jueves, 4 de marzo de 2010

MANUEL ACUÑA, DE CARNE Y HUESO: CESAR GÜEMES

Por Luis Alberto Navarro Pérez
México (Aunam). Escribir sobre Manuel Acuña lo hizo de carne y hueso, refirió Cesar Güemes, al narrar que cuando investigó sobre la vida del escritor y poeta mexicano fue desvirtuando esa imagen enaltecida “que se maneja de los personajes de la historia nacional”.

Durante la presentación su libro Cinco Balas para Manuel Acuña, Güemes precisó que “si bien Acuña fue considerado como un hombre mujeriego, ‘más fácil que la tabla del uno’, se enamoró de una mujer llamada Rosario de la Peña, la cual no le correspondió. Ese hecho es una de las hipótesis sobre el suicidio del escritor quien vivió en la Ciudad de México en la segunda mitad del siglo XIX“.

Al preguntarle sobre los principales problemas para realizar su libro señaló que “a diferencia de la novela literaria, donde el autor puede jugar con la historia, en la novela histórica (como es el caso) mi final ya está escrito”. Para solucionar ese problema, agregó, “tuve que investigar”. comparó su trabajo al de un periodista, pues “no podemos mentirle al lector, él es crítico y no perdonaría una falta así”.

El titulo Cinco Balas para Manuel Acuña se debe a que, durante la investigación, Cesar Güemes pudo encontrar que en un momento de la vida del poeta “hubo un revolver marca Patterson, en el cual había cinco balas dirigidas a él”. No detalló más, e invitó al publico a leer su obra para descubrirlo.

En la presentación también estuvo presente el editor del libro, Ramón Córdoba, quien calificó el trabajo del autor como “discreto y proporcional”, al referirse a la forma en que la narrativa del libro nos “traslada a esa época del México de carretas y caminos empedrados”; además, sumó a su explicación que las líneas del libro no son “hollywoodenses”. es decir, no exageran la realidad, sino la retratan.




Bookmark and Share

0 comentarios: