viernes, 30 de abril de 2010

CONSECUENCIAS DE UN MAL RECORTE

Por Federico López Sosa
México (Aunam). A casi un año del recorte del uno por ciento al presupuesto de Universidad Nacional Autónoma de México, las limitaciones económicas comienzan a ser un factor determinante para la ciencia y las actividades del Instituto de Ecología (IE) de la UNAM.

En entrevista para la AUNAM, Daniel Zamora, secretario administrativo del Instituto de Ecología, afirmó que el recorte al presupuesto de la UNAM afectó notablemente al instituto. Y señaló, que por este motivo se detuvieron muchos proyectos de investigación, así como la construcción de nuevas instalaciones y laboratorios.

En el Instituto de Ecología las conferencias han disminuido, la razón es que no se puede pagar transporte, hospedaje y comidas a los científicos reconocidos que ya se tenían programados.

A pesar de que los recursos con los que cuenta el IE son cada vez más escasos y las exigencias son mayores, el secretario administrativo destacó la labor que se realiza para ahorrar gastos innecesarios.

Y externó: “en las instalaciones tratamos de ser más eficientes, cambiamos los focos de luz, el uso de agua, vasos personales, rellenamos los garrafones de agua, apagamos las luces, utilizamos productos biodegradables; ya que a la larga estos gastos producen más gastos”.

Por último, dejó claro que los más afectados han sido los investigadores. “Los investigadores siempre están buscando apoyo y con quien pueden participar, existen proyectos en comunión con el gobierno federal y estatal, así como programas con en Consejo Nacional de ciencia y Tecnología. Pero son pocos, ya que tuvimos que darles prioridad a los experimentos e investigaciones que ya se realizaban antes del recorte al presupuesto”.

El recorte que realizó el gobierno del presidente Felipe Calderón Hinojosa a la UNAM, tuvo un impacto en el IE, al cual le disminuyó entre un cinco o diez por ciento, lo que equivale anualmente a 1 ó 2 millones de pesos.




Bookmark and Share

0 comentarios: