viernes, 29 de mayo de 2009

PUMAS ACECHA EL CAMPEONATO

  • El estadio Olímpico de CU se vistió de gala para la ida de la gran final
  • Dante López cazó a los Tuzos, los felinos llegan con ventaja al encuentro definitivo
Por Isaid Mera
México (Aunam). Los Pumas ganaron el partido de ida de la gran final del torneo clausura 2009, 1-0 a los Tuzos del Pachuca, en un partido muy disputado, donde el cuadro del Pedregal fue superior en la primera parte, y en la segunda los hidalguenses emparejaron el encuentro, los felinos se acercan al campeonato gracias al gol de Dante López.

Al principio del partido la lluvia intensa que cayó en Ciudad Universitaria fue la protagonista, haciendo más ríspido pero emotivo el juego, la afición universitaria llenó hasta las lámparas el estadio Olímpico, que también podría ser llamado “el campo de los milagros”, gracias a que en los juegos de cuartos de final y semifinales, goles de último minuto, verdaderos milagros, le dieron el pase a Pumas llegando a la instancia definitiva.

Cuando mejor se acomodaba en el campo Pachuca cometieron un grave error en media cancha. Un mal pase dejó con el balón a Francisco Palencia, quien condujo el esférico para después servirlo a David Toledo en los linderos del área, este dispara y Miguel Calero tapa el envío, pero dejándolo en el centro donde llega Dante López, controla y dispara a quema ropa mandando el balón al fondo de las redes, ¡gol de Pumas!



Si de por si la grada cantaba, brincaba y festejaba cualquier jugada del cuadro del Pedregal, con el tanto, la fiesta se hizo mayor. No era para menos, la ilusión del título se sentía más cerca, los sueños que han tenido durante todo el campeonato se podían palpar más con el gol del paraguayo camiseta número nueve.

Los Tuzos se percibían incómodos, no hallaron el rumbo en la primera mitad, Pumas los perseguía e incomodaba en cada rincón de la cancha, cada que las figuras del cuadro de Hidalgo, Cristian “Chaco” Giménez o Damián “La Chilindrina” Álvarez tomaban el balón, dos y hasta tres universitarios les salían a la marca haciendo imposible que provocaran una jugada de peligro.

Para la segunda mitad, Enrique Meza movió el ajedrez metiendo a Luis Montes por el seleccionado nacional “Chema” Cárdenas, que pasó inédito durante el primer lapso; este movimiento le resultó, pues ahora los Tuzos controlaban el partido y lograron echar atrás a los universitarios. En su intento por generar más peligro, el “Profe” cambio a Ulises Mendívil, que salió con las gafas oscuras al estadio de CU, por el guaraní Edgar Benítez.

A pesar del monopolio de la pelota de Pachuca, Pumas pudo acrecentar la ventaja en un error de Javier Muñoz Mustafá que pierde la pelota con Ismael Iñiguez, este se enfila solo rumbo al arco de Miguel Calero, pero saca un tiro chorreado que se abre por el poste derecho del colombiano, se salvaba el tuzo.


Pachuca tuvo dos jugadas de gol consecutivas, al minuto 65, Damián Álvarez dispara bombeado pero Sergio Bernal hace una atajada espectacular que manda el esférico a saque de esquina; en el cobro de éste, Muñoz Mustafá remata solo en el área chica, pero su cabezazo sale apenas arriba del marco universitario.

Todavía al minuto 73, “Chaco” Giménez dispara al arco felino pero de nueva cuenta el arquero puma resuelve bien la acción rechazando el balón, si en el primer tiempo la ventaja de los felinos fue corta debido al abrumador dominio sobre Pachuca, en el segundo lapso los Tuzos perdonaron a los locales al no marcar la igualada.

Leandro reapareció y pudo jugar sus primeros minutos en esta liguilla. Entró por Dante López, al minuto 70, a su ingreso levantó a toda la fanaticada azul y oro, pues saben que su mejor hombre está de vuelta y de mucha ayuda será en el juego final.


El arbitro Francisco Chacón, de buen trabajo por cierto, pidió el balón en un saque de manos, acto seguido señaló el final del partido, estallando una vez más en júbilo el Olímpico.

Por el festejo, pues este triunfo los acerca más a la sexta estrella, los goyas retumbaron en cada rincón del inmueble y los jugadores en el centro del campo se abrazaron por esta ventaja, corta, pero al fin ventaja, que llevarán al estadio Hidalgo.

El próximo domingo en “El Huracán” de Pachuca se habrá de conocer al nuevo campeón del futbol mexicano. Pumas está cerca, pero los Tuzos, con el apoyo de su público, trataran de revertir el marcador y regalar a su gente el título; mientras tanto, la afición auriazul puede seguir soñando con un trofeo, por el cual han esperado más de cuatro años, pues su equipo acecha la corona.


Fotos: Club Universidad Nacional

0 comentarios: