domingo, 2 de abril de 2017

ESTUDIAR SIN PREJUICIOS A FIDEL Y LA REVOLUCIÓN CUBANA: ESPECIALISTAS

Por Liliana Quiroz Zavala
Ciudad de México (Aunam). “Es difícil acercarse a un público como ustedes, porque ustedes representan a la generación del fin de la historia y de las ideologías. La noción de que Castro fue un dictador es lo que se han creído, porque a la difusión de esta idea el imperio se ha dedicado” expresó el profesor Pablo A. Mariñes en la conferencia “El legado de Fidel”.


Diversos académicos se reunieron en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM para analizar los discursos, pensamientos y acciones políticas del líder revolucionario que falleció en noviembre de 2016 a los 90 años.

Verónica López, maestra en la FCPyS, destacó la realización de esta conferencia como una oportunidad de interpelación con los jóvenes universitarios para que puedan estudiar el proceso de la revolución cubana como analistas sociales y lo que este proceso significó para el mundo.

“Tenemos que no solamente comprender el enorme esfuerzo y creatividad humanas conjuntas que trabajaron para lograr este proyecto, sino también rescatar sus enseñanzas para enfrentar nuestro futuro como pueblos latinoamericanos”.

Por su parte Nayar López Castellanos, investigador del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA), destacó los logros de Fidel Castro en la isla caribeña durante sus 47 años en el poder.

“El poner por delante el bienestar colectivo y no el individual; la determinación por la justicia social y el internacionalismo; el humanismo, el altruismo y la dignidad. El ejemplo de que la revolución es posible y de que no hay fuerza capaz de frenar la lucha emancipadora de los pueblos; el pueblo cubano y su conquista, ese fue el gran legado de Fidel”.

Una prueba de la herencia de la revolución en la isla es el hecho de que Cuba es el único país del mundo sin desnutrición infantil. Además, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el sistema de salud cubano es un ejemplo para el mundo. Cuba es también el país que destina el 54 por ciento del presupuesto nacional a servicios sociales, asigna la mayor cantidad de su Producto Interno Bruto a la educación y que cuenta con los mayores índicies de desarrollo humano.

Los expositores recomendaron a la audiencia entender a Fidel como un hombre a la altura de las circunstancias; aprender de su legado de verad, honradez y principios éticos; y el pensar sin perjuicios, sin renunciar a la utopía, combatiendo así la afirmación de que el comandante en jefe era un tirano. “Fidel fue el compañero y el amigo, el nuevo Quijote de la América fortalecido con la horda de David”, concluyó Mariñez.

Bookmark and Share

0 comentarios: