lunes, 19 de septiembre de 2016

EL PERIODISMO NO ES UNA PROFESIÓN PARA CUALQUIERA: ROYACELLI Y HERNÁNDEZ

  • Requiere vocación y sacrificio, dijeron los egresados de la UNAM
Por Casandra González Mejía
Ciudad de México (Aunam). El periodismo no es una profesión, es un estilo de vida destinado sólo para aquellos que sienten pasión por informar en todo momento y lugar, coincidieron en señalar Geovana Royacelli García y Manuel Hernández Borbolla, al intervenir en la mesa: La práctica periodística, la cual se realizó en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).


La tarea de informar “No es un trabajo destinado a cualquier persona, ya que requiere de mucho sacrificio, compromiso y responsabilidad”, añadió Geovana Royacelli García, al referirse a las cualidades indispensables que debe poseer todo profesional que quiera dedicarse al periodismo; pues que como Manuel Buendía mencionaba “a diferencia de los médicos que pueden enterrar sus errores, los periodistas los publican”, dijo.

La informadora, quien ha laborado para diarios como El Universal, más por más, y que actualmente trabaja para el Senado de la República, consideró también que “es a través del periodismo que la humanidad puede transformarse”; puesto que las noticias, en algunos casos, tienen la capacidad de concientizar a las personas, de volverlas más humanas.

A su vez, Manuel Hernández Borbolla, periodista y comunicólogo egresado de la UNAM, declaró que “el periodismo es una forma de vida”, con la que se pretende que los diferentes hechos, través de la noticia, le puedan significar a la sociedad algo en su vida. Dichas noticias, expresó “cuando son grandes, llaman la atención, independientemente de la forma en cómo sean presentadas”.

Para Hernández Borbolla, actual periodista de Huffington Post México, parte de la labor del periodista radica en la aptitud que tiene para “abrirse paso entre la gente, pues como consideraba el polaco Riszard Kapuscinki: el periodista va a depender de los otros, aquel que no sabe compartir difícilmente puede dedicarse a esta profesión”.

Las personas siempre tienen historias que contar. Lo importante es saber identificar el mensaje, destacó Hernández Borbolla al subrayar la importancia de los lazos que tiene que entablar el periodista con sus fuentes de información personales.

Así, a partir de que se identifica el mensaje, entra en juego la curiosidad e insistencia del periodista para tratar de comprenderlo y transmitirlo a los demás. Dichas acciones requieren de una formación histórica y social vasta, añadió el también comunicólogo.

Al final del intercambio de experiencias, Hernández Borbolla destacó que dentro del periodismo no existe la objetividad como tal, pues siempre ha de estar inmerso el punto de vista personal y la línea editorial del medio para el que se trabaja. “En mi caso como periodista de Huffington Post México, busco argumentar de manera contundente y sólida mi punto de vista, para que tenga sentido lo que escribo”.

La actividad fue organizada por la Agencia Universitaria de noticias (AUNAM), de la FCPyS, con el propósito que los alumnos de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación se acercaran a algunas de las experiencias que puede ofrecer el periodismo una vez concluida la formación académica.


Foto: Twitter: Esmeralda Rodríguez @essm_rm


Bookmark and Share

0 comentarios: