viernes, 17 de mayo de 2013

UN MAGISTERIO EN REBELDÍA LLEGÓ PARA QUEDARSE



Por Nayeli Valencia Arrucha
México (Aunam). La mitad de la Plaza de la Constitución estaba vacía. La otra mitad es hogar momentáneo de maestros de Oaxaca y Michoacán, principalmente; quienes están en plantón se inconforman por la Reforma educativa (ellos le llaman contrarreforma educativa).

El panorama cambió en unas horas. Aproximadamente a las doce y media comenzaron a llegar los contingentes de profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Los policías del Distrito Federal también los esperaban, resguardando edificios gubernamentales, pero todo ocurrió con tranquilidad.

“¡De Chiapas hasta Sonora con la coordinadora! ¡Zapata vive, la lucha sigue. Zapata vive y vive, la lucha sigue y sigue!”, gritaron. También avisaron a sus compañeros que no se fueran a sus campamentos sino que se quedaran frente a la Suprema Corte de “Injusticia” -como ellos le nombran- de la Nación para continuar con un mitin y finalizar la festividad del Día del maestro porque “¡el maestro luchando también está enseñando!”

El camión donde se transportaba el sonido se movió, al mismo tiempo anunciaron un saludo y recordatorio para el actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, en especial, le recordaron a su madre.

El contingente avanzó poco a poco hasta colocarse frente a la SCJN, ¡esos son, esos son los que chingan la nación!, gritaron y avanzaron. Sin embargo, después de caminar desde San Cosme y hacer una parada frente a Televisa Chapultepec, fue inevitable que algunos integrantes llegaran directo a la sombra de su campamento, en la comodidad del pavimento y con la alegría te beber agua o un refresco.

Los maestros, quienes también iban acompañados por integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas y miembros de la Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ), escucharon los mensajes de sus líderes de la CNTE. Únicamente una participación de un integrante del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) refirió al hostigamiento y formación de grupos paramilitares en Chiapas, en específico, en la comunidad Venustiano Carranza. Al término de su participación los presentes vociferaron un ¡duro!

En el lapso, los puestos ambulantes ocuparon parte de la avenida. Un policía intentó quitar a uno, se anunció en el megáfono de los integrantes de la CNTE: “no podemos permitir eso compañeros, en este momento no es vía pública”. No hubo mayores incidentes y el ambulantaje continuó: USB de 2 Gb, desde 30 pesos; ligas para el cabello, a diez pesos; playeras, 60 pesos; libretas ecológicas, también desde 60; tacos de canasta, 7 por 10; jicaletas, chamoyadas, tepache, incluso ¡caldo de camarón!

Los ponentes se agotaban, las personas empezaron a retirarse y los policías se acercaron de nuevo a los puestos, “retírese por favor que vamos a abrir la avenida”.

En el camión del sonido cantaron las mañanitas pero no las convencionales, aunque el cierre fue el canto con el puño izquierdo en alto de “¡Venceremos, venceremos. Mil cadenas habrá que romper. Venceremos venceremos
Al cacique sabremos vencer…Sembraremos la tierra de gloria. Socialismo será el porvenir. Todos juntos seremos la historia. A cumplir, a cumplir, a cumplir!”

Y se retiraron a la plancha del Zócalo, donde se quedarán hasta que se cumplan sus demandas.






Bookmark and Share

0 comentarios: