miércoles, 27 de febrero de 2013

VA POR KUY... Y POR LAS VÍCTIMAS DEL PRIMER DÍA DE GOBIERNO

Por Mónica Itzel Cervantes Peña
México (Aunam). Se escucha música; los bongos, el charango, una voz aguda y femenina cantando con un estilo folclórico, haciendo alusión en sus canciones a su inconformidad. Decenas de personas observando al grupo, debajo de una carpa blanca sobrepuesta en las afueras del palacio de Bellas Artes.

Las banquetas del palacio de Bellas Artes están decoradas por maquetas y pancartas con mensajes de protesta, lonas con notas del ejercito zapatista, mantas que son pintadas por manifestantes pacíficos, artistas de la calle, artistas libres. Personas bajo el sol regalando volantes impresos con tinta azul y morada, con la frase “¡Va por Kuy!”, lema que todos los ahí presentes exclaman.


La presentación político cultural con fin de apoyar a Juan Francisco Kuykendall Leal, dramaturgo, director de teatro, maestro de cine, pintor y escritor; simpatizante por las causas sociales desde 1968.

Egresado de la facultad de Bellas Artes (INBA) en 1968, como licenciado en artes dramáticas, creó la agrupación de teatro callejero “Mitote”, apoyando las causas de obreros, amas de casa, “a los más desprotegidos”, como dice él.

Adherente de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona convocada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, fue herido gravemente en la cabeza, en las manifestaciones de la toma de protesta de Enrique Peña Nieto, como presidente Electo de la República Mexicana el 1 de diciembre de 2012.

Va por Kuy tiene como objetivo convocar a otras campañas y a la gente a que todos se manifiesten, organice y movilice según sus tiempos, modos y formas para realizar una cruzada de solidaridad, denunciando la agresión de la cual fue objeto, demandando justicia para él y para todos los lesionados en esta fecha. Al igual se solicita apoyo en la recaudación de fondos indispensables para la hospitalización y rehabilitación de Kuy.

En esta ocasión, los miembros de esta caravana utilizaron el arte como acto político cultural, a las afueras del palacio de Bellas Artes. Se presenciaron varios eventos, desde las ocho de la mañana hasta las 8 de la noche. Música, cuentos, exposiciones de grabados y danza.

Una solista que deleitaba con su baile, haciendo lucir sus zapatos rojos y lustrosos. Parecía que su vestido rosa, se movía con un efecto hipnótico, que atraía las miradas del público a sus piernas. Proyectaba una gran sonrisa y sensualidad, la ya mayor bailarina de flamenco. Acto seguido por un hombre con una guitarra, pícaro y animoso. Que hizo aplaudir y cantar a su ferviente público, al que él llamaba “fans”. Con canciones en las que hacia evidente su disgusto con la situación actual del país, y haciendo bromas entre canción y canción.

Ya poniéndose el sol y a poco tiempo de finalizar el festival se presentó un grupo de baile integrado por tres parejas. Todos con crinolinas blancas, los torsos semidesnudos y descalzos. Representando un baile dramático y lleno de movimientos delicados. Entre cargadas y saltos, se veían los aficionados a la fotografía tirados en el suelo, parados sobre sillas, de un lado a otro, fotografiando el exótico baile.

La manifestación pacífica está en la etapa final, y la organizadora Eva Leticia Palma, esposa del “Maestro Kuy”, da las gracias por el apoyo y su cooperación a quienes colaboraron para que el evento fuera llevado a cabo con éxito y a todos los asistentes, por su cooperación y presencia. Se hace presente la madre de Kuy, la señora Ana María Leal quien también da las gracias.

Las personas comienzan a levantarse del piso, de las sillas, de los alrededores, y poco a poco el lugar va quedando cada vez más vació. Comienzan a desmontar el escenario improvisado, apilar las sillas, recoger el equipo de sonido, quitar las mantas, maquetas, posters y carteles. Ya sólo se ven pocas personas rondando por el palacio de Bellas Artes, los que entran o salen de alguna función, los que pasan de prisa para tomar el metro.



Bookmark and Share

0 comentarios: