jueves, 25 de junio de 2009

LA PEOR HERENCIA: EL VICIO DE FUMAR

Por Karen Ortiz Romero
México (Aunam). Han terminado las clases del turno matutino, un día más de escuela ha concluido, la explanada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales luce repleta de jóvenes, en una de las bancas que se encuentran frente a servicios escolares se reúne un grupo de amigos pertenecientes a la carrera de Ciencias de la Comunicación del cuarto semestre, entre ellos está José Antonio Hernández.

Toño, como prefiere que lo llamen sus amigos, es un chico con una estatura promedio, de tez morena, cabello corto y castaño oscuro, boca mediana y labios delgados, utiliza lentes y detrás de ellos se encuentran sus ojos color azul, además tiene una perforación en la ceja.

Es un joven que disfruta de la compañía de sus amigos, le gusta la música de la Arrolladora Banda Limón así como Luis Miguel, le gusta el futbol y su equipo son las Chivas. Sus amigos consideran que es un buen amigo y compañero, es divertido, gracioso y muy bromista, su único defecto es ser fumador activo.


A sus veinte años, Toño se considera un vicioso: “Comencé a fumar a los 17 años, estaba con unos amigos y me invitaron un cigarro, fue la primera vez que lo probé, me gustó, después de eso me fumaba uno diario, después dos, hasta que se me hizo vicio, ahorita fumo al día entre diez y 11 cigarros.”

Para muchas personas fumar, les parece una acción sin sentido, que sólo daña la salud, para un fumador esto no es así: “Fumo porque creo que tengo una dependencia oral, desde pequeño siempre me chupaba el dedo, por eso creo que es una dependencia oral, se siente bien tener algo en la boca.”

Toño vive con su mamá, quien incluso fumó cuando estuvo embarazada de él, desde chiquito la veía fumar, así que la relación que siente con el cigarro es muy estrecha, “no culpo a mi mamá por mi adicción, pero creo que ella me dio el ejemplo.”

Dentro de la familia Mendoza, hay varios casos de fumadores, Toño cuenta que tiene muchos familiares que han vivido muchos años y han fumado toda su vida, por lo que son una referencia para él, porque no han sufrido ninguna enfermedad relacionada con su adicción.

A pesar de conocer las consecuencias de fumar en exceso, Toño ha decidido que dejará el cigarro: “Pero en algunos años, considero que tengo una adicción a la nicotina, si me gustaría dejar de fumar, pero por el momento no, por eso no he pedido ayuda profesional, ahorita el cigarro me hace sentir bien.”

Como consecuencia de su adicción, Toño ha tenido algunos problemas: “económicos porque luego no puedo hacer otras cosas por comprar una cajetilla, compro una cada dos días, entonces a veces no me rinde el dinero. He tenido problemas con mi mamá porque al principio se molestó porque fumaba, pero después me dijo ‘haz lo que quieras’ y también me he vuelto más nervioso a partir del cigarro.”

Acerca de la ley antitabaco

Toño asegura que conoce la ley antitabaco: “Establece que no se puede fumar en lugares cerrados, considero que está bien, aunque se tomaron medidas muy drásticas como no permitir fumar en lugares como Sanborns y Vips, en donde podrían separar a los grupos de fumadores y no fumadores.”

Cumplir con las reglas, no es fácil, pero Toño intenta hacerlo “Llevo a cabo la ley cuando se puede, una vez estaba fumando en un hospital, me pidieron que apagara mi cigarro, pero no hice caso y me sacaron del lugar, ha sido la única vez que no he cumplido con la ley y he tenido una consecuencia por ello.”

La Ley Antitabaco pretende aplicarse dentro de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, sin embargo, si esta no se lleva a cabo no hay sanciones, por ello muchos alumnos no están enterados sobre la ley ni la llevan a la práctica, como es el caso.

“Yo sé que en la escuela no se aplica la ley, nunca vi carteles o algún tipo de difusión en donde indicara que no se podía fumar en la Facultad, sólo en los salones llegue a ver letreros que decían no fumar, pero he visto gente que fuma en los pasillos, incluso yo lo hago”.

La vida de José Antonio ha estado rodeada de humo de tabaco, varios de sus familiares fuman, él tiene una fuerte dependencia pero considera que llegará el momento en el que tomara la decisión de abandonarlo. Mientras se preocupa por continuar su carrera y divertirse con sus amigos.

0 comentarios: