viernes, 4 de abril de 2014

LA BEBIDA DE LOS DIOSES, EN LA HIJA DE LOS APACHES

Por Ilse Becerril Castro
Fotos: Jessica Alejandra Reyes Govea
México (Aunam). Desde que la venta, distribución y aceptación del pulque se vio en decadencia de hasta un 25 por ciento, distintas pulquerías en el Distrito Federal han intentado rescatar la importancia de esta bebida como una de las más tradicionales del país, “La hija de los apaches” es un ejemplo de ello.


50 litros de pulque todos los días y 100 litros los fines de semana es la cantidad que se importa desde Hidalgo, por ser considerado el lugar donde se vende el pulque con mejor sabor, y se terminan los consumidores amantes de esta bebida de los dioses.

Los sabores son varios, se encuentran desde el más tradicional de avena, fresas con crema, tamarindo, piña, maracuyá, hasta el sabor natural. También han resultado diversos inventos, como el curado de “viagra” en donde destaca el sabor a zarzamora, que poco a poco van teniendo auge entre las bebidas favoritas de los jóvenes.

Aunque en sus inicios, en la década de 1970, los principales asistentes a esta tradicional pulquería eran los hombres y las pocas mujeres que acudían tenían un lugar “especial”, en la actualidad son los jóvenes a partir de los 18 años que más frecuentan “La hija de los apaches”.

El actual dueño, Epifanio Leyva Ortega, de 76 años de edad, es el encargado de la administración y supervisión del lugar, algunas veces es él quien también atiende a los clientes que asisten a su pulquería. Son cuatro las persona que lo apoyan en las labores que deben realizarse día a día.


En entrevista, Epifanio Leyva, mejor conocido como “el Pifas”, aseguró que desde qué él inició en el negocio ubicado en la Colonia Doctores, la venta del pulque ha aumentando, sin embargo, también se vale de la venta de cerveza para apoyarse en las ganancias. “Si por mí fuera, aquí sólo se vendería pulque, pero la ganancia no sería la misma de ahora”, comentó.

“El Pifas” también tiene como objetivo abrirle las puertas a los eventos culturales tales como presentaciones de libros, presentaciones de grupos musicales los días jueves y sábados y los miércoles, específicamente, grupos que prefieren tocar el género salsa.

Con más de 70 años de historia, un peculiar diseño en su interior y un sinfín de anécdotas guardadas en cada rincón, la pulquería “La hija de los apaches” abre todos los días sus puertas a los cientos de jóvenes, en su mayoría, que gustan continuar con la tradición que poco a poco ha recobrado vida: el consumo de la bebida de los dioses.










Bookmark and Share

0 comentarios: