martes, 19 de marzo de 2019

EL CONCEPTO “FEMINAZI”, UNA MALA LECTURA DEL FEMINISMO

Por: Daniela Itzel Nieto Muciño
Ciudad de México (Aunam). Alba Pons Rabasa, Gerardo Mejía Núñez y Silvia L. Gil compartieron sus experiencias, hallazgos de investigación dentro del conocimiento y metodología del feminismo, en la vigesimoquinta edición del Coloquio Internacional de Estudios de Género “La investigación feminista hoy: perspectivas, innovaciones, desafíos” que organizó el Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) de la Universidad Nacional Autónoma de México.


En las salas de la Torre de Humanidades II, los expertos en materia de feminismos dieron inicio a la primera mesa del Coloquio Internacional de Estudios de Género. El objetivo de estas charlas fue ampliar el conocimiento del público y poder convenir en la actualidad del feminismo, como una forma de pensar las relaciones políticas que permean a toda una comunidad dividida por las capacidades de cada uno de los géneros humanos.

Gerardo Mejía Nuñez, futuro doctor en Ciencia Política por parte de la UNAM, quien es asesorado en su tesis por Alba Pons y Silvia Gil, habló sobre la forma de pensar feminista en su papel de visibilizar a las mujeres para ser consideradas como actrices y constructoras de un aparato político contemporáneo.

Señaló que la desigualdad de género y las políticas actuales están destinadas a poner barreras a epistemologías feministas.

Al hablar de la reproducción institucional del discurso antifeminista, Mejía Núñez señaló que el término “feminazi”, popularizado en redes sociales latinoamericanas, es resultado de “una mala lectura del feminismo. Tiene que ver con que probablemente, quienes han tenido más difusión en los medios, son los que tienen argumentos contrarios al feminismo, como sectores conservadores que históricamente han tenido más espacios de difusión y parece ser resuenan más sus argumentos”.

Durante su interacción, Silvia Gil, doctora en Filosofía por la Universidad Autónoma de Madrid, como premisa, habló de los componentes de los movimientos feministas hoy en día, las cuales se empatan con la lógica del poder contemporáneo y la búsqueda de “nuevas formas de estar juntos y juntas”.


El devenir feminista, según Gil, corresponde a que el feminismo permea el contexto social actual. Habló de los nudos comunes encontrados en los medios, las instituciones y la cotidianeidad, por ejemplo, la violencia hacia las mujeres y el movimiento “Ni una menos”, el paro en las universidades de Latinoamérica y la discusión sobre la legalización del aborto, como la lucha por la autonomía del cuerpo femenino ante los aparatos de justicia.

En su opinión, estos sucesos definen al feminismo contemporáneo y lo centralizan como punto de partida de la justicia, la igualdad y cuidado de la vida humana en cuanto a individuos y comunidades subyugadas al capitalismo.

Para Silvia Gil, es necesaria la “feminización de la política”, para una reapropiación de la misma, con fines de transformarla en una donde los conflictos no se resuelvan en desigualdades y se reconozca la interdependencia entre agentes de la sociedad.

Mencionó la concepción equívoca de algunas personas acerca del feminismo como un movimiento exclusivo de las mujeres. “Se nos olvida que el feminismo es algo que ayuda a tener una sociedad mejor, no podemos contar con una sociedad ni democrática ni igualitaria y/o justa en la medida en que hay un colectivo social entero viviendo en la desigualdad”.

Terminó por declarar que “apostar por el feminismo es apostar por una sociedad diferente para todos”.

Por su parte, la ponente Alba Pons Rabasa expuso su trabajo con la comunidad Trans y las relaciones interpersonales dentro del poder de afectar y ser afectadas. La académica, egresada de la Universidad de Barcelona, resaltó la importancia de la experiencia corporal en la dimensión afectiva de la vida social cambiante, sin importar el género de la persona para reconstruir los papeles impuestos por la sociedad a hombres y mujeres.

En esta mesa, cada uno de los ponentes externó su visión sobre el feminismo a través de sus investigaciones a lo largo de sus estudios. Los tres coincidieron en la actualidad de los relatos y las problemáticas planteadas por feministas, siendo éstas resultado del sistema político, social y económico actual, que no solo afecta a las mujeres, sino a la sociedad en conjunto.





Bookmark and Share

0 comentarios: