lunes, 9 de noviembre de 2015

PEREIRA, ESCRIBIR EN TIEMPOS DE DICTADURA

Por Valeria Monserrat Pioquinto Morales

México (Aunam). Sostiene Pereira, escrito por el italiano Antonio Tabucchi, cuenta la historia de Pereira, un periodista dedicado durante toda su vida a la sección de sucesos, pero que repentinamente recibe el encargo de dirigir la página cultural de un mediocre periódico llamado “el Lisboa”. La historia se desarrolla durante la dictadura de Salazar, lo cual se refleja a lo largo de la historia y tiene repercusión dentro de la misma.

Para poder hacer un análisis más completo de esta obra es también necesario comprender primero el contexto en el que está escrita, por ello (y al igual que en el caso del libro anterior), haremos un breve repaso de la biografía del autor, de la época en la que está escrita y finalmente de la historia desarrollada en el libro.

El autor

Antonio Tabucchi nació en Pisa, Italia, en 1943. Vivió su infancia en casa de los abuelos maternos, en Vecchiano (cerca de Pisa). En el tiempo que estudió en la Universidad de Pisa, Tabucchi viajó por toda Europa.

Conocido sobre todo por sus trabajos sobre el escritor portugués Fernando Pessoa, enseñó Lengua y Literatura Portuguesa en la Universidad italiana de Siena, interés que le vino desde su juventud cuando, de viaje por París, encontró el poemario Tabacaria del poeta portugués

Consiguió con su novela La cabeza perdida de Damasceno Monteiro (1997) la revisión del caso que aparecía en la obra, resolviendo el asesinato de un ciudadano portugués. Tabucchi también practicó el género epistolar, como demuestra su compendio de cartas sin destinatario: Si sta facendo sempre più tardi (2001). Colaboró con diversos medios de comunicación, entre ellos Corriere de la Sera y el diario El País.

Como novelista, alcanzó éxito con Sostiene Pereira, que fue adaptada al cine, al igual que otra de sus obras, Réquiem. Sostiene Pereira obtuvo, además, el Premio Campiello, el Scanno y el Jean Monnet. Fue galardonado asimismo por su novela Notturno Indiano, con el premio francés Médicis étranger; y con el premio español de periodismo Francisco Cerecedo.

Contexto histórico

En mayo de 1926, un golpe de Estado en Portugal depuso al ministro decimocuarto desde que se proclamó la República. A los pocos días de estos sucesos, los dirigentes militares eligieron al general António de Fragoso Carmona para encabezar el nuevo gobierno.

En 1928 Carmona fue nombrado presidente en unas elecciones en las que él era el único candidato. En el mismo año nombró a António de Oliveira Salazar, un profesor de economía de la Universidad de Coimbra, como ministro de Finanzas. Salazar recibió poderes extraordinarios para dar una base solvente a la economía portuguesa.

Salazar tuvo éxito y rápidamente se convirtió en la figura política más importante de Portugal. En 1930 fundó la Unión Nacional, una organización política basada en principios autoritarios. Pasó a ser primer ministro y dictador en 1932 y promulgó una nueva constitución en 1933 por la que se creó el Estado Novo (Estado Nuevo). De esta manera, Portugal se convirtió en un Estado corporativo con una economía planificada, donde no había ninguna posibilidad de llevar a cabo gestos o actos de oposición política.

En 1936, con el inicio de la Guerra Civil en España, Salazar apoyó a los insurrectos dirigidos por el general Francisco Franco. En 1939 Portugal firmó un tratado de amistad de no agresión con España, al cual se le añadió, el 29 de julio de 1940, un protocolo para asegurar la neutralidad de ambos países durante la II Guerra Mundial. Sin embargo, en octubre de 1943, cuando las fuerzas del Eje se debilitaron, Portugal permitió a los aliados utilizar las Azores como base aérea y naval.

Los años de la guerra alteraron considerablemente la economía planificada. Al finalizar el conflicto armado, el desempleo y la pobreza aumentaron de forma alarmante. Se prohibió la actividad de la oposición política a Salazar y los candidatos de la Unión Nacional monopolizaron las elecciones de noviembre de 1945. En mayo de 1947, después de aplastar un intento de revuelta, el gobierno deportó a numerosos dirigentes unionistas y a varios oficiales del Ejército a las islas de Cabo Verde. El mariscal Carmona fue elegido presidente sin oposición en febrero de 1949. Murió en abril de 1951 y fue sucedido en julio por el general Francisco Lopes, un partidario de Salazar.

Durante la década de 1950, Portugal fortaleció las relaciones con Estados Unidos y en 1958 Salazar permitió que un candidato de la oposición, Humberto Delgado, se presentara a la presidencia, pero fue vencido por el candidato gubernamental, el contraalmirante Américo Deus Thomaz, que en 1965 y en 1971 fue reelegido.

A mediados de la década de 1970, varios préstamos extranjeros ayudaron a desarrollar varios proyectos de regadío y construcción de obras públicas. Aunque hubo varias manifestaciones de estudiantes durante este periodo, la oposición política al régimen de Salazar no se organizó.

El libro

Pereira es un hombre que vive en Lisboa y trabaja como periodista en el “Lisboa”, un periódico muy católico, religión a la cual el también atiende. Es un hombre marcado por el tema de la muerte ya que su mujer murió cuando él era muy joven. Se trata de un hombre de edad avanzada, que a pesar de la situación de su país, no quiere tomar parte en temas de política, por lo cual se dedica única y exclusivamente a la cultura.

En cierto momento, Pereira necesita un ayudante para el periódico y contacta con Monteiro Rossi, un joven que a pesar de haber escrito su tesis acerca de la muerte está inequívocamente comprometido con la vida. De igual manera, conoce a Marta, la novia de éste. Se establece así una intensa relación entre el viejo periodista, Monteiro y Marta

La pareja está a favor de la república y a pesar de que Monteiro hace artículos que están contra el régimen político Pereira acepta ayudarles, económicamente primero y luego a esconder a un primo de la policía. Pereira empieza a cambiar y lentamente se convierte en un hombre con ganas de cambiar la situación política de un país y escribir la verdad sobre lo que está pasando. Descubre esta parte de su mismo hablando con el Dr. Cardoso, que conoce en una clínica, y gracias al contacto con la joven pareja.

El clímax sobreviene cuando Monteiro se refugia de la policía en casa de Pereira y es descubierto, le dan una paliza y Monteiro muere. Tras este incidente, Pereira escribe un artículo sobre lo ocurrido, explicando la verdad, aunque irónicamente sin manchar la reputación de la policía salazarista.

El punto principal de la novela es el aspecto político pues ésta transcurre en un momento en el cual (y como ya hemos podido ver en el contexto histórico) se vive en una situación deprimente, donde Portugal está fundamentada bajo una dictadura de régimen estricto. Sin embargo, la gente no está acostumbrada a otro tipo de leyes y conserva sus tradiciones, así que hay muchas dificultades para entender a un gobierno diferente, lo cual no deja ver la posibilidad de lograr un cambio. Asimismo, también se tocan otros temas secundarios que, sin embargo, tienen repercusión dentro de la novela, tales como la muerte, la política, el fanatismo y la fe.








Bookmark and Share

0 comentarios: