martes, 30 de abril de 2013

EXIGE EL PERIODISMO PENSARSE Y EJERCERSE EN LIBERTAD


Por Itzel Cervantes
México (Aunam). Omar Raúl Martínez, egresado de la Máxima Casa de Estudios de la licenciatura en Comunicación, aseguró que lo más grave no es la censura, sino la autocensura, condicionada u orillada por políticos, narcotraficantes u otros medios.

En la mesa Prensa Censurada, integrada por los periodistas José Reveles y Omar Raúl Martínez, y el profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Porfirio Toledo, los especialistas coincidieron en que los gobernantes acostumbran comprar espacios periodísticos y “así intentan posicionar sus temas en la agenda”, planteó Martínez.

José Reveles, especialista en narcotráfico, afirmó que la censura es normal en un país que presume de ser democrático, pero no lo es, como México: “El país vive en una paradoja constante”.

La censura se hace presente en tiempos de guerra y de violencia. Lesiones, muertes, desapariciones, hostigamiento, todo eso es censura y orillan al periodista a la autocensura. El gobierno quiere convencer de que el narco es el principal responsable de la censura y agresiones a periodistas, lo que es una absoluta mentira, puntualizó el autor del libro La hegemonía del Chapo Guzmán.

Porfirio Toledo argumentó que el estado burgués tiene dos medios para atacar: el dinero y el derecho. El derecho tiene la posibilidad de cumplirse o no cumplirse. En estas regiones donde se ejerce el poder de manera autoritaria, el periodista está impedido para ejercer su libertad de expresión y de prensa.

Gran porción del territorio nacional es abstraído a un estado de derecho en el que gobierna le crimen organizado. Empresarios, delincuentes, narcotraficantes, políticos, todos ellos son el crimen organizado. No hay derecho a la información, no hay medios plurales, sólo hay propaganda, agregó Toledo.

El autocensura y la censura no es nueva, pero es menester estimular la autocrítica, la revisión valórica, la discusión frontal a los virus que fragmentan la labor periodística, es necesario promover la autorregulación mediática, planteó Omar Martínez.

El periodismo va junto con la sociedad; si la sociedad cambia, el periodismo también y “la única manera de evitar la censura es hacer un trabajo profesional”, fueron las palabras con que José Reveles cerró la presentación de la mesa.














Bookmark and Share

0 comentarios: