martes, 20 de marzo de 2012

EL TEJIDO POBLANO: PROYECTO CHIHUANIME


Por Nancy Rodríguez Medina
México (Aunam). Rebozos hechos a mano, blusas bordadas, coloridas bufandas, recuerdos con diseños originales y realizados con materiales naturales se encuentran exhibiéndose dentro del Centro Cultural España como parte de la muestra del proyecto Chihuanime; que participa en las actividades Tejedoras de Comunidad.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, esta iniciativa se encarga de presentar proyectos hechos por mujeres indígenas con la finalidad de fortalecer su economía a partir de su trabajo hecho en comunidad. Y cada semana se presenta uno nuevo.

A partir del martes 13 de marzo, los productos hechos por las mujeres de Yohualichan, Puebla están a la venta. Esta región cuenta con un grupo formado por 30 personas, quienes se dedican a ocupar las técnicas tradicionales del tejido de cintura para crear un negocio autosustentable que lleva por nombre Maseual Siuat Xochitujkitinij (Mujeres Indígenas Tejedoras de flor).

El integrante Andrés Pérez dio a conocer el proyecto en nombre de Cecilia Ávila, líder del Chihuanime. Este grupo se integró desde 1980, con la finalidad de capacitar a las mismas mujeres para generar sus propios ingresos y así mejorar sus condiciones de vida.

Cada mes la comunidad se reúne con la finalidad de hablar sobre los gastos realizados, el capital invertido, las ganancias y repartición del trabajo. Las mujeres han recibido capacitación por parte del INEA para aprender a leer y escribir, para no ser engañadas en un futuro. En 1993 se cedió un espacio en el municipio de Yohualichan para crear talleres de costura donde participan mujeres que oscilan en las edades de 30 y 86 años.

Cuatro son los hombres que participan en este proyecto, entre ellos Andrés, quien desde pequeño tuvo la inquietud de aprender el tejido, de esta manera logra que su abuela le enseñe la técnica de bordado. Comentó también sobre las criticas que ha recibido debido a hacer un trabajo aparentemente de mujer, sin embargo también las ventajas que se tiene para crear un rebozo debido a la fuerza.

Los productos expuestos de este proyecto van desde pulseras, rebozos hechos a mano que llevan un tiempo de elaboración de cuatro días, blusas con ponchos y aretes hechos con semillas, juegos de sábanas y baño son algunos de los materiales que se trajeron desde Yohualichan, Puebla a la capital.

Este trabajo estará a la venta hasta el próximo martes 20, donde se dará lugar a la presentación del proyecto ProArte Ayuuk. Productos orgánicos y artesanales Mixes. Santa María Tlahuitoltepec, Mixe, Oaxaca en la Aula 1del Centro Cultural España a las 19:00 horas.






Bookmark and Share

0 comentarios: