona”, que es un trozo de estopa bañado en thinner que huele para drogarse y sentirse más valiente y poderoso.

Además se dedica a asaltar personas en el parque que esta junto a su escuela para poder obtener dinero y comprar todo lo que quiera o necesite. Él tiene una motoneta que sirve como transporte y afirma que sólo es temporal porque algún día será líder de los “ratones” y podría comprarse autos como los que tienen los narcos.

Repartir dulces

Son las 12:35 pm del jueves 2 de abril de 2015 y Moisés enciende su motoneta para salir a repartir “los dulces del día”, como él le dice a la cocaína. “Hoy sólo llevaré a dos chavos”, dice y hace un ademán con la mano. Arranca y en menos de un minuto las bocinas que adaptó a su medio de transporte comienzan a sonar, la canción que se escucha es “Damaso” de Gerardo Ortiz.

Después de ir sobre la calle Deodato, ubicada en la colonia Miguel Hidalgo en Tláhuac, Moisés gira a la derecha en Walkirias y calles más adelante se detiene en una esquina donde hay una tienda pintada de blanco con letras azules que dejan leer la palabra “Pepsi”. La música no ha dejado de sonar y ahora se escucha “Mi último deseo” de la banda Los Recoditos, Moisés tararea la canción y dice “no ha de tardar”, refiriéndose a la persona a la que hará entrega de algunos “dulces”.

Dos canciones después llega un hombre alto, moreno, con lentes oscuros y una capucha gris que se quita para saludar a Moisés, de fondo, la canción “A quien corresponda” de la agrupación Colmillo Norteño, no llega ni a la mitad y Moisés y su comprador hace una cambio rápido tomándose de las manos, se abrazan y la primera entrega ya está hecha. El hombre moreno desaparece tan rápido como llegó.

Es importante destacar que aunque las prácticas de la cultura del narco no se manifiestan con la misma frecuencia o de la misma forma en todos los jóvenes, sí es posible establecer cierto patrón de comportamiento. Pero más allá de si el fenómeno se manifiesta con idénticas características a las señaladas por los que han estudiado la narcocultura, lo que interesa resaltar es la existencia de una constante en ciertas pautas de consumo.

José Manuel Valenzuela, investigador social de El Colegio de México, en su investigación “Jóvenes y Violencia”, señala que el empleo de los elementos de la narcocultura ayuda a los jóvenes a sentirse bien pues les brinda seguridad y cierto status entre sus grupos sociales.

Luis Astorga, miembro del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, en la investigación “Mitología del narcotraficante en México”, afirma que “en los narcocorridos existe una especie de ‘orientación ética para quienes se dedican a esa actividad o aspiran a hacerlo’. Otra peculiaridad del género es que los personajes son hombres y mujeres con atributos como valentía, fiereza, osadía y astucia, rasgos que utilizados frente a la ley, se magnifican y los hace dignos de respeto”.

En “Jóvenes y Narcocultura”, Carlos Cruz, investigador de la Dirección General de Prevención del Delito y Participación Ciudadana ha encontrado que cada vez son más jóvenes, casi niños, los que ingresan a las organizaciones delictivas. Hace una década reclutaban a jóvenes entre los 20 a 35 años de edad, ahora los cooptan en edades más tempranas, de 12, 13, 14 y 15.

Cruz señala también que el éxito que ha tenido la delincuencia organizada con la participación de los adolescentes y jóvenes, se debe en gran medida a que esas organizaciones les están dando “trabajo y reconocimiento”, algo que se les niega en otros ámbitos sociales. Debido a eso, es imposible reconocer a los jóvenes y adolescentes como sujetos capaces de impulsar un cambio en el país, afirma la Secretaría de Seguridad Pública.

Con 28 años dedicados al servicio de la educación, Jesús Miguel Miranda Arteaga, profesor de español en una escuela secundaria, habla acerca de lo que es la identidad y cómo es que los jóvenes la construyen a partir de la cultura y el entorno que los rodea.

El también licenciado en Psicología Educativa, egresado de la Universidad Pedagógica Nacional, señala que costumbres, modales, arte, educación, y cualquier término que se piense es parte de la cultura de un pueblo o una sociedad; opina que la cultura y la identidad son términos que van de la mano, no existe el uno sin el otro. Para entender el proceso de construcción de la identidad es completamente necesario conocer la cultura y el ambiente en que una persona se desarrolla pues cada elemento que rodea al individuo resulta fundamental para su conformación como ser social.

En un estudio sobre la respuesta de los jóvenes a la oferta de las organizaciones delictivas en Sinaloa, realizado por Tomás Guevara Martínez, psicólogo social de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), se plantea que la influencia de la narcocultura musical ha sido tanta que cada vez hay más jóvenes dispuestos a dejar la escuela debido a que no consideran la formación profesional como parte de su proyecto de vida. Los resultados permiten observar un desinterés muy importante en la formación académica.

En el estudio de Guevara se realizaron entrevistas a jóvenes que consumen narcocorridos y se obtuvo como respuesta que desean ser narcotraficantes “para tener dinero y esas morras que andan con los narcos”.

El estudio se realizó en Sinaloa pero al preguntar a algunos miembros del grupo de los “ratones”, éstos contestaron de la misma manera, incluso uno de ellos mencionó a las modelos de los videos de Gerardo Ortiz, y dijo que le gustaría poder salir con mujeres como ellas; Guevara Martínez, menciona en su investigación que en Sinaloa hay un dicho popular: “Más vale vivir cinco años como rey, que 50 como buey”.

Actualmente la violencia es un problema cotidiano y las personas están acostumbradas a vivir envueltas en ella, es un fenómeno tan común que se asocia con casi todo, sin embargo, está ligado con el tema de la narcocultura, pues se piensa que debido a la música que de ella deriva los jóvenes adoptan conductas agresivas. Por ejemplo, en la escuela secundaria de la que se habló antes, los estudiantes imitan las prácticas que se mencionan en los narco corridos:

El grupo conocido como “Los ratones” está integrado por jóvenes que apenas tienen 13 y 14 años de edad y dicen ser miembros de una organización delictiva que se encarga de la distribución de la droga en toda la Delegación. En el interior de la secundaria se formó un grupo de aproximadamente 17 adolescentes que se adueñaron de los pasillos y de los baños de la escuela, con el fin de cobrar una “cuota” de 1 a 3 pesos por día a aquellos que deseen usar el sanitario.

Ante esta perspectiva, la narcocultura penetra con mayor facilidad entre los jóvenes. Con la narcocultura y con la oportunidad de una vida mejor (económicamente), los jóvenes optan por cambiar su modo de vida y adaptarlo a lo que el narcotráfico ofrece. El narco ha sido enormemente connotado por la sociedad mexicana, especialmente por los jóvenes que ven en él la oportunidad de ser capos o simplemente de vivir una entre lujos, aunque su vida sea fugaz.

Por otra parte, los mensajes de los narcocorridos son sobreinterpretados y eso hace que la narcocultura musical afecte o haga que la conducta de los jóvenes cambie. Otro aspecto que se menciona en las canciones y que se ve reflejado en los jóvenes es un sistema de valores que incluye la lealtad, la honestidad, la valentía y defender a los miembros de la organización.

En el caso específico de la secundaria de la que se habla a lo largo de la investigación, se muestran todos esos valores, pues la rivalidad entre “Los ratones” y “Los Ubas” está presente en cualquier momento, y cada uno de los miembros tiene un compromiso con su grupo, de fallar al grupo la persona será castigada de manera física y además será excluida del grupo.

Las autoridades en la escuela

Convendría ahondar en la relación de los jóvenes con la narcocultura, para obtener datos que lleven a encontrar las repercusiones que ésta tiene sobre el desarrollo conductual de ellos. El también profesor de historia a nivel secundaria Hugo Lombera dice que “es en la etapa de la adolescencia, cuando los jóvenes se encuentran más susceptibles a los cambios, ya que es en ésta es donde descubren su identidad y su autonomía individual, es por eso que ellos hacen uso de ciertos tipos de comportamientos”.

Lombera, explica que él no juzga a sus alumnos al saberlos fanáticos de la música que refiere al narco o en general a la narcocultura, cree que el gusto por esa música es tan normal como el gusto por el rock o las baladas, “finalmente es música”, apunta el profesor. Lo único que le parece realmente preocupante es la estrecha relación que muchos adolescentes tienen con el crimen organizado.

Otra docente de secundaria, la profesora Claudia Guerrero, quien imparte educación Cívica y Ética, no cree que el gusto por esa música sea malo, sin embargo, reconoce que hay una relación innegable entre la narcocultura y el crimen organizado. “Sólo es música, música que por desgracia es tomada muy en serio por los jóvenes, le dan una importancia innecesaria a lo que dicen las canciones y lo peor es que sueñan con ser los protagonistas de historias como las de los corridos”.

Por otra parte, el profesor Oscar Galindo, opina que los adolescentes tienen una idea errónea de lo que es la construcción de la identidad, para él no se trata de pertenecer a un grupo sólo porque sí, sino que debe haber una relación que permita al joven sentirse feliz y en confianza, “es imposible que los grupos delictivos proporcionen esas emociones”, argumenta el profesor.

Galindo se considera más que un profesor, un amigo más de sus estudiantes, muchas veces se sienta a platicar con ellos sobre asuntos personales y trata de darles consejos para salir adelante y no errar el camino, él se considera apto para esta tarea debido a que ha impartido el curso de “Escuela para padres”, en la misma secundaria, en ese curso aprendió que la identidad debe tener las características antes mencionadas, también entendió que muchas veces son los padres los culpables de que los alumnos pierdan la idea de lo bueno y lo malo.

“Para poder sacar adelante a una familia se debe predicar con el ejemplo”, dice; “por desgracia en zonas en las que la droga está a tope es imposible que eso ocurra”, concluye el profesor. También dijo estar seguro de que la música sí es la causante de que los jóvenes se conviertan en delincuentes o en adictos, considera lo que dicen las letras de las canciones prácticamente una guía para llegar a la perdición o caer en un hoyo del que pocos logran salir.

Según la Secretaría de Seguridad Pública en la investigación “Jóvenes y Narcocultura”, la narcocultura ha penetrado en la mentalidad de muchos adolescentes, al grado de que hay una aspiración a pertenecer a los cárteles por el hecho de obtener un auto de lujo, armas, dinero y droga. Los jóvenes son reclutados para cuidar residencias, llevar pequeños cargamentos hacia Estados Unidos o, en el peor de los casos, como sicarios, para ejecutar a los enemigos de sus patrones.

También son alistados como “puchadores”, término con el que se conoce a los vendedores de droga al menudeo. Ellos están en la base de la pirámide, hacen el trabajo sucio: la vigilancia, el traslado de la droga, la venta al menudeo, y también son utilizados como choferes.

Para muchos adolescentes y jóvenes, ser narcotraficante o sicario es mucho más que un juego. Son ellos quienes están alimentando la base operativa de los grupos delictivos del país, son la mano de obra del narco. El especialista Astorga señala que además del desempleo, la pobreza y la deserción escolar son factores que empujan a los jóvenes a involucrarse en el contrabando de drogas o como sicarios.

Asegura que en muchas zonas del país, el narcotráfico se ha instalado como una forma de vida, ya es parte de la cultura. Es como el camino natural que sigue la mayoría de los jóvenes que viven en estas regiones. Por ello, sostiene que la probabilidad de que alguien ingrese a las filas del narco o de los grupos de sicarios es mucho mayor cuando se tiene una mayor afinidad cultural con quienes reclutan.


*En atención de la seguridad de los involucrados, algunos nombres han sido cambiados. Gracias por la comprensión.

Fotos: cortesía de los entrevistados




Bookmark and Share

Leer más...

martes, 28 de julio de 2015

ARRANCAN CON VICTORIA EN CIUDAD UNIVERSITARIA


Por Itzel Esmeralda Ramírez Martínez
México (Aunam). Este fin de semana después de varias de espera, Pumas regresó a la cancha ante Rayados de Monterrey en la primera jornada de este Apertura 2015 y el resultado dejó muy contentos a los universitarios.

El primer gol de la tarde llegó al minuto 7, David Cabrera cobró un tiro de esquina que fue aprovechó Alejandra Castro para mandar el balón al fondo de las redes.

No dejaron pasar mucho tiempo y al minuto 22 el uruguayo, Gerardo Alcoba puso el 2-0 y el partido dejaba mucho que pensar, una goliza pudo recibir la escuadra regia. Y por poco los auriazules lo logran, al minuto 29 llegó el 3-0 con la jugada de Ismael Sosa.

Pumas cada vez iba más al frente y Darío Verón marcó otro gol, sin embargo fue anulado y el partido continuó así hasta que llegaron los 45 minutos. Se fue amonestado Cándido Ramírez de Monterrey y Fidel Martínez tenía más llegadas para los del Pedregal.

En la parte complementaria los regios hicieron algunos cambios para que cambiaran el marcador, salió con el número 16, Cándido Ramírez y entró con el 4, Ricardo Osorio, salió con el 18 Neri Cardozo y entró con el 17 Jesús Zavala, y salió Aldo de Nigris y entró Pablo Barrera.

David Cabrera fue amonestado y Pumas realizó también algunos cambios, entro Matías Britos en el lugar de Fidel Martínez, salió Ismael Sosa y entró Daniel Ludueña y minutos después alió Eduardo Herrera y entró Dante López.

La cifra de asistentes al Estadio Olímpico Universitario fue de 23 698 y las ovaciones para Alejandro Palacios por regresar a cuidar la portería de Pumas se hicieron presentes al final del encuentro.

"Cuando el equipo juega con esos errores se juega mal"


Antonio Mohamed, director técnico de Monterrey habló acerca de la derrota de su equipo, después de que Pumas les marcó los tres goles dejaron de atacar, pero dice que si el equipo no es sólido no se pueden corregir sus errores, al no ganar se tiene un mal planteamiento, fue un partido mal jugado y los refuerzos mostraron la cara: "El equipo jugó mal".

Mientras tanto Memo Vázquez dijo que Pumas durante el segundo tiempo tuvo pocas llegadas y los cambios de Monterrey le ayudaron, mantener el ritmo alto en el equipo es complicado, se necesita seguir trabajando, hay que hacer un esfuerzo cada partido y se espera dar alegrías constantemente.

En cuanto a los jugadores como Ismael Sosa, Fidel Martínez y Eduardo Herrera dijo que tienen calidad y cada que el balón esta con ellos hay peligro.








Bookmark and Share

Leer más...

domingo, 19 de julio de 2015

FRANCISCO ZURITA, DE FILÓSOFO A ECOLOCO


Por Patricia Chávez Arzaluz
México (Aunam). Cuando Francisco Gilberto Zurita Carrera disfrutaba de un café colombiano, uno de sus placeres, se encontró en el año 1984 con quien fuera su profesor de actuación en el Instituto Arte Escénico de Miguel Córcega, este se dedicaba a darle mantenimiento a las botargas de “Odisea Burbujas” que en ese entonces tenían 5 años de haber salido al público. En una de tantas pláticas en las que mencionaban su gusto por la actuación, sin querer salió una oferta de trabajo que no pudo rechazar.

“A los 20 años fuimos a dar una función a Tijuana y don Humberto Espinoza se cayó del escenario que media como tres metros, él era quien originalmente daba vida al Ecoloco, la señora Silvia Roche me dijo ‘Paquito, échame la mano’ y como me sabía ya todo el show pues lo hice y esa fue la primera vez”.

Hombre de un metro setenta y cinco de altura, barba de candado y tez caucásica eran los elementos principales en el parecido con Espinoza; si bien le faltaban los ojos azules, Francisco Zurita tenía el talento, carácter y el profesionalismo para cubrir en el momento a quien daba vida al personaje más oloroso de “Odisea Burbujas”, El Ecoloco.

Con el paso del tiempo ya no se hacía cargo del mantenimiento de las botargas, ya no solo suplía cuando era necesario o de emergencia, ahora ya alternaba de manera más formal en la representación del Ecoloco, personaje que ha marcado su vida profesional y al que le debe numerosas satisfacciones

El hacer sonreír a un niño no es fácil, pero tiene el carisma para mover un grupo completo de mini personas sin esfuerzo alguno: “los niños tiene un alma y ojos tan transparente que se agradece tener el contacto con ellos e interactuar en el escenario”, pese a tener un personaje que no era querido en el momento por los espectadores, tenía de inmediato una conexión con los menores en cada presentación.

Zurita lamenta que la señora Silvia Roche dejará de estar al frente del proyecto y se lo haya dejado a su hijo Luis Roche desde hace 10 años, pues a partir de entonces el programa salió del aire y las representaciones poco a poco se fueron reduciendo. Sin embargo, no niega que las dos o tres presentaciones que llegan a tener al año son hechas con un amor y sensibilidad absoluta, como la primera vez se disfruta y se sufre por los nervios.

La sangre del arte

El gusto por la actuación está presente desde que tiene uso de razón, siempre se observó en un escenario dando vida a personajes tanto extraños como propios. No dejó pasar oportunidad alguna que se le presentará para entretener o llevar a la reflexión a un público desde la perspectiva de un personaje ficticio, él lo convertía en realidad.

Al traer la esencia mexicana arraigada en el corazón, siempre ha tenido una relación con la familia caracterizada por la unión y la libertad de hacer lo que les llenara en el aspecto profesional y personal. Su madre, María Imelda Carrera Vidal y su padre, Gilberto Zurita Fonz.

Pese a esta característica su familia estaba renuente a que llevará su pasión por la actuación a la manera de vivir en este país apático y sin interés en el arte. “De qué vas a comer Francisco, de qué”, le recordaban sus tíos.

Su entorno está lleno de literatura, pintura, poesía, música, un collage de las artes digno de exposición, todos llevan en la sangre el gusto por admirar y remarcar la belleza interior, más allá de lo visto más allá de escrito, todos con un poco o mucho de locura intentan salvar su vida de esta tortura.

Es difícil tratar de controlar un alma llena de vitalidad detrás de un escritorio haciendo cuentas o llevando casos legales, por lo mismo no se dio por vencido y luchó por su gusto.

“El hermano más chico de mamá, mi tío Pablo se emocionaba mucho desde que iba a presentar exámenes en la escuela hasta mis primeros personajes, se le notaba pero no lo decía”.

En las primeras presentaciones que tuvo como actor esperaba más apoyo de su sangre y aunque estuvieron acompañándolo se mostraban fuertes al darle críticas, pues como profesionales no lo dejarían elevarse en el ego inicial de actor, no sería uno más que pretende salir en Televisa o tener sus pininos en TV Azteca, tenía que ser digno de llevar el apellido Zurita Carrera.

Primer acto

Las oportunidades no se dejan pasar para quien tiene el temple de resaltar por la buena memoria y por la calidad, es así que saliendo de su último semestre en el Instituto de Arte Escénico de Miguel Córcega, teniendo como colegas y profesores a José Soler y Augusto Benedico – actor español- lo invitan a participar en una compañía de teatro para salir rumbo al Cervantino

“Estuve en ‘El Juez de los Divorcios’, en los entremeses del Cervantino creó que en el número 18 a pero no estoy tan viejo eh”, se sonroja y deja ver esa sonrisa que como flash back lo llevo a su primera experiencia profesional, quien diría que la felicidad, la casualidad y causalidad si se llevan de la mano.

Intermedio, El sueño Americano

“Extrañe a los tres días las tortillas y me regrese”, Como muchos latinos y jóvenes creía que era más fácil tener una oportunidad de sobresalir si se movía del territorio nacional y fue en búsqueda del llamado sueño americano, si, pero como muchos no soportó esa angustia de saber que del otro lado de la frontera había una variedad de tacos, pozoles, quesadillas y demás platillos típicos que ni ganando en dólares se podían igualar al placer que en el paladar los manjares le habían de dar.

Mientras estuvo en Estados Unidos no se deslindó de sus gustos y fue la botarga oficial de los Delfines de Miami durante dos meses y se regresó a sus 19 años para seguir ya bien alimentado de corazón y cuerpo, a realizar actuaciones a lo grande.

Uno más uno, tres

“Siempre me pasa algo por metiche...”

Francisco Zurita, un hombre caballeroso, regresa a su escuela en búsqueda de viejas amistades después de año y medio de haber egresado del Instituto de Arte Escénico, al llegar se encuentra con la desagradable noticia que quien fuera su profesor Renato de la Riva estaba delicado de salud, por lo tanto tenía que dejar de impartir cátedra en dicha escuela y le proponen que se quede con la clase de Pantomima, lo cual acepta gustoso.

Una alumna con la cual no tenía una relación agradable desde el inicio, sería quien le quitara la soltería a Francisco, ella dejó la escuela y tiempo después en la obra Don Paco el juguetero gruñón, donde el Francisco era el director y ella entraba como actriz, se dio una relación de amigos, posteriormente salieron y se hicieron pareja. Al año de ser novios se casaron y tuvieron a quien daría vida a Mimoso el ratón

Nélida Geraldo Duarte fue su pareja sentimental durante diecisiete años y medio durante los cuales fueron también compañeros de trabajo al ser ella la suplente de Aurora Alvarado, quien daba vida a Mafafa Musguito.

No hay que olvidar que quien fuera la parte más tierna y adorable de Burbujas era Mimoso el ratón, aquel ser amarillo con su inseparable babero, amante de los chocolates tenía dentro a una pequeña llamada Cristina quien por 4 años daría vida a este ser tierno y sería el inicio de una carrera actoral.

“Soy más exigente con mi hija que con mis alumnos”

Al mostrar sus dotes de artista y al ser un padre que se preocupa por las necesidades y curiosidades de su hija, Zurita apoyo el estudio de su hija dentro de la Danza regional, contemporánea y actuación, llegando así a que en la actualidad ella pueda dar clases en su escuela particular.

Describe a su hija como una chica rara en el sentido académico pues siempre estuvo al pendiente de sus estudios para poder continuar a la par con la parte artística, pues era uno de los tratos para seguir. Otro punto que jamás se descuidó en ella fue que hiciera las cosas por amor y con la responsabilidad que implica

Esto se vio más durante su participación como Mimoso el Ratón donde siempre disfrutó cada presentación y durante la cual no se le obligó a estar haciendo algo que la perjudicara emocionalmente, como les llega a pasar a algunas celebridades que comenzaron a una corta edad.

Ahora Cristina es una joven de 20 años con complexión delgada, tez blanca y una sonrisa que la caracteriza su carácter agradable. Música, maestra de actuación y con un gusto vasto por las artes en general.

El show debe continuar


Después de estar en diferentes escuelas como la de Xpresión de Carlos Espejel, en el Instituto de Artes Escénico, entre otras pequeñas escuelas dando muestra de su talento como profesor y en diferentes compañías como actor, no tiene problema con que a sus 49 años la televisión no sea su modo de vida, pues el disfruta cada personaje y no busca el ser “famoso”, él busca realizarse como persona.

“El actuar es mi pasión y lo que uno hace con pasión se disfruta”

Debido a la inseguridad del país ha tenido que realizar cambio de domicilio tanto particular como laboral, es por esto que a mediados de diciembre contará ya con un nuevo lugar para su escuela de actuación, donde incluirán clases de música, danza, radio, entre otras.

A su edad se siente joven de corazón y mente, no tiene pensado retirarse pronto pues “siempre falta un viejito en alguna obra”. Aun le falta un viaje por todo el Caribe en un crucero, no importa si es solo u acompañado, la experiencia es la que marca la diferencia.

Ahora se da el lujo de escoger que papeles le convienen o le gustan, pero como en cualquier carrera tuvo que aceptar los que ‘cayera’, picar piedra para poder hacer nombre y curriculum para ahora decir no a lo que no le llenase tanto en lo profesional y personal del papel.

Muchas veces un actor no está de acuerdo en la manera que se construyó un personaje para el guión o en la manera que el director quiere mostrar, pero finalmente él solo es actor

Un ejemplo de esto es cuando trabajo en Televisa con Pedro Armendáriz Junior y Diana Bracho en Tony Tijuana, donde manifiesta que aceptó entrar pues acaba de salir del Instituto de Arte Escénico y era una opción pues trabajaría con Alejandro Tovar quien era el director del programa y a quien le gustaba el trabajo del egresado de Filosofía y Letras, Francisco Gilberto Zurita Carrera.

“El programa se me hacia soso y tonto, el programa, eh; pero ganaba bien”, cuando el pago es mayor en el oficio o presión que sea, se hace pese a no estar de acuerdo, ese fue el motivo por el cual estuvo dentro del proyecto y aguanto hasta el final.

Imágenes: Archivo del actor.


Bookmark and Share








Leer más...

martes, 14 de julio de 2015

EL MUNDO DE RODOLFO ZAPATA: RADIO, ROCK Y PERIODISMO

Por Diana Jazmín Escalona González
México (Aunam). La fachada caoba de un Starbucks en la esquina de Juan Pablo II e Insurgentes Sur era sólo el telón del lugar acordado para conocer parte de la vida y carrera de Rodolfo Zapata Aguilar, autor de las notas publicadas cada semana desde el 2010 en El mundo a guitarrazos de la revista Marvin, quien con tan sólo 29 años ya había cumplido su sueño de trabajar en radio.

El reloj marcaba las dos y media en punto, pero aún no había rastro de él, la música jazz del lugar lograba calmar todo síntoma de ansiedad; no pasaron ni cinco minutos cuando se encontraba de pie frente al primer escalón de la entrada, usaba una camisa gris clara abotonada hasta el cuello, un suéter de un tono similar al carbón y un pantalón negro recto que dejaba ver lo delgado que era.

Un abrazo caluroso acompañado de un beso en la mejilla abrieron paso al encuentro, se acercó al mostrador y pidió su café, —uno del día por favor, tu qué quieres tomar— me límite a pedir una bebida bastante fría, mientras le insistía a la cajera que aceptara mi dinero y no el del periodista.

Caminamos hasta una pequeña mesa de madera justo frente a una ventana que dejaba ver la circulación de los autos y el andar de la gente. El escenario era perfecto casi no había personas, el aroma a café de grano embriagaba las fosas nasales y el único ruido que se percibía era un agradable blues como música de fondo.

Fight1

Tras un par de sorbos a su bebida el comunicólogo confesó que ser periodista no fue su primera opción —al principio yo quería estudiar medicina, para después dedicarme a los bebés; obviamente en la preparatoria me di cuenta que no tenía la menor vocación para medicina.

Mientras el egresado de la Facultad de Estudios Superiores Aragón explicaba por qué había decidido ser periodista, su voz se iba tornando más segura, a momentos se reía y dejaba ver sus dientes blancos bien alineados y cada una de las líneas de expresión que se marcaban en su rostro apiñonado.

—Cuando me fui al área tres, que es de sociales, recuerdo que una maestra me preguntó por qué elegí esa área, entonces le dije que quería salir en la radio, porque en ese entonces me gustaba mucho escucharla, hasta la fecha la escucho, incluso más que ver la televisión—, narró mientras sus manos jugueteaban con el vaso de su bebida.

Como fruto de su entusiasmo y perseverancia por querer estar en radio logró trabajar durante seis años en el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), primero a lo largo de cinco meses como parte de su servicio social y después de manera permanente donde pudo colaborar en investigación, redacción y locución.

—Hice mi servicio social ahí, recuerdo que le mandé un correo a Marcelo Lara, el gerente de Reactor en ese entonces, me contestó muy buena onda y me dijo: mira yo no sé si haya espacio porque servicio social los distribuye, pero comunícate con tal persona.

La intensidad en sus palabras iba en aumento conforme explicaba su historia —me dijeron: hay lugar para noticias, ¿te interesa? Y dije sí sin broncas cuando todo mundo les bateaba noticias, porque decían que era muy pesado, se espantaban y yo sin problema acepté. Pasó el tiempo y coincidió que uno de los redactores se fue, entonces pedí mi oportunidad, les dije oigan a mí me interesa puedo hacer casting para trabajar y me dijeron que sí.

—Permanecí un tiempo en redacción y cuando preguntaban quién quería hacer la información para las capsulas informativas, yo me ofrecía a hacerlo, siempre he sido así, cualquier trabajo yo lo hacía.

—Entonces, ¿qué etapa disfrutaste más durante tu trayectoria en IMER?, tomó unos minutos para pensar mientras refrescaba su garganta con un poco de café.

—La adrenalina está muy cañona cuando conduces, es una experiencia muy padre, pero es muy privada, está muy cerrado el círculo para que entres a conducir un espacio a nivel nacional.

Sus palabras comenzaron a desprender un seductor aroma a café. —Si me tengo que quedar con algo sería con los trabajos especiales, porque te dan libertad, es un periodismo distinto al día a día; rehacer la redacción de notas es ver que está pasando para publicar, vas movidísimo, y en trabajos especiales no, eso es lo que te da permiso de hacer investigaciones más a fondo, te la llevas mucho más tranquilo.

Satisfaction2

Como parte de su trayectoria en el periodismo, a partir del 2012 colaboró para el portal digital de Proyecto 40 con una columna llamada Jueves de antaño. Surgió porque unos cuates iban a abrir un portal, y uno de mis buenos amigos era el que se encargaba, me ofreció entrar con una columna y se me ocurrió hacer un espacio donde rescatara lo de mi infancia y el pasado.

Cuando comenzó su columna a los 27 años, algunos de sus amigos se reían porque escribía sobre lo viejo, no eres tan grande, le decían. —La onda era hacer temas que ahorita ya son muy difíciles de explicar, contar de una forma más amena como era la convivencia, por ejemplo en un café antes de que llegara Starbucks y antes de que hubieran celulares.

—También tienes una columna en Marvin, El mundo a guitarrazos, ¿qué es lo que más te gusta de ella?

Vuelve a sonreír mientras la alegría se apodera de cuerpo, comienza a mover más las manos y como el impacto de un automóvil contra un muro suelta una primicia. —Marvin estuvo y está bien chido, pero creo que ya se acaba mi ciclo ahí y no porque ellos quieran, sino porque yo lo estoy decidiendo—.

Pese a la insistencia de su esposa para que no deje la columna, él está seguro de que ya es momento de iniciar otro proyecto o refrescar la columna, pues se ha dedicado a ella durante cinco años cada semana, por lo que probablemente en enero culmine su mundo a guitarrazos.

Tras el impacto de la noticia, su narrativa se traslada al pasado para contar cómo llego a la revista de cine, música y arte. —Un amigo del IMER se fue a trabajar a Marvin, pero querían darle mayor difusión en internet, por lo que me contó que estaban buscando a un periodista que llevara temas del ámbito periodístico a los jóvenes.

Debido a las críticas que ha recibió al comenzar con su columna, afirmó —al final El mundo a guitarrazos es llevar los temas de la actualidad de una manera más coloquial, si la comparas con alguna columna de El Universal, Sin embargo o Excélsior te das cuenta que van para públicos distintos.

Love is strong
3

Era momento de conocerlo más a fondo, —¿podrías describirte en tres palabras?— Una pequeña risa nerviosa se escapa de entre sus labios, su mirada se desvía al exterior del lugar y se da un momento para pensar su respuesta.

—¡Qué difícil!— exclama sin dejar de mover sus manos — como persona soy muy sincero, creo que tiene que ver con mi profesión; educado en un sentido de convivencia cívica y divertido, quienes me conocen dicen que soy muy cajeta.

El ambiente se rompió de manera abrupta con la llegada de un grupo de cinco chicos, no tenían más de 15 años, su uniforme escolar delataba su juventud, el volumen de su voz y sus risas exageradas quebraron con la armonía del momento, ya no se podía distinguir entre el jazz y el blues. Zapata no mostró disgusto alguno y para ayudar con la grabación se acercó un poco más y elevó el volumen de su voz.

—¿Hay algo o alguien que te inspire en tu vida? Sin dudar con una gran sonrisa en su rostro dijo:

—En este momento mi esposa, lo hacemos todo juntos, pero no en el sentido de pareja melosa, sino que lo planeamos para hacer una vida juntos. Lo que he pasado con ella en estos últimos cuatro años ha sido increíble.

Por la manera en que habla de su esposa, quien también es periodista, y con la seguridad de obtener una buena respuesta, tras poco más de media hora de charla me atreví a preguntarle:

—¿Cómo es su relación?

—Coincidimos en muchas cosas como en esto del periodismo, sin embargo a veces discutimos por nuestras posturas. En la parte personal nos complementamos porque somos muy distintos, yo soy muy vale madres, desmadroso, más al chilazo; ella es muy prudente, se sienta a pensar bien las cosas.

El grupo de niños de secundaría se había marchado y todo volvía a la normalidad, el aroma del café era más fuerte y atractivo, el caos vial en el exterior se evaporaba ya no había cláxones que retumbaran con su sonido en los oídos.

Con cuatro años de relación y poco más de un año de casados el periodista se mostraba pleno al hablar de su relación, su mirada aumentaba su brillo y el tono de su voz cada vez más entusiasta lo delataban a cada minuto, pero confiesa que tuvo miedo al casarse, puesto que era una persona que afirmaba que no pensaba en el matrimonio como su estilo de vida.

—Un día platicando sobre el trabajo que tenía me daban seguro médico de gastos mayores, pero no podía ponerla a ella sino estábamos casados, entonces románticamente le dije: oye ya te puedo poner en mi seguro si nos casamos, así que vamos a casarnos. Ella dijo, sí está bien, y así fue cómo surgió la idea.

Sympathy for the Devil4

Como buen comunicólogo disfruta de la lectura y del cine pues su película predilecta es El padrino, series de televisión como Mad men o The walking dead y la música, en especial del rock en inglés. —La música es parte indispensable en mi vida a todas horas la escucho, menos cuando ando en bicicleta porque dicen que es muy peligroso traer audífonos, pero ganas no me faltan de ir escuchando mientras voy pedaleando, de ahí en fuera en la oficina escucho música o en las tardes en lugar de prender la televisión pongo música.

Tienes algún grupo de rock que te identifique, —mi banda favorita de todos los tiempos es The Rolling Stones, y si tuviera que elegir una canción de ellos sin duda sería Sympathy for the Devil—, canción escrita por el líder de la banda Mick Jagger, la cual habla sobre un personaje que se resiste a decir su nombre y pues es la razón de todo acto de maldad en la historia de la humanidad.

Sin poder encontrar identificación alguna entre la letra de la canción y el entrevistado, quien se había mostrado entusiasta y respetuoso, dejé de pensar en la popular melodía, la conversación continuó, el nerviosismo se había evaporado por completo y el tiempo en el reloj era lo menos importante.

Su gusto por la música lo llevó a escaparse varias veces a conciertos o firmas de autógrafos cuando era adolescente, hasta la actualidad lo disfruta pero con menor frecuencia —uno de los conciertos que más me ha gustado es el de Metallica cuando vinieron con su gira del Death Magnetic al Foro Sol, hasta la fecha escucho ese disco y se me pone la piel chinita porque recuerdo que yo estuve ahí.

De su amor por la lectura admitió que su biblia como él lo llama es El laberinto de la soledad del ganador del Premio Novel de Literatura en 1990 Octavio Paz. —Lo he leído seis veces en distintas etapas de mi vida y siempre le encuentro algo distinto. Para poder leer, el sillón rojo de su casa es uno sus lugares favoritos para hacerlo, sin embargo prefiere pasar horas sentado en el piso de su balcón.

Su estilo de vida se remite a hacer aquello que lo hace feliz, después de tomar la última porción que le queda de su bebida revela —sí te hace feliz tomarte un café, tómatelo. Yo tengo la libertad de no depender de nadie y que nadie dependa de mí. Hay días en que llego a mi casa y mi mayor preocupación es acabar un libro—, afirmó mientras volvía a colocar su vaso en la mesa.

The last time5

La intensidad de los rayos del sol había disminuido, el clima era más fresco, los hielos de mi vaso que aún seguía lleno en su totalidad se habían derretido y una ligera capa de agua rodeaba el exterior del vaso. Él seguía con la misma energía con la que llegó, su sonrisa jamás se desvaneció.

Cómo te ves dentro de diez años, al igual que en otras preguntas no tardó mucho en decidir y así exclamó —en un futuro me veo haciendo periodismo de alguna u otra manera, veo mi vida muy difícil sin él, dado que mi esposa y yo somos periodistas. Lo primero que hacemos al despertar es prender la radio y escuchar noticias, cuando llego a mi oficina leo el periódico, más tarde reviso columnas, veo que están poniendo en los portales, todo el día estoy revisando noticias.

Sacó su IPhone negro visualizó el reloj y después de intercambiar algunas palabras más el encuentro culminó, sus confesiones ahora reposaban en la grabación del celular y su imagen quedaba grabada en una fotografía, el aroma del café se perdía conforme nuestros pasos avanzaban; y al igual que en la bienvenida, un abrazo y beso en la mejilla fue lo último que pude sentir.

Con dirección opuesta a mí, caminó entre la gente, el olor del café se desvaneció al igual que la silueta del periodista, ya no había más música y el único ruido que retumbaba en los oídos era el de los cláxones, el semáforo se puso en rojo y las manecillas en el reloj volvían a estabilizar el tiempo.



__________________
  1. The Rolling Stones. “Fight”, Dirty Work. Polydor Records, 1986
  2. The Rolling Stones. “Satisfaction”. Out of Our Heads. RCA Studios, Hollywood 1965
  3. The Rolling Stones. “Love is strong”, Voodoo Lounge. 1994
  4. The Rolling Stones. “Sympathy for the Devil”, Beggars Banquet. Olympic Studios, Londres 1968
  5. The Rolling Stones. “The last times”, Out of Our Heads. RCA Studios, Hollywood, 1965



Bookmark and Share

Leer más...