jueves, 28 de mayo de 2009

IMPOSIBLE BAJAR LA GUARDIA ANTE LA INFLUENZA: PABLO KURI MORALES

  • Analizan en conferencia el virus de la influenza a fondo
  • Virus parecidos han tenido consecuencias catastróficas para la humanidad
Por Miriam Meza Martínez
México (Aunam). Virus parecidos a la influenza humana han tenido consecuencias catastróficas para la humanidad, afirmó el doctor Pablo Kuri Morales, en la conferencia organizada por el Seminario del Doctorado de Ciencias de la Salud del Campo de Estudio en Epidemiología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Y es que, aseguró el investigador, algunas cifras son escandalosas, por ejemplo las de la “Gripe Española” en 1918, causada por el A (H1N1) de origen aviar, que dejó entre 40 y 100 millones de muertes en todo el mundo, cuyos afectados principalmente fueron individuos de entre 25 y 35 años, también era un tipo de virus A, el cual “causa enfermedad grave en seres humanos y se transmite eficientemente de persona a persona”.

En 1957 atacó la “Gripe Asiática A (H2N2)” que generó 2 millones de muertes en todo el mundo afectando principalmente a niños y adultos mayores; y finalmente en 1968 apareció el virus A (H3N2) que también ocasiono millones de muertes.

Kuri Morales, explicó que “se denomino Pandemia de la Influenza debido a los altos índices de morbilidad y mortalidad en poco tiempo” lo cual generó una sobrecarga en los servicios de salud dando como resultado un problema de seguridad nacional. Fue una epidemia de gran magnitud que afecto a más de dos continentes simultáneamente.

“La importancia de estar preparados para una pandemia, radica en responder adecuadamente a la amenaza, a la seguridad en salud, en aplicar acciones coordinadas entre países, tales como solidaridad, transparencia y confianza; así como priorizar acciones de implementación por parte del gobierno”, advirtió el especialista.

En México, la detección del brote fue la respuesta inmediata para controlar la epidemia y disminuir la capacidad de dispersión con medidas de protección personal; es decir, lavarse las manos constantemente, usar tapabocas, cubrirse con un pañuelo o con las manos al estornudar y evitar lugares concurridos; medidas de atención medica para la detección y el control de casos; y las medidas de distancia social como el cierre inmediato de escuelas de manera temporal.

Hasta el día de hoy se tienen confirmados 12,670 casos en 43 países, de los cuales 4,541 se registraron en México con 83 defunciones, donde las víctimas tenían entre 20 y 54 años de edad y el 60 por ciento de los casos presentaba antecedentes de diabetes y obesidad. Además, la mayor concentración de infectados se presentó en el Distrito Federal con 1,683 casos que registraron 33 defunciones, en donde los principales síntomas fueron tos, fiebre y disnea.

“Lo cierto es que, ante esta epidemia se notó el esfuerzo del gobierno para realizar las acciones correspondientes con el fin de proteger al país. Asimismo, aprendimos a tener modales de higiene personal y aunque poco a poco se normaliza la situación aun no podemos bajar la guardia”, concluyó Kuri.

0 comentarios: