jueves, 23 de mayo de 2013

RODAR, COMO GATO CALLEJERO


Por Alejandra Ríos de la Fuente
México (Aunam). Imagina a cientos de ciclistas preparándose para desafiar a los semáforos de la Ciudad de México y romper las reglas de circulación necesarias para llegar a cada uno de los check points esparcidos por la ciudad y obtener una estampita o sello para ser el primero en regresar al lugar de origen, la meta, en el menor tiempo posible. Esto es un Alley cat.

Estas carreras, que comúnmente se les llama informales o clandestinas, tienen su origen en Toronto, Canadá, en 1989, las cuales organizaban los ciclomensajeros para enseñar sus destrezas y habilidades al momento de andar en bicicletas dentro de la ciudad. De hecho, la traducción literal de Alley cat es “gato callejero” debido a las hazañas que estos felinos están acostumbrados a realizar en situaciones de calle y, sobre todo, porque conocen cada rincón de su callejón.

En la Ciudad de México, así como en Guadalajara, se han realizado varias carreras de este estilo; pero el grupo ciclista Terremoto Crew, fundado en noviembre de 2011, es quien últimamente ha tenido más poder de convocatoria para este tipo de eventos. En el Alley cat II: Party Hard – Ride Harder, llevado a cabo el pasado sábado 18 de mayo en el Monumento a la Revolución, asistieron aproximadamente 350 ciclistas. En el Alley cat del año pasado fueron alrededor de 150.


De acuerdo con Alejandro Zamora, integrante de dicho grupo, ellos quisieron realizar estas carreras para incluir a todo tipo de ciclistas sin importar sus bicicletas (montaña, ruta, fija…) ya que las carreras originales, generalmente, son llevadas a cabo con bicis de piñón fijo (sin velocidades ni frenos; este vehículo siempre ha de moverse con el pedaleo constante y se frena con pedaleo inverso).

Terremoto Crew es “un grupo de amigos que rodamos por la calle sin restricciones, pasándonos los semáforos y sin seguir las reglas de tránsito. Somos 22 chicos, aproximadamente”, comenta Alejandro Zamora, miembro fundador del grupo, quien además afirma que no tienen apoyo del gobierno, y ni lo quieren.

Para armar sus rutas, retoman ideas de Alley cats del extranjero, debido a que tienen más experiencia. Por ejemplo, el de Nueva York. Aun así, arman su propia estrategia porque, quiénes mejor que ellos para conocer los rumbos y callejones de su ciudad.





Bookmark and Share

0 comentarios: