martes, 14 de mayo de 2013

MUCHAS MANERAS DE CONTAR CUENTOS



Por Nubia Urquiza
México, (Aunam) Obras literarias como Romeo y Julieta de Shakespeare se han llevado al teatro, pero pocas son las adaptaciones en teatro guiñol, Anabella la princesa feliz, de María Esther Cortés Palacios, es una de ellas. La otra parte novedosa de este texto es que sólo se encuentra disponible en versión digital ebook.

De acuerdo con la autora, hay diversas formas de contar cuentos, una de ellas es el teatro guiñol. Escribir guiones de teatro con títeres es la especialidad de la compañía cuentos para Julieta. La idea principal de Anabella “es convertir el típico cuento de princesas en algo más original. Mezclar ciertos elementos que son característicos de cada historia. Así, se tienen elementos de La bella durmiente, La Cenicienta, entre otros”.


La compañía Editorial Digital Interactiva Multiplataformas (EDIM) fue la encargada de llevar el proyecto a cabo. Con apoyo de la librería Gandhi el cuento infantil puede distribuirse con un costo de $130. El formato es digital, lo cual significa que el texto será descargado desde la red a los diferentes dispositivos móviles como smartphone, laptop, tablets o pc.

“Si bien es cierto que los libros son muy bonitos, queremos innovar el concepto de la lectura por medio de la digitalización. Actualmente los niños se desarrollan y conviven con la tecnología a diario, no les da miedo. Además, con el libro en línea se puede distribuir a diferentes partes de la República, e incluso a otros países”, aseveró la autora.


“La otra parte muy interesante y divertida del cuento es que no tienen un final concreto. La idea es que los niños nos ayuden a darle un cierre a la historia. De tal forma, pueden mandar sus ideas al correo de la EDIM y se verán publicadas en la página. Está padrísimo, porque los pequeños podrán leer el final que otros niños escribieron”.

El libro tiene hipertextos con descripciones, personajes y adjetivos que se utilizan a lo largo de la historia, por ejemplo: amargadichi-limón, que es una persona amargada, pero tan agría como una gota de limón.

Entre risas, aplausos de los asistentes, la presentación de este concepto se llevó a cabo en la librería Gandhi sucursal Miguel Ángel de Quevedo. Al lugar asistieron niños en promedio de 5 y 8 años acompañados de sus padres. La forma de dar a conocer el cuento fue por medio de una obra de teatro guiñol.


Este libro está hecho fundamentalmente a partir de la alegría, además, busca otra forma de enseñar valores, autoestima e higiene personal.


Fotos: Cortesía Editorial Digital Interactiva Multiplataformas



Bookmark and Share

0 comentarios: