miércoles, 23 de noviembre de 2016

“EN MÉXICO HAY SILENCIO SOCIAL Y UN PACTO POLÍTICO DE IMPUNIDAD”: BUSCAGLIA

Por Lesli Méndez
Ciudad de México (Aunam)). “El problema de los desplazados se da en países donde existen conflictos armados o violencia generalizada; en México hay un pacto político de impunidad y un gran silencio social que permite que subsistan los crímenes de lesa humanidad y las desapariciones forzadas”, afirmó Edgardo A. Buscaglia, presidente del Instituto de Acción Ciudadana, en la Feria Internacional del Libro durante la charla exilio y desplazados en México.


El director del International Law and Economic Development Center, con base en datos que ha recopilado, señaló que las estadísticas sobre los desplazados en México “son una vergüenza que refleja una complicidad con el poder por parte de las instituciones”.

“Considero que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) es una sucursal de Los Pinos cuando ayudan a modificar las estadísticas. Instituciones mexicanas independientes y algunas extranjeras señalan que en el país hay más de dos millones de desplazados, mientras que las cifras oficiales son de 35 mil”, mencionó el escritor.

Un factor que intensifica el problema es la ausencia de democracia, “todos los partidos: los de derecha y los de izquierda están dedicados a reprimir a aquéllos que los critican y no hablan del tema; en México no existe la democracia”, pronunció Buscaglia

Los desplazamientos son un fenómeno colosal característico de los Estados fallidos, en los cuales sus principales motivos en un 90% son de factor económico ligado a la delincuencia organizada que provoca “crímenes de lesa humanidad, desapariciones forzadas y gente que escapa de sus hogares para no desaparecer”, indicó el profesor invitado, en 2012, por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Al referirse a la vinculación de las elecciones para elegir líderes políticos con la delincuencia organizada, declaró que “es un fenómeno llamado ‘listas cerradas’ característico de los países más mafiosos del mundo como Rusia y Afganistán”

De modo que aunque se hagan reformas judiciales o leyes anticorrupción no habrá cambio alguno, “no pueden ejercerse si quienes las aprueban son mafiosos que fraccionan el Estado para servir a los diferentes cárteles, la mafia no conoce partidos ni religión”, añadió.

Cuando la sociedad desconoce a los políticos que los representan, ellos toman ventaja de la situación y por ello cometen crímenes, además de contar con el apoyo de empresarios y sindicalistas “formando el corazón del crimen organizado”, que trae como consecuencia que no existan derechos humanos en el país, señaló el investigador.

En documentos oficiales de la Organización de las Naciones Unidas que México ha firmado se estipulan 54 Derechos Humanos que no son vigentes en el país, “si no hay Derechos Humanos la delincuencia organizada toma el control, comienzan vendiéndote algo tan simple como el agua y terminan vendiéndote a ti”, enfatizó Edgardo Buscaglia.

El ex miembro del Gabinete de Gobernabilidad y Transparencia Internacional en Berlín hizo recomendaciones con respecto a la situación de los desplazados en México: “Lo primero que debe hacer el gobierno es reconocer el problema de los desplazados, después debe hacerse presión social para tener listas abiertas en las elecciones pues el mal no sólo proviene de los psicópatas como el Chapo, proviene del silencio del pueblo y es por ello que se debe levantar en una lucha pacífica”, concluyó.

Por último Stefano Fumarulo, integrante de la Comisión de Antimafia Italiana, realizó una analogía de la situación del México actual con su natal Italia e hizo énfasis en la importancia de la movilización social y la implementación de leyes antimafia para lograr un cambio positivo.



Bookmark and Share

0 comentarios: