miércoles, 22 de mayo de 2013

UN CARLOS LAZO CON AIRE NEOYORKINO

Por Diana Ramírez Luna
México (Aunam). El Taller Coreográfico de la UNAM, dirigido por Gloria Contreras, se presentó en el Teatro Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura, donde las luces se apagan y se escucha el “tercera llamada”

La primera pieza en ser interpretada, Rapsodia en azul, de George Gershwin, muestra los escenarios y vestuarios neoyorkinos de los años 50, con los bailarines danzando cobijados por las siluetas de los grandes edificios de la urbe; una fiesta visual según la voz narradora, con refinamiento sensual, trazo íntimo y delicado, según la rusa Patricia Vázquez Hall, invitada de la temporada 89.

La siesta de un fauno, de Claude Achille Debussy fue la música que sonorizó el segundo número, donde un terceto de bailarines realiza una danza serena y suave. Las dos bailarinas desbordan sensualidad y el intérprete del fauno hace uso de la fuerza y movimientos estilizados que caracterizan al personaje del fauno. Pieza inmersa en el espíritu de la Grecia clásica que recrea valores inalterables de la belleza.

En el tercer número, Danzas de Rachmaninov, musicalizada con Variaciones sobre un tema de Corelli de Sergei Rachmaninov, vemos a tres bailarinas en escena que a través de vaporosos, sensuales y delicados movimientos parecen flotar en el escenario. No obstante, hacen uso de la fuerza y firmeza de movimientos bien definidos.

En Habanera podemos escuchar la música de Ernesto Lecuona, compositor cubano de melodías como Malagueña. La pareja de bailarines derrocha sensualidad y erotismo en la pista. No dejemos de lado el vestuario típico cubano que se utilizó para la realización de esta pieza, el cual hace que luzca más la tradición con que fue realizada.

Como siempre, el número final fue el más espectacular y en este caso extravagante. A través de Divertimento del beso del hada, de Igor Stravinsky, último número y el cual se realizó en seis movimientos, lució el trabajo de catorce bailarines que de manera armónica conjuntaron sus movimientos. “Abastecimiento interior de tonalidades danzarías”, afirmó Vázquez Hall.

Con un auditorio lleno, los bailarines al lado de Gloria Contreras agradecieron a su público, quien sin falta cada viernes los acompaña en esta aventura dancística.













Bookmark and Share

0 comentarios: