lunes, 29 de abril de 2013

THE BEATLES Y DADDY YANKEE EN EL MISMO ESCENARIO

Por Diana Ramírez Luna
México (Aunam). ¡Por fin! Viernes de danza, viernes para vibrar junto con el Taller Coreográfico de la UNAM de Gloria Contreras, como siempre, en el Carlos Lazo. En esta ocasión, con motivo del Día Internacional de la Danza, se llevaron a cabo algunas coreografías musicalizadas con melodías de corte más popular, siendo la primera de ellas, Nací, del reggaetonero Daddy Yankee.

En este primer acto, la coreógrafa hace una clara crítica social al sistema social anglosajón, pero sobre todo a la relación de desigualdad que existe entre migrantes y nativos. Esta es una danza donde se busca sacudir consciencias a través de una voz que se filtra: la voz del arte que se indigna ante la pobreza y se nutre de la danza callejera.

Como segundo número se presentó un performance titulado Give peace a chance, con música de The Beatles, siendo el mayor reto, según Gloria Contreras, superar las expectativas que poner en escena la música del grupo más exitoso de la historia implica. A través de siete canciones en total, los bailarines derrochan energía en el escenario, contagiando al público con la misma.

Gavota, de Johan Sebastian Bach musicaliza el siguiente número, mostrando una danza clásica de primer orden, siendo el número más corto del evento, y sin embargo, uno de los más impactantes por el rigor y precisión con que la bailarina, Olga Rodríguez, interpreta la pieza.

Con la interpretación de esta pieza, Arrebato, de Astor Piazolla, se evoca al Che Guevara. A través de una danza fuerte se hace un homenaje al personaje revolucionario.

En Sinfonía india, de Carlos Chávez, también somos testigos del rigor y la precisión que los ejecutantes, donde además resalta la belleza, exquisitez y fuerza de la variedad de instrumentos que se utilizan. Gloria Contreras presenta la esencia y la concepción y filosofía de Chávez.

Por su parte, Ofrenda musical de Johan Sebastian Bach es interpretada bajo una tradición intelectual que se ha transmitido de generación en generación, ya que sigue la estructura de la música. Esta es una pieza que el compositor creó para el monarca Federico el Grande, quien disfrutaba del arte, pero sobre todo, de la música y la danza. Al ver el número, quedó fascinado, así que Bach se la dedicó.

Como es común, con un lleno total, al finalizar el evento, la maestra Contreras salió a agradecer a su público y llevándose las palmas de más de dos centenares de personas que han decidido no perderse la magia de este espectáculo, concluyó el festejo por el Día Internacional de la Danza.






Bookmark and Share

0 comentarios: