lunes, 22 de junio de 2009

Y SI LOS PERROS HABLARAN...


Por Karina Hernández Mundo
México (Aunam). “¡Órales Tacha! ¡Hazte a un lado! ¿Qué no ves que estorbas?”, grita el hombre del carrito de basura a su acompañante. Son las seis de la mañana con 14 minutos y don Toño ha comenzado con su labor de barrendero en la calle Constantino de la Colonia Ex Hipódromo de Peralvillo. Toma su escoba y comienza a barrer, mientras tanto, su fiel compañero sólo lo observa… Por momentos éste parece aburrirse y se sienta, después sacude su rabo y al ver pasar un auto no duda en correr tras él. Al finalizar su labor, don Toño toma su bote con basura y comienza a andar… su amigo de cuatro patas también lo hace.

“Desde hace aproximadamente seis meses, Tacha me espera aquí todas las mañanas y entonces me acompaña a realizar mi chamba”, comenta, refiriéndose a su compañero. “Es un perro callejero con muchos dueños, porque en la mañana se viene conmigo pero por las tardes acompaña a los hojalateros de esta zona”.

Para algunos, como don Toño, su nombre es Tacha, otros lo conocen como Cantina, y otros simplemente le llaman perro. “No importa su nombre, todos aquí lo conocemos” dice Leonardo, quien trabaja en un taller mecánico de esta calle. “No tiene un hogar, nosotros le damos de comer lo que nos sobra nada más, uno que otro huesito. Tacha sabe corresponder porque siempre cuida nuestros negocios, además, sabe a quién ladrarle y a quien no”.

Entre los hojalateros de la zona no existe ningún candidato hasta el momento que quiera adoptar a Tacha. “Él ya está acostumbrado a ser callejero, así es feliz. Ha tenido suerte de que los de la perrera no pasen por aquí. Además, mejor nosotros que somos unos simples hojalateros nos ocupamos un poco de él. Por acá la vecina de enfrente siempre se está quejando de Tacha, arruga la cara cuando lo ve, pero eso sí, está bien forrada en lana”, expresa Leonardo.

Según don Toño, este perro de raza criolla apareció de pronto en la calle Constantino, él supone que sus antiguos dueños lo abandonaron ya que no se trata de un cachorro sino de un animal maduro. “Lo que le damos de comer a Tacha son sólo sobras de nuestra comida, nunca se llena. No sé dónde duerma ya que yo sólo me lo topo por las mañanas, eso sí, nunca me falla.”

¿Cuántos perros callejeros hay en el DF?

Tacha es sólo un ejemplo de todos los perros callejeros que hay en México. Las cifras oficiales al respecto varían. De acuerdo a la página web del Comité Pro Animal A. C., en 2003 existían 16 millones de perros en la República Mexicana, de los cuales 10 millones eran callejeros. En el Distrito Federal, en ese mismo año, había cinco millones de perros, de los cuales tres millones eran callejeros y un millón abandonados.

De acuerdo a un artículo publicado en el periódico El Universal, “La Ciudad de México en cifras”, con fecha del viernes 13 de febrero de 2004, en el DF existían en ese año un millón 400 mil perros callejeros, lo que equivale a uno por cada siete habitantes. De acuerdo con otro artículo publicado también en el periódico El Universal, con fecha del viernes 22 de septiembre de 2006, en el DF nacen unos 128 mil perros en situación callejera y cada año se arrojan 14 mil cadáveres de perros a los basureros.

Para el año 2008 y de acuerdo a Patricia España, fundadora de la asociación “Milagros Caninos”, las estadísticas indicaban que tan sólo en el DF había más de tres millones de perros abandonados en la calle. Dichas estadísticas corresponden a las realizadas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde también se estima que en el 2008 había 15 millones de perros callejeros en el país, un promedio de uno por cada seis habitantes. Mientras en la Ciudad de México, la población canina sin dueño es de unos tres millones, es decir, 20 por ciento superior al resto del país.

Los datos anteriores varían mucho de un año para otro, por ejemplo, en el 2003 se estimaba que había en el DF tres millones de perros callejeros y para el año siguiente la cifra descendió a un millón 400 mil. Sin embargo la cifra del año 2003 es la que más se aproxima a la más reciente del año 2008: más de tres millones de perros en las calles tan sólo en el DF, lo que indica que en cinco años no se ha logrado disminuir esta cantidad.

Respecto a las cifras anteriores, la MVZ Judith Robledo Ávila, quien es académica de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlan, opina que la sobrepoblación de perros se debe a que las hembras abandonadas en la calle pueden tener varias camadas en cuatro años. Por eso mismo, asegura, que es muy improbable que la cifra oficial disminuya.

¿Por qué se abandona un perro? Causas, razones o pretextos

“Los perros son seres que viven entre nosotros y cuyo único delito fue nacer o crecer en las calles o haber tenido un dueño irresponsable”, comenta Óscar Rodríguez, quien pertenece al área legislativa de la asociación “Gente por la Defensa Animal” (Gepda). Él opina que sólo existen los pretextos para abandonar a un perro.

Óscar Rodríguez cuenta la historia de Nieve, una cachorra que fue parte de un rescate múltiple de perros que vivían con una señora en Tláhuac en pésimas condiciones. “Estaban muy desnutridos, con alambres en sus cuellos, algunos estaban lastimados. Lo bueno es que pudimos rescatarla de ahí y ahora está muy contenta en su hogar temporal”.

Verónica Fernández Saavedra, académica de la Facultad de Veterinaria, opina que existen los perros callejeros, aquellos que nacieron ya en las calles, y los perros abandonados, los cuales alguna vez tuvieron dueño pero que por algún pretexto terminaron en la calle. “Entre los pretextos más comunes de abandono de un perro se encuentran: alguna alergia por parte del dueño a su perro, por el nacimiento de un nuevo miembro en la familia, porque el animal está enfermo, miedo a contagios”.

“En el caso de los gatos, por ejemplo, existe el mito de que estos felinos son un peligro para las mujeres embarazadas y por eso muchos son abandonados. Sin embargo, se desconoce que la enfermedad de la toxoplasmosis puede ser transmitida de los gatos a los humanos solamente mediante la ingestión de las heces de estos animales”, aclara Robledo Ávila.

“Algunas de la razones por las que se llega a abandonar a un perro se entienden, mas no se justifican, ya que existen otro tipo de soluciones. Lamentablemente el método más fácil para deshacerse de un perro es echándolo a la calle o llevándolo con algún veterinario para que éste lo sacrifique. En la ciudad existen gran cantidad de albergues para animales, ésta debe de ser la principal solución”, comenta Fernández Saavedra.

¿Quién defiende y protege a los perros callejeros?

De acuerdo al portal virtual Red Amma (http://www.redamma.com), organización civil mexicana dedicada a la educación de las personas para evitar el maltrato a los animales, entre el DF y Estado de México existen 39 asociaciones protectoras; algunas de éstas sólo se dedican a perros y gatos, mientras que otras están al servicio de cualquier especie animal.

Algunos ejemplos de estas asociaciones son: Gente Por la Defensa Animal (Gepda), Asociación Mexicana por los Derechos de los Animales A.C. (Amedea) y Milagros Caninos.

Gente Por la Defensa Animal

De acuerdo con información de la página web de esta asociación, anteriormente era denominada Grupo Pro Defensa Animal. Fue creada en la Ciudad de México en el año 2000 y constituida en el 2005. La mayoría de la gente que se encuentra en Gepda son profesionistas que dedican su tiempo, recursos económicos, materiales y habilidades en pro de la aplicación de los preceptos del humanismo en la protección y defensa de los animales.

Óscar Rodríguez, del área legislativa de esta asociación, comenta que “a diferencia de otras organizaciones en México, Gente por la Defensa Animal, no se limita a la defensa de perros y gatos, sino que se preocupa también por la fauna silvestre y los animales de consumo. Somos una de las pocas organizaciones mexicanas que se enfoca en la educación del bienestar humano-animal y en la aplicación de las leyes”.

La presidenta de esta asociación es Mónica Pineda, quien comenta en la página web que fue Rey, un perro callejero, tuerto y hambriento que conoció en su niñez, quien la inspiró y tocó su corazón para formar Gepda, intitución que la vicepresidenta Mary Carmen, quien desde muy joven comenzó a rescatar perros callejeros en el DF, califica como una organización seria en donde se pueden tomar medidas efectivas e inmediatas para luchar contra la crueldad contra los animales.

Ana Yazmín Ortiz, estudiante de octavo semestre de la carrera Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, quien eligió la opción terminal de Comunicación organizacional, se encuentra realizando su servicio social en la organización; ella explica que esta asociación funciona de la siguiente manera:

“Los voluntarios se dividen en grupos, los cuales son: contacto al público, adopciones, educación, traducciones, recaudación de fondos, tesorería, servicio social, mesas informativas, sistemas, veterinaria y área legislativa”. Para ella, el ambiente es armonioso y altruista.

“En Gepda hay muchas historias felices. Por ejemplo, Goyo es un cachorro que estaba solo en un parque. Es común que las personas los abandonen ahí, pensando que alguien más los recogerá. La mayoría no tiene tanta suerte, pero afortunadamente Goyo fue la excepción. Encontró una casa muy linda en la Ciudad de México y ahora vive feliz”, expresa Óscar Rodríguez.

Para cualquier información respecto a esta asociación se puede consultar su página web: www.gepda.org.

Asociación Mexicana por los Derechos de los Animales A.C. (Amedea)

De acuerdo la página web (http://www.amedea.org.mx), esta asociación trabaja para que la gente tome conciencia de que cada ser vivo tiene un valor en sí mismo y cumple una importante función en la biosfera. Lucha a través de la educación y el derecho para que se respete la vida, la dignidad, la integridad y la libertad de las distintas especies animales no humanas.

La historia comienza desde el 3 de octubre de 1996, cuando se celebró el Segundo Congreso Nacional de Protectores de Animales en la Ciudad de México, fue ahí donde se acordó crear una asociación que coordinara actividades de defensores en todo el país. El 26 de noviembre del mismo año se protocolizó ante el Notario No. 3 de la Ciudad de Cuernavaca, Morelos, la Asociación Mexicana por los Derechos de los Animales, AC, siendo socios fundadores, entre otros: Gustavo Larios Velasco y Alejandro Herrera Ibáñez.

Algunas de las actividades dentro de esta asociación son: denuncias, convenios, propuestas para elaboración o modificación de leyes, esterilizaciones de calidad a bajo costo o gratuitas, promoción de vegetarianismo, entrevistas, inspección en lugares reportados, adopciones, conferencias sobre ética y derechos de los animales.

El acróstico AMEDEA, afirman sus mienbros, significa:
Aves, mamíferos y reptiles
Milagros de la naturaleza
Esperan prestos que no vaciles
Dignificarlos con entereza
Entregan todo sin pedir nada
Ámalos y únete a su manada

Para solicitar información al respecto, el domicilio de Amedea es Av. Universidad No. 520-5, Col. Vértiz Narvarte, Del. Benito Juárez, México D.F.

Santuario Milagros Caninos A.C.

Este es el primer Santuario en México para perros, todos en situaciones extremas: cáncer, sin patas, ciegos, sordos, totalmente quemados, terriblemente torturados, paralíticos, violados, drogados, etc. Está ubicado al sur de la Ciudad de México, en medio de un bosque, en donde los perros están libres y sin ningún tipo de encierro.

Los fundadores de Milagros Caninos son el ex futbolista Miguel España y su esposa Patricia. En la página web de esta Asociación (http://www.milagroscaninos.org/) Patricia España cuenta el porqué decidió formarla:

“En abril de 2004 murió mi perro salchicha, Clavo. Siempre supe cuál era el sentido de su vida: ju
gar con mis hijos, hacernos compañía, darnos alegría. Pero no entendía cuál era el sentido de su muerte. Así empecé a rescatar a un perro y a otro y a otro, y mis ojos siempre se dirigían hacia donde había algún perrito sufriendo. Cuando Clavo murió fue algo muy difícil, aún lo extraño, pero ahora sé perfectamente cuál es el sentido de su muerte: se llama Milagros Caninos”.

Dos características son las que distinguen a Milagros Caninos de otras asociaciones del mismo tipo: En Milagros Caninos no existe ni una sola jaula. Ningún perro está amarrado o encerrado. Todos viven libremente;: las personas que ayudan con el cuidado de los perros, son personas especiales: síndrome de Down, parálisis cerebral y personas de la tercera edad.

Un dato curioso de este Santuario son los nombres de sus animales. En la página web aparecen fotografías de perros con sus respectivos nombres: algodón, alfalfa, apio, arroz, atole, avena, etc.

En Milagros Caninos se celebran visitas guiadas dominicales una vez al mes, la fecha se elige de acuerdo al número de personas que quieran ir. La cita siempre es afuera del deportivo Xochimilco, a las 10 de la mañana.

“Amemos a los animales”…un caso de protectora independiente

Desde hace ocho años, la señora Yolanda Romero formó un albergue para perros y gatos que ha rescatado del tiradero de basura en Tultitlán, Edo. México. “Considero a estos animalitos mis hermanos sin voz. Durante estos ocho años, me he encontrado con casos muy difíciles de rescate ya que, por ejemplo, he tenido que rescatar a hembras con sus cachorros de zanjas y hoyos muy profundos en el tiradero”, cuenta Yolanda.

Las personas que colaboran con Yolanda son muy pocas. “Mi hija Diana siempre está apoyándome, al igual que Judith Moreno y Nohemí Arcos. Los demás ya son voluntarios muy temporales”, explica la señora Romero. Este albergue sí recibe comida y donativos pero es muy poco comparado con la gran cantidad de perros que aquí se encuentran.

“Algunos casos necesitan de mayor atención y cuidado. Por ejemplo, Estelita es una perrita con cáncer que se tiene que estar vacunando cada semana, la vacuna cuesta aproximadamente 200 pesos; pero con tantos gastos es imposible”, comenta.

Yolanda cuenta que ha buscado apoyo en asociaciones “más grandes” y reconocidas pero que no ha recibido respuesta. “Generalmente este tipo de Asociaciones famosas que aparecen hasta en televisión, se olvidan de la verdadera ayuda…ya existen otros intereses en ellas. Mi albergue no es una asociación registrada ni busco que lo sea, lo único que pido es más apoyo. No me importa no ser reconocida”.

Los únicos sitios en Internet donde se encuentra información sobre este albergue es en el portal de Internet hi5 con el nombre de “Amemos a los animales” y el blog “Por mis hermanos sin voz”. En ambos se explica cómo se pueden hacer donativos a dicho albergue.

Esterilización y adopciones: Soluciones para los perros callejeros

“En lugar de destinar recursos para las esterilizaciones, el Gobierno opta por sacrificar a los perros, sin importarle el sufrimiento de éstos”, comenta la veterinaria Judith Robledo. “Mensualmente las autoridades caninas sacrifican entre nueve mil y 12 mil perros y se esterilizan cada año a 20 mil perros, cantidad que no ayuda a solucionar el problema”.

Por su parte, la también médica veterinaria de la UNAM, Verónica Fernández Saavedra, destacó que anualmente se deberían esterilizar a 120 mil perros sin dueño ya que la Asamblea Legislativa aprobó un millón de pesos para cada una de las delegaciones en el DF. “Tanto las esterilizaciones como las adopciones tendrían un efecto mayor que los sacrificios masivos de perros. Se debe recurrir a alguna asociación de defensa animal para información sobre esto”, concluye Fernández Saavedra.

“La solución a este problema la resumo en la siguiente frase: ¿Para qué comprar una mascota si hay muchos en la calle esperando un hogar?”, concluye Yolanda Romero.




Bookmark and Share

0 comentarios: