viernes, 30 de abril de 2010

TIENEN QUE GANARSE SU LUGAR, ASPIRANTES A MONITORES

Por Nancy Elizabeth Chávez Sandoval
México (Aunam). El llamado fue escuchado, estudiantes de casi todas las facultades de la Universidad Nacional Autónoma de México, asistieron al primero de siete intensos días de capacitación donde se combinará la teoría y la practica, y, si son seleccionados, los aún aspirantes, serán los monitores del Curso de Verano Pumitas 2010, donde disfrutarán sanamente de actividades recreativas, deportivas, culturales, ecológicas y sociales.

Recibidos por el director de Actividades Recreativas, Demetrio Valdez Alfaro, quien los motivó a participar durante estos días para que así “se ganen su lugar”, enfatizó que todo el tiempo estarán siendo observados y evaluados, para así poder seleccionar a la gente que atenderá a los hijos de universitarios, egresados y público en general. Y les recordó que es requisito indispensable presentarse puntualmente y con ropa deportiva a estas jornadas.

Estos días de primera fase de capacitación les servirán a los aspirantes a monitores, para empaparse de emociones, sentimientos y recuerdos gratos, que después, ya en el trabajo con los niños, puedan transmitírselos: “Se lleven un pedacito de alegría día tras día, para después transmitirla a los infantes”, aseguró Valdez Alfaro.

El año 2010 es un año importante en la historia de nuestro país y de la UNAM, pero además, los probables instructores, tienen la consigna de que en este año, se enriquezcan y ganen aplausos y sonrisas, pues este trabajo de verano, no sólo les permitirá aprovechar sus vacaciones, sino tendrán el compromiso y responsabilidad de atender vidas humanas, trabajar con niños desde cuatro años, hasta 15 años.

Este año cambia el nombre de este proyecto, ahora será “Curso de Verano Pumitas 2010”, y no como hasta el año pasado que era “Programa Vacacional Pumitas”. Los propósitos de curso de verano son muchos, pero los primordiales son, educar a los niños, para el uso y aprovechamiento de su tiempo libre, durante las vacaciones oficiales de la Secretaria de Educación Pública y enriquecer la vida de todos los que participan en este trabajo.

Esta ciudad no ofrece muchas garantías de disfrute o deleite, aseguró el director de Actividades Recreativas, actualmente los niños viven en espacios muy reducidos, donde no es posible jugar adecuadamente, este curso de verano, ayuda a que ellos entren a un mundo abierto, donde podrán jugar, aprender, y continuar con su desarrollo.

“Somos muy cuidadosos para seleccionar a los maestros del juego, deben poseer un perfil, pues no cualquiera es elegido, deben ser responsables y comprometidos, estar abiertos a aprender cosas nuevas, y un enorme control emocional, hay que descubrir esas características, aseveró el Licenciado Demetrio.

Serán los representantes de la UNAM, gente que se moverá en un ambiente de respeto y camaradería, donde el lenguaje, siempre será el juego. En esta capacitación aprenderán a ganar, pero también a perder, pero sobretodo, se percatarán que en esta semana, irán aumentando sus responsabilidades, no se asusten, pero aquí hay un cuidadoso respeto por las reglas, señaló Valdez Alfaro.

Para finalizar, aseguró que querría fueran seleccionados todos, pero redundó que deben ganarse su lugar, pero además la demanda de instructores esta regulada por la cantidad de niños que se inscriban al curso de verano. En 2010, se pretende que cerca de 600 niños asistan al curso, debido a la crisis económica.

“La escuela los prepara para trabajar, las actividades lúdicas, preparan, para disfrutar la vida. En el grado en el que lo disfruten, así mismo los niños lo harán, en su momento. Será nuestra obligación regresar a los niños, felices y contentos. Recuerden que serán un ejemplo a seguir, los ídolos de los pequeños: un espejo para los niños”, finalizó.




Bookmark and Share

0 comentarios: