martes, 2 de abril de 2013

UNA GALAXIA PARA VIAJAR LLEGA AL ANEXO DE INGENIERÍA

Por Miriam Hernández Alegría
México (Aunam). Si bien el cosmos es infinito, crece sin parar, se extiende, las estrellas nacen y mueren, revientan en luz dando un espectáculo maravilloso que enciende hasta lo más recóndito del ser humano,. La visión del cosmos de Rafael Rabec, secuestra en azarosos viajes por el tejido del universo, que aun peligroso no escatima en dejar ver y sentir la entrega total de lo creado.

Atractivo, es el espectáculo que se encuentra en la galería de la biblioteca “Enrique Rivero Borrel” ubicada en el conjunto sur (Anexo) de la Facultad de Ingeniería (FI) desde el jueves 21 de febrero hasta el viernes 3 de mayo, estará presente la exposición: Abstracción Cósmica de Rafael Rabec. Es la información que se presenta en la entrada principal y los diversos puntos de reunión que tienen los alumnos a lo largo del andador que conecta a la FI con el Anexo, hasta llegar a la famosa “poquebola”.

De vez en cuando la exposición permite transitar por grandes planetas, al igual que galaxias plagadas de agujeros negros o de "enjambres" de asteroides, auténticos campos de minas en el espacio, nebulosas que muestran un poco de la inigualable majestuosidad de la creación.

Así, es el movimiento cósmico en el que Rabec, atrapa a los espectadores a través de una serie de obras como una fantasía estelar de llamaradas solares que emergen de la imaginación de un oasis, permitiendo una implosión mental que se desenvuelve en destellos ultravioleta capaces de iluminar cada ser vivo en el océano estelar y en esa galería rodeada de aproximadamente 140 obras en exposición.

Pues nacer, vivir y morir son leyes de la naturaleza por la que todos tenemos que pasar, y si además se añade un cúmulo suicida de materiales astrales que permiten hacer una analogía entre el constante cambio y movimiento que hay en el cosmos; donde todo tiene un lugar y propósito, nada se deja al olvido.

De esta manera Rabec va más allá de una simple cuestión del espacio, y lo deja en claro al momento de cuestionarse ¿Cómo se puede sobrevivir sin entender, sin saber, de lo que los seres humanos son parte?

Cualquiera que sea la respuesta, se tiene claro que las personas se mueven junto con el planeta Tierra girando alrededor de la estrella de tipo espectral G2 llamado comúnmente: Sol. Y la estrella más cercana es la vida potente y radiante que ilumina el G2 que se mueve también alrededor del sol central ubicado en el centro de la galaxia a la que pertenecen todos los seres humanos. La tierra.

Y entonces… Es cuando debemos poner un poco de atención en el ¡Cielo! Leyendo en él los misterios más profundos de su composición y admirando su entera inmensidad.

Sobre el tema Rabec decide incursionar en ese mundo del cosmos a partir de la consulta de diversos materiales de astronomía, decidiendo trabajar apasionadamente, para empezar a desarrollar todo un universo cósmico de imágenes de galaxias y vías lácteas. Imaginarias y distantes. Se puede leer en el anuncio que se encuentra ubicado en la columna derecha de la biblioteca para conocer un poco el por qué de la obra.

Estrellas, mundos distantes que se agolpan en la mente del artista, empezando por su sensible creatividad, haciendo hallazgos de imágenes en su mente, nada fácil para la completa relación del universo personal que él ha creado y con lo que posiblemente se inspiró con libros y materiales acerca de la astronomía, evoca en su obra con tan sólo doce palabras: “Bienvenidos a la exposición de Abstracción Cósmica de la Facultad de Ingeniería”.












Bookmark and Share

0 comentarios: