lunes, 8 de junio de 2009

INSEMINACIÓN ARTIFICIAL, MÚTIPLES VENTAJAS PARA REPRODUCCIÓN CUNÍCOLA

  • Esta técnica solamente se utiliza en Centros de Investigación como Chapingo, no en granjas comerciales

Por Karina Hernández Mundo
México (Aunam). La aplicación de la Inseminación artificial en el área cunícola representa múltiples ventajas: mejoramiento genético en menor tiempo mediante la utilización de semen proveniente de animales genéticamente superiores; control de la calidad del semen; disminuye riesgo de transmisión de enfermedades venéreas y optimiza el uso de sementales, informó la Médica Veterinaria en Zootecnia, Hilda Jandete Díaz.

En entrevista exclusiva para Aunam, Hilda Jandete Díaz comentó que la inseminación artificial es una técnica que se emplea desde hace muchos años en distintas especies domésticas. En el área cunícola su uso es relativamente reciente en los países europeos. “En México prácticamente no se hace uso de ella, con excepción de las granjas experimentales pertenecientes a la Universidad Autónoma de Chapingo”.

Díaz aclaró que es importante reconocer que la implementación y el uso de la inseminación artificial aún son controversiales, si se considera que no se tiene desarrollada la infraestructura que permita su aplicación en forma masiva. Además de que esta práctica requiere: personal especializado y una rigurosa higiene en todas las operaciones.

“Considero que es necesario propugnar por la utilización de inseminación artificial en los centros docentes y de investigación. De esta manera, posteriormente se podría hacer accesible y factible en las granjas comerciales mexicanas”, recomendó Hilda Jandete.

La Médica Veterinaria subrayó que en la Granja de Conejos del Centro de Enseñanza, Investigación y Extensión en Producción Avícola (CEIEPAV), se usó la técnica de inseminación artificial en el año 2008 con propósitos docentes y de investigación, obteniendo los siguientes resultados:

“Fueron seleccionadas 30 hembras nulíparas y 5 machos de la raza Nueva Zelanda Blanco, con un promedio de 8 y 7 meses de edad, respectivamente”.

“Los machos fueron entrenados para montar con vagina artificial dos veces por semana durante 1 mes. Para la extracción del semen, se utilizó una piel de conejo la cual fue colocada sobre el brazo del técnico operador; la vagina artificial permitió recolectar el semen, el cual fue evaluado macroscópicamente mediante observación directa”, describió Jandete Díaz.

Para inseminar a las conejas se utilizaron pipetas desechables propias para bovino, adaptándolas a las proporciones consideradas adecuadas; se utilizó una jeringa graduada de inseminación con un adaptador de goma. Se obtuvo un promedio de 6 gazapos (cría de conejo) de los cuáles seis fueron destetados por hembra (cuando se les retira de la jaula de su madre).

“La inseminación artificial es relativamente sencilla, sin embargo se requiere de cierta destreza y habilidad por parte del operador. Habría que evaluar el uso de hormonas para inducir la ovulación en cuanto costo beneficio”, concluyó la médica veterinaria G. Hilda Jandete Díaz.

0 comentarios: