lunes, 13 de mayo de 2013

EL GRAFFITTI, ENTRE LA LEGALIDAD E ILEGALIDAD

Por Anabel Lugo Cruz y Nayeli Valencia Arrucha
México (Aunam). En México, el grafiti se ha enfrentado a la dicotomía de la legalidad o ilegalidad, del comercio y de la simple satisfacción individual, pero a pesar de ello, los grafiteros siempre lo consideraran como una herramienta más para poder expresar ideas o una satisfacción de hacer “piezas”.

Durante la conferencia Escritores de graffitti old-school del primer Congreso Transdisciplinario Estéticas de la Calle Diversidad y Complejidad en el Graffitti como Práctica Cultural y Urbana, lo ponentes Homero Ugalde Gutiérrez “Akuma”, Edith Hernández “Basia” y “Achepe”, refirieron que la génesis del graffitti radica en la ilegalidad, es decir, la apropiación de terrenos y casas abandonadas, pero hay quienes deciden cambiar y sólo hace trabajos en espacios autorizados.

Cabe destacar que uno de los principales problemas del graffitti ilegal, es el conjunto de altercados que se pueda tener con las autoridades, por tanto, esta situación resulta riesgosa para los grafiteros, aunque no imposibilita seguir incursionando en el ámbito grafitero.

En otro tenor, Edith Hernández “Basia”, destacó la participación de las mujeres, por lo que refirió que en México, la mujer se ha adentrado totalmente en el mundo del graffitti, porque durante los años noventa, el género femenino era rechazado por la persistencia de la dominación machista.

Asimismo, refirió que para las mujeres el graffitti ilegal representa un mayor riesgo, debido a que son proclives a sufrir mayores percances, pero ésto no imposibilita seguir incursionando en el terreno donde los hombres consideraban que las femeninas tenían muchas limitaciones.

Finalmente, los exponentes destacaron que la evolución del graffitti sea legal o ilegal, radica en la relación grafitero y espectador, porque lo que se busca es llamar la atención de este último, para hacer trabajar su mente.










Bookmark and Share

0 comentarios: