jueves, 22 de septiembre de 2016

PIDE COMUNIDAD LGBTTTIQ LA RENUNCIA DEL CARDENAL NORBERTO RIVERA

  • Piden Igualdad de condiciones para la adopción
  • “La iglesia predica el amor y está sembrando odio”: Julia Klug
Por Fernanda Velasco
Ciudad de México (Aunam). Cientos de personas de la comunidad LGBTTTIQ (Lesbiana, Gay, Bisexual, Trasgénero, Trasvesti,Transexual, Intersexual y Queer) salieron a las calles para exigir la renuncia del Cardenal Norberto Rivera, por las declaraciones que emitío contra las bodas y la adopción de personas del mismo sexo.


El 11 de septiembre se llevó acabo la “Marcha por la familia”, encabezada por la comunidad LGBTTTIQ en protesta ante las acciones de la movilización denominada Frente Nacional de la familia y organizaciones religiosas, quienes expresaron su repudio a la propuesta del gobierno federal de permitir la adopción a parejas homosexuales en el país.

La marcha partió de Pino Suarez a la Catedral, estuvo integrada por padres de familia, niños y organizaciones como Jovenes LGBT, Marchando juntos, Grupo de padres caminando juntos, Yaaj, Vaqueros del centro de Méxcio, entre otros; que además de la destitución del Cardenal demandaron la igualdad de condiciones para la adopción, el tema sobre la educación sexual en los libros de texto y permitir a los adultos poder registrarse con el nombre que deseen de acuerdo a su sentir.

La activista Julia Klug declaró que “La iglesia predican el amor al projimo y están sembrando odio no podemos permitirlo, que se respete a la comunidad gay y el estado laico […] La iglesia no tiene porque estar proclamando marchas para sembrar el odio que se encarguen de encarcelar a los curas pederastas”.

La marcha culminó en la entrada de la Catedral donde se leyó una carta que será subida a una plataforma digital para recabar firmas, integrantes de la organización Jóvenes LGBT aseguraron que “Estas acciones están provocando un severo daño al tejido social y primordialmente al tejido familiar al introducir elementos de discriminación y reforzar el fanatismo convertido en odio”.

A lo largo del trayecto habitantes de esta zona sacaron sus banderas multiculor en muestra de apoyo hacia la comunidad LGBTTTIQ. La marcha finalizó en la entrada de la catedral metropolitana proclamando diferentes consignas, demandando respecto y los contigentes organziaron un beso colectivo.




Bookmark and Share

0 comentarios: