lunes, 25 de mayo de 2009

¡PUMAS A LA FINAL!…. “CHELISES” Y CONTENTOS

  • Darío Verón fue el héroe para los universitarios
  • Pumas buscara su sexto titulo en primera división
Por Isaid Mera
México (Aunam). Con dramatismo nuevamente, Pumas llega a la final con gol de último minuto de Darío Verón; los heroicos poblanos que le dieron color y animaron el torneo, se quedaron sembrados en el camino. Con esto, los universitarios acceden a su segunda final en cuatro torneos.

Apenas al minuto dos, Dante López pudo sentenciar la eliminatoria, pues se escabulló solo frente a Jorge Villalpando, pero su disparo salió apenas afuera de la cabaña poblana; a la siguiente jugada, el árbitro Marco Rodríguez compró un clavado de Sergio Pérez y decretó la pena máxima, que convirtiera el mismo jugador camotero. Se cumplía el adagio futbolero: gol fallado, gol en contra.

Pumas parecía querer darle vida a Puebla, al minuto 12, Ismael Iñiguez fallaba el segundo mano a mano de los universitarios, esta vez voló su disparo, a raíz de este yerro Puebla se acomodó mejor y controló el partido, el cuadro del pedregal era maniatado sin encontrar respuesta a lo que ocurría en la cancha.


Al minuto 29 Puebla le daba vuelta a la eliminatoria, el renovado Daniel Osorno sacó un zurdazo impresionante que no pudo detener Sergio Bernal y así decretaba el 2-0 en el marcador, el 3-2 global, con este resultado la franja se metía a la final, Pumas seguía dormido en el Olímpico Universitario.


Antes de terminar el primer tiempo, Universidad tuvo otra de gol, pase de Dante López a Martin Bravo que dispara y Villalpando desvía con la pierna a saque de esquina, se terminaba la primera mitad, el Olímpico estaba totalmente silenciado y sólo se escuchaban las porras de los pocos poblanos que asistieron a apoyar a su equipo.

Los fantasmas del pasado rondaban Ciudad Universitaria, las recientes eliminaciones en casa estaban en la memoria de la afición que con nerviosismo esperaba un milagro que los llevase a la final del clausura 2009.

Empezó el segundo tiempo y con él, el dominio auriazul, y la cátedra de defensa de los poblanos, iba y venia el cuadro del Pedregal pero no lograba encontrar un hueco en la zaga.

Al minuto 61 Bernal salvó la eliminación de Pumas, en un tiro de esquina la pelota sale rebotada, le queda a Duilio Davino que a quemarropa dispara y el arquero universitario tapa, Pumas seguía vivo y ahora era Puebla el que perdonaba a Universidad.

Ricardo Ferreti mandó tres cambios, ingresaron Palencia, David Cabrera y David Toledo, pero el juego seguía la misma tónica, el drama inundaba el Oímpico Universitario, y los jugadores se nublaban, no encontraban ideas haciendo fácil la labor defensiva del equipo del “Chelis”.


Se acercaba el minuto 90, Pumas buscaba con el último suspiro la jugada que lo llevara a la final, Puebla aguardaba y se sentía finalista, pero una vez más existió un héroe en el estadio de Ciudad Universitaria. Centro de Israel Castro la pelota llega hasta segundo poste donde aparece Darío, el gran Darío Verón, remata de cabeza venciendo al arquero poblano. ¡Gol de Pumas!, ¡Gol que vale una final!.


El primero en explotar en júbilo –raro en él- fue “Tuca” Ferreti, levantando las manos al cielo, en señal de agradecimiento, y manoteando pero esta vez para celebrar el tanto universitario, en la grada las lagrimas eran de felicidad, cuando un minuto antes eran de tristeza y frustración, en el banderín del tiro de esquina los artífices del miagro, los jugadores de Pumas, se abrazaban en una “bolita”, el goya se oía más fuerte que nunca.

A raíz del tanto, el monstruo de cemento volvió a tener vida, gracias a cada uno de los asistentes, que brincaban, gritaban, y cantaban, felices por el pase a la final. El equipo de la franja cayó más que dignamente en la semifinal, le demostraron a México lo que es pelear con orgullo, el hacer las cosas con el corazón, con el alma, emocionaron y entusiasmaron a todo el país, un gran reconocimiento al equipo de José Luis Sánchez Solá, por el futbol que mostraron.

Ahora Pumas enfrentara a Pachuca en el duelo que dará el nuevo monarca del futbol mexicano, final inédita en la historia. Con sufrimiento, Pumas se fue del estadio Olímpico Universitario, “chelis” y contento.

Fotos: Club Universidad Nacional

0 comentarios: