jueves, 22 de marzo de 2012

JAZZ EN SÚPER 8: LA INSPIRACIÓN MELÓDICA

Por Karina Alcántara Pérez
México (Aunam). Un mundo sobre vampiros y reencuentros, una tarde entre baterías y saxofones, y la historia de un desaparecido pianista y trompetista mexicano fue lo que ofreció Jazz en Súper 8 en el Centro Cultural España.

Patrocinado por la estación de radio 107.9, Horizonte, tuvo como eje central el jazz, una forma musical que está compuesta por ritmos, armonías y melodías que van mezclándose a partir de la improvisación. La primera actividad fue la presentación del documental titulado Alucardos: Retrato de un vampiro, del director Ulises Guzmán.

Este documental, ganador de varios premios, entre los que destacan Mejor película y Mejor dirección en el VI Festival Internacional de Cine Fantástico, llevado en Brasil en el 2011, narra la historia de Lalo y Manolo, dos muchachos que tienen problemas con la sociedad de diferente manera: Manolo, un hermafrodita que padeció de bullying en la escuela, tras participar en las actividades de la iglesia de su colonia, conoce a Eduardo, un joven que quedó huérfano a los siete años, debido a que su padrastro mató a su madre.

Al formar su amistad, encuentren más similitudes sobre su sentir y pensar. Un día, Manolo escucha sobre la película Alucarda, le comenta a Eduardo y al escuchar de qué trata, hacen hasta lo imposible por encontrarla y poder verla. Cuando ya tienen la oportunidad de verla, quedan aún más obsesionados por su historia, sus personajes y director, emprendiendo la búsqueda de éstos. Curiosamente en ese tiempo, el director de esta película, Juan López Moctezuma, a pesar del éxito obtenido en radio y televisión, cae en una enfermedad mental que lo orilló a permanecer en un hospital psiquiátrico.

Una llamada informa a Manolo y Eduardo, “los alucardos”, como se hacen llamar, de esa situación y al llegar ven a Juan López Moctezuma; lo raptan a petición de él y se lo llevan a su casa. Al evidenciarle su fanatismo al director, éste recupera su noción de la realidad y estrechan una amistad que nutre sus vidas como la sangre a los vampiros.

Cabe señalar que este documental va contextualizándose con intervenciones de música jazz, favorita del director de Alucarda. Acabando esta proyección, hubo una sección de preguntas: Manolo, el director, productores y editores del documental fueron a dar más explicaciones sobre su obra; se mencionó la vida actual de los dos protagonistas, el lugar donde se puede ver este material y qué planes tiene el director acerca de la vida de Juan López Moctezuma.

Al terminar las preguntas, el escenario fue ocupado por una batería, un piano, un contrabajo y dos saxofones, elementos primordiales del jazz. Carlos Maldonado, Remi Álvarez, Diego Maroto, Nicolás Santella y Gabriel Puentes conocidos como Chocolate Smoke Gang fusionaron estos instrumentos y expresaron exuberancia e improvisación, provocando una apreciación musical en el público con las canciones: Cometas, Fantasmas, Big bang, Born to bird, Dark chocolat black panter y Boogie stops shuffle.

Posteriormente, el jazz tuvo otra manifestación en el recinto, con el documental Hilario: músico extraviado de Roberto Bolado, que trata sobre la vida de Hilario Sánchez del Carpio, músico chiapaneco que misteriosamente desapareció en 2008, tras salir del hotel en donde trabajaba.

Este documental muestra la vida de este pionero del jazz en México, quien pudo especializarse en la marimba desde muy pequeño y ser también un experto en el piano y la trompeta; tuvo la oportunidad de ir al extranjero, Francia, para mejorar sus habilidades musicales. Ahí, conoció a su entrañable compañera, manager, esposa y único amor, Michelin Chantin.

Tras su unión, Hilario y Micky, como se llamó este dueto artístico, comenzaron a viajar y tocar por diversas partes del país y del mundo. Ellos expresaron su amor por la música, sobre todo del jazz ya que para ellos, era el medio para cantar anécdotas, emociones o sentimientos para todos, al fin y al cabo, su improvisación y carisma lo permitieron.

En 2007 muere Micky, lo que es un duro golpe para el músico, quien decide regresar a Chiapas y empieza a trabajar en el hotel Posada Real de San Cristóbal. Con esto, la incertidumbre sobre qué le paso al músico queda abierta entre los involucrados: los dueños del hotel, familiares, amigos y autoridades del Estado. La especulación sobre su paradero sigue en boga.

Al término de la proyección, hubo una sección de preguntas, donde se cuestionó más sobre la historia de este gran artista y sobre las acciones que ha tenido el gobierno para su localización. Por último, el escenario fue dado al proyecto del guitarrista Alejandro Otaola y la cantante Iraida Noriega, quienes reafirmaron que el jazz es un lenguaje improvisador que deleita los oídos de jóvenes y adultos por su ritmo, melodía y texto.





Bookmark and Share

0 comentarios: