jueves, 23 de mayo de 2013

JOYAS TEXTILES EN OAXACA


Por Diana Ramírez
Oaxaca, Oax. (Aunam). A través de dos maravillosas exposiciones, Joyas de hilo y Las mujeres decentes de la 58, el Museo Textil de Oaxaca presenta en el mes de mayo (y desde abril, para conmemorar su quinto aniversario) una serie de piezas diversas y exquisitas.

En Joyas de hilo: obras maestras del Museo Textil de Oaxaca, podemos observar piezas que datan de principios del siglo XIX y de diversas zonas de México en su mayoría, sin embargo, también podemos ver cojines, colchas, bolsas, etc., provenientes de todos los continentes.

Entre algunas de las piezas mexicanas que se exponen son un traje de china poblana bordado por completo (falda y blusa por frente y detrás, siendo ésta última considerada como la blusa más representativa del siglo XIX), una cigarrera, morrales o servilletas bordadas que se usaban como regalo de las recién casadas hacia sus esposos, fajillas para hombre y mujer, así como colchas, sábanas y hasta una que otra tela que no se sabe para qué se usó, pero que no obstante tienen un trabajo artesanal excepcional.

Esta muestra inició el 27 de abril y estará disponible al público hasta el 6 de septiembre de 2013.

En la exposición Las mujeres decentes de la 58 se muestra un trabajo además de bello, original. El tema central de la exposición es la prostitución, particularmente en el estado de Yucatán, y fue hecho a partir de las entrevistas y fotografías de que el antropólogo Christian Rasmussen realizó y que la bordadora Elena Martínez plasmó en cuadros de tela e hilo. La sala no sólo consta de cuadros, sino de un móvil que simboliza los prostíbulos y de una cama con hilos rojos que se puede interpretar de un sinfín de maneras.


“Supe que detrás de esa sonrisa había un dolor, una frustración… y eso quise plasmar, primero, con un dibujo. Posteriormente lo hice con hilos, como deseando suturar, remendar y bordar esas partes adoloridas de mujeres”, afirma la bordadora, quien realizó un trabajo magnífico. Mucho de ello se sabe porque logra lo que toda obra de arte busca: hace vibrar, pero además, reflexionar.

Aunado a ello, en la sala se puede consultar el libro homónimo de Rasmussen, donde están las entrevistas completas que hizo a cada una de las mujeres que aparecen en los cuadros. La exhibición permanecerá abierta hasta el 31 de julio de 2013.

Si visitas Oaxaca en este verano, no dejes de visitar el Museo Textil de Oaxaca, no te arrepentirás.













Bookmark and Share

0 comentarios: