martes, 9 de junio de 2009

EL EROTISMO Y LA INTOLERANCIA DESCRIBEN LA OBRA EDUARDO II

Por Viridiana Brito
México (Aunam) ¿Qué sería capaz de hacer un hombre por retener a la persona que ama? Seguramente todo lo que esté en sus manos, o al menos eso hace Eduardo II, Rey de Inglaterra, quien cegado por el amor y la pasión, olvida sus funciones reales y dedica todo su tiempo y riquezas a luchar por mantener a su lado a su fiel amigo y gran amor, Gaveston.

La puesta en escena Eduardo II, clásico del teatro isabelino de Christopher Marlowe, con la traducción de Alfredo Michel, bajo la dirección de Martín Acosta, aborda la historia de un amor que no es aceptado por los nobles, por tratarse de una relación entre dos hombres, uno nombrado Rey de Inglaterra y otro catalogado de traidor por la corte.

El repudio a la homosexualidad, la lucha por guardar las apariencias y las acciones por obtener el poder, son los contenidos centrales de esta obra, la cual permite al público hacer una reflexión sobre la actualidad de los temas presentados, los cuales, a pesar, de encontrarnos en el siglo XXI tienen vigencia en las sociedades actuales.

Durante cuatro horas los asistentes pueden disfrutar de un excelente trabajo por parte de los 20 actores que participan en la obra, 18 de ellos hombres, quienes demostrando su profesionalismo, escenifican escenas con un contenido sexual explícito.

Por su fastuosidad destacan la escenografía, utilería y vestuario, que llenan de color y ambiente el escenario del teatro Jiménez Rueda. Eduardo II es una obra realizada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Nacional de Bellas Artes, con una coproducción de parte de la Coordinación Nacional de Teatro del INBA, Teatro UNAM, The Anglo Mexican Foundation, Fundación Bancomer y Teatro de Arena.

Hasta el 5 de julio, Eduardo II se presenta en el Teatro Julio Jiménez Rueda, de jueves a domingo a las 18:00 hrs. Las recomendaciones generales para los espectadores son: asistir con una mentalidad abierta y ser mayor de quince años.

0 comentarios: