lunes, 19 de septiembre de 2016

EL PERIODISMO: UNA VENTANA AL HUMANISMO

Por Karla García Martínez
Ciudad de México (Aunam). Los expositores de la conferencia “La práctica periodística: un intercambio de experiencias”, mostraron a alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de México, el lado humanístico del periodismo.

Se llevó a cabo el pasado cinco de septiembre el encuentro entre periodistas y alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), con el fin de acercar a los jóvenes al ejercicio periodístico fuera de las aulas. Los participantes de la mesa, Manuel Hernández Borbolla y Giovanna Royacelli García, se esforzaron en mostrar a los estudiantes una imagen del periodismo como estilo de vida más que como profesión.

Hernández Borbolla, es un apasionado del periodismo, incluso desde antes de formarse académicamente en la UNAM, inició su trayectoria profesional en la producción de Televisión Azteca sede San Luis Potosí. Ha trabajado en periódicos como 24 horas y Quadratín, ahora ejerce en la plataforma digital Huffington Post Mexico, gracias a su percepción sobre la caída del soporte impreso.

Royacelli García, es una periodista que ha laborado en diferentes áreas de la comunicación. Inició en la Agencia de noticias de la FCPyS, pero siguió su formación en diarios como El Universal, y Más por más. Actualmente trabaja en el Senado de la República.

Tras las preguntas realizadas por el moderador, Pablo Saldaña, los protagonistas del evento manifestaron que los periodistas son contadores de historias que deben caracterizarse por ser curiosos, analíticos e incisivos. Destacaron frases como “Lo sabroso y divertido es lo que está detrás de lo visible” o “Yo soy reportera, quiero saber, contéstame”.

Manuel Hernández afirmó que las relaciones humanas son fundamentales en el ejercicio de su profesión y que en vastas ocasiones ha recurrido a compañeros de trabajo para completar alguna nota o cubrir un hecho. Por su parte, Royacelli manifestó que el periodismo sirve para ayudar pero que el reportero tiene derecho a guardar su información y formar su propia egoteca.

Los protagonistas de la mesa destacaron que a pesar de considerarse personas normales, no deja de sorprenderles el hecho de encontrarse con gente muy diversa. Expusieron que en un mismo día pueden convivir con el individuo más pobre de la ciudad y entrevistar a un miembro del gobierno federal, porque “todos tienen una historia que contar”.

Compartieron algunas de sus experiencias y anunciaron que las herramientas con las que cuenta un reportero varían según el medio al que pertenecen. “A veces llevas camarógrafo, otras tú grabas, tomas fotos y escribes” afirmó Royacelli García.

Los expositores se dirigieron a los estudiantes para darles algunos consejos si deseaban enfocarse al área periodística. Mencionaron que si bien es importante la formación académica, la experiencia se adquiere en las calles. Los exhortaron a informarse y a que pese a los comentarios de terceros, jamás se queden con dudas. “La peor pregunta es la que no se hace”.



Bookmark and Share

0 comentarios: