miércoles, 10 de junio de 2009

MÉXICO ESPERA DRAMÁTICOS ESCENARIOS EN MACROECONOMÍA: EDUARDO LORÍA

Por Abraham Ramírez Aguayo
México (Aunam). Los aspectos macroeconómicos de México para el periodo 2009-2010 afrontaran un panorama sombrío, esto fue la premisa que expuso Eduardo Loría Díaz en la reunión trimestral del Centro de Modelistica y Pronósticos Económicos (CEMPE).

Eduardo Loría coordinador del CEMPE, en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicó que la situación global actual golpea con agresividad a todas las economías del mundo y en particular a México.

“El presente escenario hace que se vuelva de suma actualidad lo que Paul Krugnam, Premio Nobel de Economía, denomina el regreso de la economía de la depresión”, comentó Loría cuando describió que el escenario actual se compone por una fuerte depresión la cual puede llevar a una deflación, la cual es un panorama donde la recesión económica es profunda y se tiene una caída generalizada de precios; lo cual da como resultado el desplome de diversas actividades económicas.

Asimismo Loría Díaz expuso que si se toman en cuenta los eventos de los últimos meses y se considera que las variables están en ciada libre, las políticas keynesianas ortodoxas, es decir políticas monetarias y fiscales expansivas, parecen ser insuficientes ante las dimensiones dramáticas que han alcanzado los datos macroeconómicos.

Declaró que el problema afecta particularmente a México por su profunda integración comercial, productiva y financiera con Estados Unidos.

Puntualizó que en general la nación visualiza un escenario macroeconómico nacional sumamente contractivo, para 2009 y 2010, que afectará rezagadamente los ingresos fiscales, junto con las variables de empleo, desempleo y salarios.

“Para nuestro país serán determinantes: la evolución de las remesas; el efecto de comercio (la diversificación de mercados) que se derive de las depreciaciones bancarias y los efectos diferenciados de la depresión; el avance que tengan las reformas estructurales internas; el efecto de la inseguridad sobre las variables macroeconómicas como turismo e inversión privada y por último se dependerá de la estabilidad social que resulte de todos los factores anteriores” indicó Loría Díaz.

Por último Eduardo Loría recordó lo expuesto por Oliver Blanchard, economista en jefe del Fondo Monetario Internacional, para solventar el panorama. Él miembro del FMI mencionó que se tiene que hacer todo lo posible para evitar que los mercados se ajusten por sí mismos; es decir, intervenir a toda costa para detener la caída de la demanda y, por consiguiente de la oferta. “Se debe actuar con rapidez y sin menoscabo de cualquier costo fiscal” aludió al final Loría.

0 comentarios: