miércoles, 21 de mayo de 2014

PEQUEÑOS INTRUSOS EN EL TOLOACHE

Por Ana Sofía Torres Lomelí

México (Aunam) Los frutos del Toloache están siendo parasitados por escarabajos Trichobaris, pertenecientes a la familia de los curculiónidos (en el mundo hay 350 mil especies y 35 mil 500 en México). De las 13 especies descritas de Trichobaris, sólo se han muestreado cinco en el Instituto de Ecología de la UNAM.

Las hembras horadan la base de la flor, por donde meten los huevecillos; la larva se desarrolla alimentándose de las semillas y luego pupa, es decir, hace un capullo con excremento, en donde se forman los escarabajos que, al siguiente año, parasitan otras plantas.

La bióloga Marisol de la Mora Curiel se encuentra trabajando actualmente con estos escarabajos. Su trabajo consiste en ir por ellos al campo, muestrear las poblaciones, identificar las especies y asociarlas con las plantas, para así poder determinar hace cuánto llegaron a los cultivos.

Al realizar las muestras, obtiene los genes para saber hace cuánto divergieron, cuántas especies hay y si también parasitaron cultivos de importancia económica como tomate, tabaco o papa, en donde también es común encontrar a estos bichitos, los cuales se meten por el tallo.

Gracias a estudios moleculares recientes, se descubrió que la planta se diversificó de otras plantas relacionadas hace 4 millones de años y que los pequeños escarabajos son recientes, afirmó la bióloga de la Mora. También se puede saber el tamaño de la población de las especies, así como si se ha mantenido o expandido.

En México hay once especies de Toloache y su centro de origen y diversificación es en México. Se caracteriza por ser un fruto que altera las funciones neurológicas de todo el que las ingiere; en pocas palabras, es veneno. Sin embargo sus alcaloides no le provocan nada a los escarabajos ya mencionados.

Es común que esta planta crezca en zonas perturbadas, por ejemplo, pueblos o lugares con mucha basura.





Bookmark and Share

0 comentarios: