martes, 12 de marzo de 2013

DENUNCIAN INCURIA DEL ESTADO EN CASOS DE FEMINICIDIOS


Por Anabel Lugo Cruz
México (Aunam). En territorio mexicano los feminicidios aumentan, esto se debe a cuatro ejes principales: la violencia extrema, la permisibilidad social, la impunidad y la falta de actuación gubernamental.

En el foro 8 de marzo ¡Nada que festejar!, se hizo hincapié en la inacción de las autoridades para poder responder a los reclamos de madres y familiares de mujeres asesinadas en Ciudad Juárez y Estado de México, los dos estados más azotados por este fenómeno.

Respecto a esto, Norma Andrade defensora y cofundadora de la asociación civil Nuestras Hijas de Regreso a Casa, formada a partir del asesinato de su hija Lilia Alejandra García Andrade (2001), explicó que no existe ayuda de los mandos policiales, al contrario condenan a los familiares a vivir bajo amenazas, ataques y en algunas ocasiones los fuerzan a buscar refugio en Estados Unidos.

La impunidad es un denominador común en territorio mexicano, de muestra está el caso que se presentó el 29 de junio del 2010 en Chimalhuacán, Estado de México, fecha en que Mariana Lima Buendía fue estrangulada por su esposo.

Su madre Irinea Buendía Cortés espetó que este municipio se distingue por el arbitrio autoritario, por ello, el caso de su hija sigue impune, razón suficiente para que el asesino de Mariana este libre y con el cargo de comandante policial en la municipalidad.

A pesar de existir averiguaciones previas y evidencias de los asesinatos, aún domina un gran número de irregularidades, lo cual, muestra que no se respeta el Protocolo de Procedimiento Penales del Estado de México para poder llevar casos como el de su hija.

Estas irreguladidades, han provocado el aumento de actos contras las mujeres, sólo basta retomar las cifras que otorga el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) sólo para el Estado de México, por lo que entre el 2007 y 2009 se registraron 1342 defunciones femeninas asociadas con homicidio.

Un caso similar es el de Viviana Muciño Márquez, a quien el despotismo de los mandos policiales, le han demostrado que la justicia no existe, porque los actores principales (esposo y cuñado) del asesinato de su hermana Nadia, no han sido consignados.

Por ello, las madres consideran que ante el panorama de violencia ejercida contra las mujeres aunado a la irresponsabilidad judicial por parte del Estado, es imposible festejar con regocijo un 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, porque las violaciones, los secuestros y los feminicidios no respetan fecha alguna, por lo cual es importante mantener una lucha combativa día a día.






Bookmark and Share

0 comentarios: