viernes, 7 de abril de 2017

COLABORACIÓN Y FINANCIAMIENTO, RETOS DEL PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN

Por Diego Caso
Ciudad de México (Aunam). El periodismo de investigación enfrenta retos que pueden superarse a través de la colaboración, la multidisciplina y métodos de financiamiento seguros, coincidieron periodistas y especialistas durante su participación en el foro “Resistencia y memoria: la libertad de expresión en el mundo”.


En el Centro Cultural de España en México, Ewald Scharfenberg Ypis, corresponsal en Venezuela del diario El País, mencionó la labor realizada alrededor de los Panama papers –los 11.5 millones de documentos filtrados del bufete de abogados Mossack Fonseca en 2015–, como un ejemplo idóneo de trabajo colaborativo para el periodismo de investigación.

“Los Panama papers también pusieron en relieve la importancia del espíritu colaborativo en el periodismo de investigación que viene. Cada vez las filtraciones van a ser más masivas, sobre temas cada vez más complejos y solamente equipos múltiples y multidisciplinarios van a poder abordarlos”.

Para Jordy Meléndez, director de la asociación civil Factual, además de colaborativo, el periodismo de investigación debe buscar la aportación de profesionistas de campos laborales distintos al del periodista para presentar trabajos más completos.

El periodismo de investigación es “multidisciplinario […] La investigación de los Panama papers no hubiera sido posible sin la participación de programadores y desarrolladores (de software) del más alto nivel. Nunca antes hubo una filtración tan grande, por lo que era necesaria la colaboración y la multidisciplina”.

Por su parte Rafael Cabrera, coautor del libro La casa blanca de Peña Nieto, subrayó las alianzas de Aristegui Noticias con otros medios para asegurar una cobertura mediática relevante, cuando se publicó el reportaje sobre la propiedad construida por Grupo Higa en Lomas de Chapultepec.

“Ese tipo de lazos nos ayudaron bastante (en la difusión) porque sabemos como son los medios en México: si hubiéramos salido solos, nos ignoran. Es una costumbre. Nadie te replica, nadie te da eco en sus páginas”.

Cabrera destacó que La casa blanca de Peña Nieto consiguió un gran impacto gracias todas las personas involucradas en varios aspectos del reportaje; “no hubiera sido lo que fue sin el equipo […] que junta la riqueza del trabajo, por todas las manos y los puntos de vista que participan”.

Daniela Pastrana, directora de la Red de Periodistas de a Pie, apuntó que su organización busca colaborar con medios regionales y nacionales en la difusión de trabajos; aunque es sumamente difícil convencer a los segundos de participar en publicaciones simultáneas.

“Difícilmente un medio nacional, los del distrito federal (sic), aceptan publicar al mismo tiempo, pero bueno esa es la aspiración, que en algún momento lo que pese más sea la información y (entonces) el trabajo se pueda publicar entre varios medios con estas distintas visiones”.

Pastrana añadió que la colaboración en el periodismo de investigación también se da en otras áreas de trabajo, como es el caso de la protección a periodistas, tarea que se logra al coordinarse con organizaciones dedicadas a este aspecto.

“El periodismo de investigación cuesta”

Los ponentes también destinaron parte del debate al tema del financiamiento necesario para el periodismo de investigación. En el caso de Factual, Meléndez expuso que se utiliza un modelo híbrido donde una parte de los ingresos de la organización proviene de la venta de contenidos a otros medios y la otra de fondos internacionales que apoyan las investigaciones periodísticas.

Meléndez también destacó la organización de eventos y foros sobre periodismo como una fuente de ingresos alterna.

“(En Factual) nos hemos dado cuenta que hay universidades, instituciones, empresas que también están dispuestas a apoyar y financiar (al periodismo e investigación). Hoy por hoy, con los cambios en el periodismo, y sobre todo en el periodismo digital, la diversificación (del financiamiento) tiene que ser la aspiración número uno”.

En ese sentido Scharfenberg aportó que si bien la búsqueda de este dinero es necesaria para que los periodistas puedan seguir investigando, se debe verificar que los fondos recibidos no sean “tóxicos”, es decir, que no sean un capital que pueda comprometer la credibilidad del medio beneficiado.

Por su parte Pastrana agregó que una manera de garantizar la entrada de recursos económicos es enfocarse en temas que sean de interés para la sociedad.

“Hay que tener algo bien claro: el periodismo de investigación cuesta. (Entonces) creo que una buena apuesta es justo […] trabajar muy cerca con los temas que le importan a la gente. Creo que aquí hay un buen ejemplo con Adrián (López Ortiz), el director del periódico Noreste. A mi me consta que tienen un arraigo enorme en la comunidad. Eso les permite que la propia gente […] los financie, el que sea un medio tan importante (en su región) que la gente lo necesite”.







Bookmark and Share

0 comentarios: