miércoles, 14 de mayo de 2014

LA REALIDAD DE SER MADRE EN MÉXICO

Por Alan Osornio
México (Aunam) Cuando se trata del 10 de mayo todo México colapsa. Es la fecha idónea para celebrar a ese ser que nos llevó en su vientre y que nos ha brindado su cuidado, apoyo y comprensión a lo largo de nuestra vida.


En nuestro país, el día de las madres se celebra desde 1922, por iniciativa de José Vasconcelos, entonces Secretario de Educación Pública y Rafael Alducin, fundador del periódico Excélsior.

En esta ocasión el festejo inició con un pequeño susto, ya que la madrugada del diez de mayo, a las 2:36 horas, se suscitó un sismo de magnitud de 5.9 grados. El movimiento telúrico tuvo su epicentro en Tecpan, Guerrero; sin embargo, lo anterior no impidió que los planes del día de las madres se llevaran a cabo sin contratiempos.

Además de las ventas por internet, las calles y puestos ambulantes cambiaron los tonos discretos por adornos florales que oscilaban entre los $150 y hasta los $500, tazas con chocolates en $25 y peluches desde $100.

Junto a los clásicos festejos familiares, el buscador Google se sumó a la conmemoración a través de su clásico doodle. En esta ocasión, su web principal mostró a una mujer leyéndoles un cuento a sus hijos, quienes se mostraban sorprendidos rodeados de un paisaje formado por su imaginación.

Pero, dejando a un lado el sentimentalismo, ¿Qué significa ser madre en México? al reporte “Estado de las madres del mundo 2014”, México se ubica como el país 54 de 178 evaluados en el ranking de las mejores y peores naciones para ser mamá. Para dicho listado se tomaron en cuenta factores como el estatus educativo, económico, de salud y sociopolítico de las madres.

En nuestro país, la Ley Federal del Trabajo dicta un descanso de seis semanas antes y después del partido, a diferencia de las 15 semanas que se dan en Finlandia, primer lugar del conteo.

Asimismo, según cifras oficiales mostradas por Save the Children, durante el año 2012, en México se presentó un índice de 42.3 muertes de madres por cada 100,000 niños nacidos. Los mayores grados de peligro se encuentran en las maternas jóvenes (15 a 19 años) y las mujeres adultas (45 a 49 años), con 46.8 y 73.7 defunciones por cada cien mil nacidos, respectivamente.

En cuanto al aspecto de madres solteras, basados en un informe de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (Endireh) del año 2010, existen 8.2 millones de mujeres de 12 años y más con por lo menos un hijo aún sin estar comprometidas (sean viudas, separadas o divorciadas). De ese poco más de ocho millones, el 20 por ciento vive en pobreza extrema.

Pero eso no es todo, ya que también existe otro factor preocupante: la violencia familiar y laboral. Con base en otro informe de la Endireh, del 2011, el 45 por ciento del total de mujeres con pareja (sean casadas o en unión libre) y con al menos un hijo, dijo haber sido víctima de violencia familiar. El 89 por ciento señaló padecer violencia emocionas, el 56 por ciento económica, el 26 por ciento física y el 12 por ciento sexual.

Referente al ámbito laboral, la Endireh enfatizó que una de cada diez mujeres de 15 años o más, ha padecido por lo menos una vez en su vida violencia en el trabajo. A pesar de que el artículo quinto de la Ley Federal del Trabajo lo prohíbe, el 2 por ciento de las mujeres ha sido despedida al momento de informar que está embarazada. Sin duda cifras preocupantes.







Bookmark and Share

0 comentarios: