lunes, 8 de abril de 2013

EL JAZZ, UN GÉNERO SIN FRONTERAS: HUGO FERNÁNDEZ

Por Elizabeth Avilés Alguera
México (Aunam). Hugo Fernández nació en la Ciudad de México. Es guitarrista de jazz y pop, compositor, arreglista y profesor de música. Actualmente, reside en España, es dirigente de su propio cuarteto y participa en diferentes proyectos de jazz, entre ellos, Los Tres Mexicanos, Amerikanda y el grupo sevillano Cordelia.

Su inquietud por la música surgió desde la infancia. Su madre y hermano tomaban clases de guitarra. Al poco tiempo, cautivado por la forma del instrumento y el sonido producido por el rasgueo, decidió incorporarse a las aulas. “Eran clases de guitarra clásica, pero yo era un niño muy inquieto, así que no logré centrarme mucho en ellas. Considero que no era mi momento para iniciar”, platica Hugo Fernández.

Mientras cursaba la preparatoria, la inquietud resurgió. Con algunos compañeros formó una banda de rock: Hastai. “¡Y hasta ahí llegamos!”, expresa bromeando. La agrupación se mantuvo alrededor de tres años, pero la sensación de tocar en grupo y el deseo de ejecutar mejor lo incentivaron en su desarrollo musical.

A raíz del grupo de rock conoció personas que laboraban de manera semiprofesional en el campo musical. Comenzó a trabajar como guitarrista para artistas como Pandora, Thalía, Magneto, Edith Márquez y Pedro Fernández. “Casi siempre yo era el menor de los integrantes. Los compañeros más grandes fueron quienes me recomendaron escuchar jazz. Seguí el consejo y me di cuenta que el género me ofrecía otras cosas que no estaba haciendo el rock”, refiere.

Hugo Fernández explica su atracción hacia el jazz a través de una metáfora: “Lo percibí como si fuera la paleta de un pintor, pero con una gama de colores más amplia que permitía hacer combinaciones infinitas”.

Fascinado por el género, inició a los veinte años su Licenciatura en Música Profesional en el Berklee College of Music, en Boston, del cual se graduó con honores en 1997. Un año después, comenzó a impartir clases de guitarra, ensambles y armonía en la Academia de Música Fermatta, considerada la escuela de música contemporánea más prestigiosa de México y América Latina.

En 2003 obtuvo una beca completa por la Universidad de Nueva Orleans para realizar su Maestría en Estudios de Jazz. En esa ciudad tuvo la oportunidad de tocar en distintos clubes y compartió escenarios con importantes músicos del género.

Hugo Fernández Quartet


Madrid se convirtió en su hogar a partir de 2006, pero también en el punto de encuentro con tres músicos de distinta nacionalidad. Ariel Bringuez, saxofonista cubano; Ander García, contrabajista español, y Mariano Steimberg, baterista argentino, son los integrantes de su cuarteto.

El estilo de la agrupación se caracteriza por la mezcla de rock, jazz contemporáneo y pop. “Como músicos siempre estamos tratando de conectar nuestra música con el espíritu. Uno se conoce a través del instrumento y trata de expresar lo que es y siente. Mientras más se domine, más fiel es el sonido a lo que se es por dentro. Es lo que tratamos de reflejar cuando hacemos música”, expresa.

En septiembre del año pasado lanzaron en España su primera producción discográfica: Orígenes, el cual contiene composiciones originales, como Kiki, Brauni, 15 minutos y Remedium, y arreglos de temas de artistas que han influenciado en su carrera musical.

La composición es una actividad constante para Hugo Fernández. Cuando se le pregunta si tiene en mente nuevos proyectos, contesta: “Cuando tenga varios temas reunidos decidiré si quiero seguir en el formato de cuarteto o experimentar con algo más. También es bueno darle continuidad a las cosas, por eso deseo un equilibro. El grupo se caracteriza por un sonido, pero a la vez es conveniente experimentar con él”.

El jazz en México y España

Hugo Fernández regresa a su país natal después de dos años de no pisar tierras mexicanas. Una caminata por el Centro Histórico de la Ciudad de México le permitió percatarse de la existencia de más tiendas de música. “Eso quiere decir que la demanda por instrumentos se ha incrementado. Me da gusto que haya gente nueva que está tratando de abrirse brecha. Conozco jazzistas cuyas carreras van avanzando, pero también es importante el interés del gobierno en la realización de actividades que las fomenten”.

Aunque no reside en México, considera que el jazz ha crecido en el país. “Ahora hay mejores escuelas que cuando yo tenía 18 años. Antes no las había. Uno tenía que aprender de los pocos profesores del género, de revistas y libros. En la actualidad existen plataformas que permiten acceder a información y música de diferentes artistas de manera más sencilla”.

Reconoce que tanto en España como en México el jazz no es un género masivo. Encontrar las maneras de acercarse al público es una de sus mayores preocupaciones. “Las inquietudes son las mismas. El español o el mexicano buscan sacar adelante sus proyectos. La persistencia se convierte en el principal estímulo para avanzar en la música“.

Hugo Fernández se presentó en la Fundación Sebastián. Después de compartir el escenario con Ander García, el baterista chileno Gabriel Puentes, el pianista mexicano Alejandro Mercado y el saxofonista mexicano Diego Franco, manifiesta su satisfacción y gratitud hacia ellos. “Pese al poco tiempo que tuvimos para los ensayos, logramos sacar el concierto adelante gracias a su profesionalidad. Estoy muy contento porque eso muestra que el jazz no tiene fronteras. ¡Sí es posible hacer este tipo de aventuras!”, concluye con una gran sonrisa.










Bookmark and Share

0 comentarios: