jueves, 11 de abril de 2013

FELICIDAD QUE SE ESCONDE, ENTRE LA NOCHE Y EL DÍA

Por Diana Ramírez Luna
México (Aunam). Entre la noche y el día es una producción nacional realizada por Agrupación Caramelo, bajo la dirección de Bernardo Arellano (se trata de su ópera prima), en donde se narra el tormentoso camino que en ocasiones debemos emprender para encontrar la libertad, pero sobre todo la felicidad.

Esta es la historia de Francisco, un hombre que debido a su autismo es tratado de una manera sumamente detestable y demeritoria por parte de su familia. Viajando siempre con su portafolio, Francisco recorre las calles coleccionando fragmentos de vida en forma de objetos extraviados.

Caracterizada por un ritmo lento, el largometraje logra en el espectador la sensación de impotencia y dolor al ser excluido del seno familiar. Con un final que incita a la reflexión, es un filme digno de apreciar y debatir, dejándonos la idea de que, en ocasiones, por curioso que parezca para encontrar la vida, hay que perdernos en ella.

Francisco Cruz, protagonista de la cinta, se lleva las palmas, pues hace un trabajo magnífico pese a ser su primer película. Arcelia Ramírez, quien también forma parte del elenco, comentó en alguna entrevista que la forma en que trabajan Arellano y Cruz resultó una experiencia conmovedora.

Presentada en más de dos docenas de festivales y ganadora de algunos premios, Entre la noche y el día ha servido como estandarte para la promoción de respeto y tolerancia entre las personas con autismo y otras deficiencias mentales, pese a la poca difusión que hasta ahora ha tenido.

Dirección: Bernardo Arellano
Guion: Bernardo Arellano
Producción: April Shannon
Coproducción: Agrupación Caramelo
Fotografía: Damián Aguilar
Música: Darío Arellano
Intérpretes: Francisco Cruz, Gabino Rodríguez, Carmen Beato, Arcelia Ramírez, Joaquín Cosío
Formato: 35 mm
Duración: 79 m.
País: México






Bookmark and Share

0 comentarios: