miércoles, 24 de junio de 2009

COARTADA LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN MÉXICO

  • Recuerdan a Manuel Buendía a 25 años de su muerte
Por Juana Gabriela Alcalá Mojica
México (Aunam). Es imposible hablar de un país democrático si no hay libertad de expresión, y es claro que la acumulación y concentración de poderes da como resultado la agresión a los periodistas, criticó Eréndira Cruz, durante el homenaje a Manuel Buendía, en el 25 aniversario de su asesinato.

La doctora en Derecho Perla Gómez Gallardo puntualizó que “nuestro sistema legal está formado para atacar la libertad de expresión”, pues las leyes no están realizadas en defensa del periodista demandado por una figura pública o un medio. Si un periodista publica algo que incomode a alguien con poder, puede ser perseguido penalmente; por lo cual es necesario cambiar la ley, quitar las leyes anacrónicas, y que los periodistas conozcan sus derechos.

Ante la problemática de agravio a periodistas por la censura y obstáculos para la libertad de expresión, Martha Márquez Rodríguez puntualizó: “sí tenemos leyes, sí tenemos normas, pero no se ejercen; las agresiones a los periodistas nos llevan a reflexionar y concluir que en México no hay democracia”.

Al homenaje, realizado en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), donde Buendía impartió clases desde 1973 hasta su muerte, asistieron Miguel Badillo, periodista especializado en investigación; Susana González Reyna, doctora en Sociología y profesora de la FCPyS; Eréndira Cruz Villegas, relatora para la libertad de expresión del Distrito Federal; Perla Gómez Gallardo, abogada de periodistas agraviados y Benjamín Fernández Bogado, de la Fundación para la libertad de expresión.

González Reyna defendió al periodismo de cierta forma y se preguntó el porqué entonces estudiarlo ante la existencia de problemas de esa índole; mencionó que hay un gran deseo de informar y hacerlo bien por parte de los estudiantes, sin importar el esfuerzo realizado, pues “el discurso rebasa al hombre, a las leyes (…); mueren las personas pero no las palabras”.

Al respecto, Fernández Bogado dijo que “la antorcha de Manuel Buendía sigue viva para reflexionar en torno a la libertad de expresión”; sin embargo, lamentó, los periodistas tienen un precario lenguaje para expresar lo que la sociedad exige, y éste es el único instrumento con el que los comunicadores cuentan. “El límite de tu mundo, es el límite de tu lenguaje”, concluyó.

0 comentarios: