martes, 17 de noviembre de 2015

LEANDRO TAUB: UN PROMOTOR DE LA LIBERTAD, LLENO DE FE


Por Leonides Sandoval Castañeda
México (Aunam). Cuando el hombre sea él mismo, cuando se realice, eso será el paraíso en la tierra, no ese espacio inasible que se ofrece a los bienaventurados después de muertos, dice Leandro Taub al finalizar el estreno de su documental Quien soy. Buscando lo esencial, que fue exhibido la tarde y noche del martes 10 de noviembre en el edificio la Asociación Civil Amigos de la Letra Impresa (ALIAC) de la ciudad de México.

Y esa es su misión en la vida, agrega: que los 7 mil 500 millones de habitantes de la tierra sean libres de las ataduras económicas, culturales y sociales tan arraigas en el ser humano en forma de familia, trabajo, educación… antes de que mueran.

Pero para no ser tan pretenciosos --voltea a ver a Luis Álvarez Armenta, el mexicano que dirigió el documental durante los cinco años recientes en diversas ciudades del mundo-- con que haya unos 100 mil divulgadores de estas ideas es suficiente, mientras viva, dice, “aunque no pienso morirme”.

--¿Quién es Leandro Taub?, ¿un filósofo?, ¿un líder religioso?, ¿un promotor de autosuperación?, ¿un guía espiritual? No me queda clara la idea central de tu pensamiento –lanza la pregunta la Agencia Universitaria de Noticias.

--A mí tampoco –responde este argentino que se autodefine como “investigador y artista”, y luego explica que su misión es promover la libertad del individuo.

“Tengo fe en este planeta y en todos los que lo habitamos. Anhelo que logremos completar al mundo: evolucionemos al punto tal que logremos el paraíso en la tierra. Unir al mundo”, señala este artista metafísico, como lo denomina la ALIAC.

“Hay pocas personas en el mundo que tienen el compromiso de ir mejorando el mundo que recibieron: quiero que completemos al mundo. Es mi propósito de vida”, añade, y de su pensamiento, dice: “anhelo que funcione para proteger y mejorar el mundo que hemos recibido”.

Alto, enjuto, Leandro Taub se aparece a las 18:15 horas –45 minutos después de la hora citada para presencia el documental--, se apagan las luces, pero no ese olor a incienso que invade la sala, y empieza la proyección de Quién soy. Buscando lo esencial, basado en la vida y obra del también escritor especializado en investigar la existencia del ser humano y de las cosas, así como en su trabajo y experiencia profesional.

En el cortometraje –dura 1 hora con 25 minutos--, el autor no solo habla de la difícil tarea de entender el porqué de las cosas, reflexiona sobre la importancia de tomar conciencia humana, está enfocado en comprender la existencia del hombre, ¿Qué es la vida?, ¿Qué hay antes de nacer y después de morir? y ¿Cuál es el motivo que nos trajo a este mundo?

Aunque en la cinta la mayor parte del tiempo aparece frente a la pirámide del Sol, en Teotihuacán, los escenarios son variados: lo mismo un parque, el aeropuerto de la ciudad de México, en Tepoztlán, Morelos; acostado y a punto de dormirse, enmascarado comoluchador, desnudo explicando que no hay agua en el hotel y que no puede esperar más para bañarse porque tiene un compromiso temprano.

Al autor le gustan crear frases: “Decorar la jaula no te hace libre”, “El artista no sigue caminos, los crea”, “Nadie llega a su destino siguiendo el camino del otro”, “Las empresas e instituciones que no se humanizan se hacen inútiles y peligrosas para la humanidad”, “Es más sencillo preservar la salud que construir una enfermedad”, “Si el mundo sigue avanzando y tú te quedas, la distancia entre tú y el mundo se amplía”.

Autor de Sabiduría casera (2011), Santo diablo (2012) y La mente oculta (2013) el argentino nacido en Bueno Aires el 5 de mayo de 1983 revela que está próximo a publicar dos libros más: Cuentos para la mente oculta y El anarquista, un texto que se aparta de su estilo, pues será novelesco.

Su compañero de proyecto, el cineasta Luis Álvarez Armenta, también anuncia dos rodajes: uno sobre las mujeres y otro sobre chamanismo en México.

Ése es Leandro Taub, el gurú.






Bookmark and Share

0 comentarios: