miércoles, 17 de abril de 2013

FELICIDAD, DANZA Y POESÍA EN EL CARLOS LAZO


Por Diana Ramírez
México (Aunam). Música, danza y poesía se mezclaron en el Teatro Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura, al presentarse el Taller Coreográfico de la UNAM en su temporada 89, bajo la dirección de Gloria Contreras.

Con música de clásicos como Bach, Mozart, Heitor Villa-Lobos, Alban Verg y Ravel, la exposición dancística se llevó a cabo en cinco actos:

Bach y la felicidad, donde destacó la perfección de la música de Bach y la interpretación que se hace en el violonchelo. Las Suites para violonchelo fueron halladas después de su muerte, sin embargo, no fue sino hasta 47 años después que fueron interpretadas para el público por el grado de dificultad que implican.

El segundo acto fue Concierto para piano y orquesta núm. 23, donde imperaron las imágenes corpóreas a través de tres parejas que con de movimientos sutiles denotan fuerza y belleza, y donde el hombre es instrumento para que la alegría se materialice.

Bachiana, la música del tercer acto, es interpretada por una soprano y un solo chelo sostenido en la última parte. En cuanto a la interpretación dancística, tuvo una fuerte carga emotiva más visible que en las demás piezas.

Opus 45 (Besos) versa sobre el amor erótico profundo; físico y psíquico, no disfrazado ni sublimado. Es esta una obra paradigmática en la carrera de Gloria Contreras, quien comentó al respecto: “Hubo que romper muchas barreras para que los bailarines lograran entregarse totalmente y no fingir”. Además, Contreras agregó el poema Besos, de Tomás Segovia a la obra, el cual se puede disfrutar, de la propia voz del autor, previo al inicio del acto.

Finalmente, en Cuadros de una exposición, donde cada cuadro se convierte en una danza diferente en la cual el espectador debe imaginar el cuadro que forman los bailarines y hacerlos suyos, “por ello son tan distintos como la imaginación misma de los espectadores”, culminó la voz narradora.

Qué manera de celebrar los 42 años del Taller Coreográfico. Enhorabuena y una felicitación a Gloria Contreras, a quien sus alumnos tienen en muy alta estima, pues al finalizar la exhibición no dejaron de invitarla al escenario e incorporarla al gran equipo de bailarines que vimos en la última pieza, donde más de quince bailarines en escena hicieron vibrar al público.

Las próximas funciones que se ofrecerán son los días 19 de abril, en el Teatro Carlos Lazo; 21 de abril, en la Sala Miguel Covarrubias y el 23 de abril en el mismo recinto con motivo de la Fiesta del libro y la rosa.









Bookmark and Share

0 comentarios: