jueves, 28 de mayo de 2009

MUSEO DEL AGUA: AL RESCATE DEL AGUA Y TÉCNICAS DE CULTIVO MESOAMERICANO

  • Un museo sin prioridad estética
  • El primer museo de este tipo en México
  • Enseñar a reutilizar, valorar y ahorrar el vital líquido su principal tarea
Por Guadalupe Escobedo
México (Aunam). Moverse entre matorrales y cactáceas, disfrutar de una fauna muy peculiar, maravillarse con técnicas antiguas de cultivo, perder la noción del tiempo y espacio, saciarse y nutrirse de excelencias culinarias hechas de amaranto y aprender de los guías y campesinos de la región, son cosas que se pueden hacer en el Centro Mesoamericano del Agua y la Agricultura, mejor conocido como Museo del Agua.

El lugar está ubicado en el kilómetro 63 de la autopista Tehuacan-Oaxaca, el acceso es por la salida Chilac, ubicada en el Km. 60. Pertenece a la zona Mixteca baja, caracterizada por climas predominantemente secos y cálidos que oscilan entre 21° y 32° con lluvias en verano.

A nivel regional, el Museo del Agua pertenece al territorio de la Mixteca Baja, cuyo nombre en mixteco es Ñuniñe, por ser tierra cálida, según Fray Antonio de los Reyes en 1953. Es una región poco conocida ubicada en los límites de los estados de Oaxaca, Guerrero y Puebla.

Luis Balderas Vega, licenciado en Historia Natural por la Universidad Autónoma de Puebla comenta que las “lluvias son escasas, pero suelen ser muy violentas y localizadas en los meses de julio a octubre”. Los habitantes de la región saben esto por lo que siempre intentan sembrar maíz, frijol y otros cultivos básicos en la alimentación cerca de las corrientes de agua, con el riesgo doble de que no haya suficientes lluvias o de que éstas sean cortas o excesivas deslavando terrenos. En tiempos de sequías el calor y la falta de agua suelen ser un problema serio para la población y los animales.

En este sentido, la Institución Alternativas y Procesos de Participación Social A.C. creó el Museo del Agua como un innovador espacio educativo que tiene como objetivos exponer a sus visitantes la problemática general del agua; rescatar y explicar la evolución histórica de la cultura hidro-agro-ecológica que dio origen a las civilizaciones mesoamericanas; recuperar dos elementos fundamentales de la historia del valle de Tehuacan –Cuicatlán (zonas en las que opera) y de la región Mixteca Baja: agua y amaranto.

De esta manera, muestra una visión del presente proponiendo alternativas para solucionar la carencia futura del agua mediante la regeneración ecológica de las cuencas y propiciar que los visitantes durante su recorrido perciban y aprendan a valorar el agua y los cultivos de la región, así como su importancia para la economía de la región Mixteca.
Maqueta gigante: Fuente de educación
El Museo del Agua es el primer museo especializado en el cuidado del agua en México. Es distinto a otros museos. No es como un museo de arte propiamente; su prioridad no es la estética de las imágenes, aunque cuenta con una galería de fotos que muestra a los campesinos y sus logros que han obtenido con los programas de regeneración de agua.

Tampoco es un museo tradicional de ciencia que muestra sistemáticamente la situación actual del agua, sino que presenta la situación a través de contenidos dinámicos: campamentos, turismo cultural y ecológico, difusión cultural, cursos y talleres.

El recorrido se hace a través de una visita guiada donde se exponen las cuencas tributarias (territorio rodeado de alturas montañosas, donde sus aguas afluyen al mismo rio o mar, es tributaria porque es dividida de acuerdo a los escurrimientos naturales del agua, es decir, ríos y mantos acuíferos), así como las técnicas que se utilizan en ellas, por medio de una gran maqueta gigante que facilita la comprensión de la dinámica Hidro-agro-ecológica.

¿En qué consiste la cultura hidro-agro-ecológica? En una zona desértica como la Mixteca Baja el recurso primordial para la vida es el agua. En documentos históricos, que van desde códices mixtecos hasta actas oficiales del gobierno por problemas de agua se demuestra que la historia de la Mixteca Baja, es la historia de la lucha de la humanidad por el agua.

El riego y otras técnicas de capacitación de agua de lluvia y de la humedad del subsuelo fueron básicos en Mesoamérica, ya que permitieron el acortamiento del periodo de descanso de los terrenos, al proporcionar las humedades suficientes así como nutrientes adicionales para su uso más frecuente.

En este sentido, el riego adquirió gran importancia especialmente en los altiplanos, en donde tuvo una amplia distribución. Los antiguos agricultores del valle de Tehuacan dominaron también la técnica de construcción de terrazas para retener el suelo y la humedad, luego sembraron sus parcelas en las laderas de las colonias. Por medio de un complejo sistema de canales, llevaron agua de los manantiales del valle medio hasta los lugares lejanos para el cultivo del valle bajo.

Todos estos conocimientos y técnicas conformaron un modelo de organización social que operó exitosamente en sistema hidro-agro-ecológico del valle como un todo unitario. Alternativas busca aplicar esta cultura en la sociedad actual.

Alternativas como institución promueve la participación organizada de la población, utilizando una metodología con enfoque educativo. Incorpora la experiencia de los pueblos campesinos de la Mixteca Baja en construcción de terrazas, canales y presas para conservar y aprovechar suelos, agua y veg3etación.

La ingeniera María de la Luz Díaz Durán afirma que la institución no pertenece a ninguna estancia gubernamental, por lo que las obras que hacen son sustentadas por benefactores y las ganancias que se obtiene por la venta de amaranto y lombricomposta. Para construir las cuencas, los campesinos beneficiados por ellas proporcionan su mano de obra.

Desde su fundación en 1980, ha mejorado significativamente la calidad de vida de los habitantes de la Mixteca Baja gracias a las obras que Alternativas ha hecho en su beneficio. Las estadísticas demuestran que se han creado 32 cuencas tributarias, beneficiando estas a 193. 707 habitantes que ocupan 71 pueblos de Oaxaca y 120 de Puebla; un territorio total de 8,000 kilómetros cuadrados.
Problemática actual del agua
Durán explica la problemática actual del agua: “los mantos acuíferos son como esponjas que se han ido saturando e agua gracias a las filtraciones de agua superficial y a los escurrimientos subterráneos. De manera natural, estas esponjas se van recargando con el agua de lluvia y otras fuentes que se filtran al subsuelo, pero cuando se extrae más de lo que reciben se sobreexplota el recurso, eso es lo estamos haciendo; por eso Alternativas lucha contra la escasez del agua y trata de regenerar estos mantos acuíferos.”

Así mismo aseguró que hace falta en México difundir una buena cultura del cuidado del agua. "Para eso, hay que enseñar qué es el agua, esto puede sonar absurdo, pero no es así. Intenta responder esto ¿sabes exactamente de dónde proviene el agua que llega a tu casa? ¿qué información tienes acerca de todo lo que se hace para abastecer de agua ciudades como el Distrito Federal? ¿Sabes qué sustancias contaminantes no deben verterse al drenaje? Si ignoras las respuestas es que en realidad no sabes qué es el agua".

Esa es la principal tarea del El Museo del Agua: enseñar a reutilizar valorar y ahorrar el vital líquido que está a punto de agotarse.

0 comentarios: