martes, 18 de marzo de 2014

LA ÚLTIMA BATALLA POR EL PASE AL REGIONAL

Por Gael González Flores
México (Aunam). La zona deportiva de Ciudad Universitaria nunca se imaginó el ambiente que se viviría alrededor de las 3 de la tarde. 14 Guerreras se dieron cita en la cancha de fútbol rápido con sólo un objetivo en mente: la calificación a la ronda regional de la Universiada 2014.


Los protagonistas de dicha batalla fueron los equipos femeniles representantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la Universidad del Pedregal. Cada escuadra arribó al campo de juego con los rostros llenos de emoción y nervios, sin embargo, estos últimos debieron quedarse en el vestidor ya que, en este partido, el nerviosismo no fue parte de la alineación.

A la par de los movimientos de calentamiento, el público, en su mayoría familiares de las jugadoras, comenzaron a pintar la grada de color. Matracas, carteles, sombrillas y banderas destacaron entre la multitud. La fiesta empezó a tomar forma.

Con las últimas indicaciones dadas por el entrenador, las guerreras se dispusieron a tomar su lugar en el campo de juego. El silenció atrapó esa escena hasta que la árbitro pitó el inicio del encuentro. Las matracas sonaron y a continuación la tradicional “Goya” hizo acto de presencia, la batalla por el pase al regional comenzó.

“Tira desde media”, “tranquila”, “calma” y “corre a la barrera”, fueron las frases que los entrenadores de ambas escuadras repitieron a sus dirigidas. Los nervios que las futbolistas dejaron en la banca, fueron absorbidos por los directores técnicos que, muchas veces, se quedaron con las ganas de saltar al campo y apoyar a sus niñas.

Poco tiempo pasó para que el marcador se inaugurara. Daniela García, delantera y capitana del cuadro visitante, tomó un rebote en plena área para fusilar a la portera puma que momentos antes realizó una mala salida. La concentración no salió de la mente de las jugadoras azul y oro. El gol realizado por el cuadro blanco reavivó las ganas de trascender por parte de las locales quienes después de unos minutos igualaron el marcador.

Fue el turno de la capitana unamita Katya Pérez quién, después de un rebote, empalmó el balón de volea. El lance de la portera de la Universidad del Pedregal sólo hizo más bello el disparo de la jugadora número 7 de las Pumas. El ánimo regresó a la tribuna. Las matracas y los “goyas” volvieron a retumbar. Las Pumas no dejarían escapar la victoria.

Las jugadoras de la Universidad del Pedregal no perdieron el tiempo y desde el inicio del segundo cuarto comenzaron con ataques incesantes al marco azul y oro. La mala puntería y las buenas acciones de parte de la portera local impidieron que el marcador aumentara a favor de las visitantes.

Fue tanta la pasión con la que se jugó, que varias futbolistas tuvieron que salir del campo de juego a causa de una lesión. La más grave fue la de la jugadora número 5 de las Pumas quién tuvo que ser anestesiada para aliviar el dolor. Minutos más tarde, mientras atendían de un golpe a la portera del cuadro blanco, la árbitro advirtió al público que se encontraba a un costado de las bancas que contuviera sus gritos obscenos hacia las jugadoras. Alguien tenía que poner el orden dentro y fuera de la cancha.

El segundo cuarto pasó sin muchas acciones y el medio tiempo dio un merecido descanso a las jugadoras. Mientras sus compañeras y rivales descansaban, la lesionada de las Pumas se acercaba a los árboles detrás de las bancas junto con la doctora del equipo. Todas las miradas apuntaban a ellas cuando de pronto, la jugadora colocó su brazo entre dos ramas de un árbol y el médico reacomodó su hombro ante los rostros impávidos de las personas cercanas a ellas.


Con tal espectáculo de medio tiempo, los presentes ni se percataron que el tercer cuarto comenzó. Ambos cuadros desgastados por el intenso sol que se postró durante todo el partido en el campo, trataron de llegar con peligro a las porterías. Pero fue hasta un tiro libre de Fabiola Machorro que las Pumas encontraron la ventaja que jamás perderían.

Instantes después las jugadoras de la Universidad del Pedregal cometieron la sexta falta y con ello, otorgaron un Shoot out para la escuadra local. Fabiola Machorro fue la encargada de cobrarlo, sin embargo, una buena acción de la guardameta visitante le negó el segundo en su cuenta personal. Las Pumas no podían cantar victoria.

Las futbolistas visitantes no querían bajar los brazos y realizaron varios disparos que poco preocuparon a la defensa unamita. En contra parte, los ataques de las féminas locales fueron más intensos al grado que, de nueva cuenta, Fabiola Machorro anidó el balón en las redes enemigas. La grada explotó de nueva cuenta y esa emoción llegó hasta la banca Puma: “Es nuestro juego” gritó con emoción el director técnico.

El tercer periodo terminó y, tras un rápido cambio de cancha, la última parte del juego empezó. Las dos escuadras dieron el último esfuerzo para su causa, sin embargo, las anotaciones no cayeron. Fue hasta el minuto 34 cuando Katya Pérez aprovechó una mala salida de la guardameta de la Universidad del Pedregal para dar un paso más a la ronda regional de la Universiada 2014.

La cancha de fútbol rápido se había convertido en una fiesta. Desde la banca las “goyas” empezaron a oírse con más confianza. Ni si quiera el gol anotado por Jennifer Mejía por parte del conjunto visitante desanimó a las locales que contestaron con el Hat-trick de la capitana puma Katya Pérez. La calificación estaba decretada.

Con el silbatazo final los abrazos y la alegría colmaron al equipo azul y oro. No importó la lesión en el hombro, rodilla o pierna, todas las niñas quisieron disfrutar de este triunfo como fuera. Juntas se dirigieron a su público que no dejó de alentar en ningún momento y al unísono realizaron un goya que dejó a todos con la piel “de gallina”.

“Hemos adquirido un compromiso mayor. Tenemos que ganar el regional y jugar la Universiada”, concluyó con voz entrecortada el entrenador vencedor. Poco a poco la afición y jugadores abandonaron el recinto deportivo que fue testigo inerte de otra batalla ganada por su equipo femenil.






Bookmark and Share

0 comentarios: