viernes, 4 de abril de 2014

EL GÓTICO MÁS ALLÁ DE UNA SUBCULTURA URBANA

Por Luci Pérez
México (Aunam). El objetivo dentro del VI Coloquio Gótico Internacional en esta ocasión fue hablar de convergencias góticas en el arte y las letras. El Colegio de Letras Modernas extendió la invitación para estudiantes y demás personas interesadas, los días uno, dos y tres de abril. La cita fue en el Salón de Actos de la Facultad de Filosofía y Letras.


En la séptima mesa, llamada Lo gótico en las letras y el arte, se presentaron tres temas de análisis e interés actuales: el sadismo y la perversión visto desde el psicoanálisis; tema que se aborda con frecuencia en la literatura gótica contemporánea, el estudio de una ciudad gótica en Tunja , Colombia y finalmente un par de análisis sobre los cuentos de H.P. Lovecraft que involucra arquitectura.

Lovecraft y sus lugares inciertos

El análisis propuesto por Denisse Arreguí, licenciada en Letras Modernas por la UNAM explican, con base en el cuento Dragón , ciertas características dentro de la narrativa del autor que trasladan a una ambigüedad dentro de la configuración del espacio.

La habilidad del escrito norteamericano es tal, que los lectores comienzan a sentir miedo, no tanto por el monstruo que al final descubrirán; más bien la percepción se altera cuando se lee línea a línea la atmosfera incierta en que se pierden los personajes. Su ponencia se llamó El monstruo espacial de H.P. Lovecraft.

Al respecto, el ponente Emmanuel Vivazco Tovar, de la Universidad de Querétaro apoyó la tesis de Denisse Arreguí, argumentó al respecto ‘’ el lugar mismo se conforma como un monstruo y nuestras miedos comienzan a ser latentes. Es una angustia constante, no podemos lograr percibirlo, pero sabemos que está ahí presente’’.

En la narrativa de Lovecraft se advierte a través de las descripciones sobre los lugares donde se está, sin embargo al lector le genera cierta confusión, es como si viera a través de un velo negro sólo algunas características y ‘’si se ve detrás del velo se llega a la locura’’ concluyó Vivazco.

En efecto nada en concreto es explicito, no se concreta el nombre el algún lugar o rata de viaje. Hay muchos ejemplos dentro de la obra del norteamericano. Por mencionar algunos, se encuentra El ser bajo la luz de la luna y El Morador de las Tinieblas.

Una ciudad neogranadina gótica

Como segundo tema de exposición la colombiana Emma Yolanda Martínez abordó los estudios realizados en los últimos tres años sobre su ciudad natal, Santiago Tunja. El proyecto lleva el nombre de Tunja gótica y taciturna. A través de su arquitectura se han recaudado análisis y documentos al respecto.

En cuanto a la literatura, mencionó: ‘’actualmente hay una gran cantidad de poetas y escritores que se dedican a la literatura gótica, sin embargo en lo que vale indagar es el lo hecho hace poco más de 400 años, por desgracia no se ha dado la suficiente importancia a estudiar a mi ciudad y su arquitectura’’.

Para finalizar, se exhortó a la comunidad a estar pendiente a la convocatoria que saldrá en el verano de 2015, con el objeto de poder participar en el Coloquio Gótico Internacional.







Bookmark and Share

0 comentarios: